Dejar caer a Biden para que gobierne Kamala

Ayer NCTV publicó un vídeo en el que, de la mano de Marcial Cuquerella y nuestro corresponsal transatlántico para la Hispanoesfera, Ugo Stornaiolo, se analizaban los últimos acontecimientos en los Estados Unidos, incluido el asalto al Capitolio. Parte del interés de este extenso vídeo es que durante el mismo se ponen sobre el tapete debates y cuestionamientos que están siendo sistemáticamente excluidos de los medios. Si hubo o no hubo fraude en las elecciones presidenciales, por ejemplo. No es que unos medios apunten al sí y otros al no, sino que sencillamente el asunto no se debate. No existe el asunto. Sin embargo, resulta difícil entender lo sucedido con el asalto al Capitolio ignorando la existencia de ese debate, al margen de la postura que cada cual mantenga en ese debate. En esta hora larga de charla con Marcial Cuquerella, al menos, se plantean algunos de los términos de ese debate que ignoran los medios.

x

X

El vídeo, no obstante, resulta asimismo recomendable porque aborda muchas otras cuestiones en relación a este pulso entre Trump y el discurso dominante. A fin de cuentas lo menos interesante de Trump seguramente es el propio Trump, sino el haber llegado a convertirse por una serie de circunstancias en la persona que le ha plantado cara al discurso único. El enorme apoyo que ha tenido Trump, por otro lado, no se explica tanto por la propia figura de Trump como por aglutinar a toda esa parte de la sociedad que se opone a todo ese discurso y, pese a representar a medio país, no tiene otra voz. Al margen de lo que suceda con Trump, su presidencia apunta a un futuro en el que la batalla política se va a dar entre los seguidores del discurso dominante y quienes le planten cara. El resto de políticos y partidos va a resultar bastante prescindible.

X

Otra de las cuestiones inesquivables en esta charla fue la censura y el recorte de libertades en las redes sociales, no ya por el gobierno, sino por las propias empresas que gestionan esas redes sociales. Si no para otra cosa, el mandato de Trump ha servido para que se revele el peligro totalitario de esa capacidad de dirigir el discurso político de un puñado de empresarios del universo mediático. Parecía que las redes sociales habían venido para ampliar la libertad y la pluralidad de discursos, pero ahora el mundo asiste perplejo al intento de los propios dueños de esas redes, cuyo principal atractivo era precisamente ese, de recortar la libertad y pastorear los contenidos, naturalmente para reforzar el discurso dominante y no para combatirlo. Constantemente se cierran cuentas de personas de ideología conservadora, libertaria o derechista, pero lo más llamativo ha sido la censura a la propia cuenta de Trump acusado de incitar a la violencia, ¡justo cuando estaba haciendo un llamamiento -que ha sido censurado- a la calma!

X

x

Más allá de los personajes concretos en cada momento, o del país en el que está sucediendo tal o cual cosa en el último momento, a lo que estamos asistiendo es a un enfrentamiento ideológico planetario. Siendo la batalla global, en realidad lo raro sería que no se pudieran ver en los EEUU las cosas que se pueden ver en Francia, en Chile o en España. En este sentido Trump o Biden no son más que piezas del tablero por las que en un momento pasa el juego, las cuales no dirigen el juego. En el caso particular de Biden, de hecho, la pregunta surgida a lo largo de la charla es la de si no está ya más o menos prevista la sucesión de Kamala Harris. No son pocos los que apuntan a una incipiente incapacidad de Biden, o a su dudosa salud en general, para apuntar la posibilidad de que Kamala Harris, la favorita de la ultraizquierda, se convirtiera en la primera mujer en llegar al despacho oval de la Casa Blanca.

X

Más allá del repaso a la situación estadounidense, Marcial Cuquerella deja a lo largo de la charla una sentencia extraordinariamente descriptiva, al afirmar que el gran pecado de la izquierda es el odio y el de la derecha la pereza, con la diferencia de que el odio lleva a la acción mientras que la pereza conduce a la inactividad. Desde luego este diagnóstico explicaría muchas cosas, aunque profundizar más en él a estas alturas del escrito produce un poco de pereza y sería bueno que les quedaran tiempo y curiosidad para disfrutar el vídeo completo de toda la charla.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.