Pues VOX, estratégicamente, vuelve a ganar con Trump

Las elecciones estadounidenses claramente tienen también una lectura electoral en España. A veces pensamos que lo que sucede aquí es muy singular y muy diferente de lo que sucede en el resto del mundo, pero en realidad casi todas las batallas ideológicas tienen ahora mismo un ámbito global. La CNN no se diferencia en nada de La Sexta. La única diferencia se da entre los que se dan cuenta de que estamos ante una batalla global y los que no.

x

Si en España a alguien le beneficia la victoria de Trump es a VOX. Por un lado, al margen de formas y sutilezas, existe una cierta comunidad en amplios segmentos del discurso entre VOX y Trump. Por otra parte, quienes odian a Trump y quienes odian a VOX son prácticamente los mismos. Si existe alguna duda con las afinidades, VOX y Trump quedan claramente alineados en la mismo bando por sus opuestos.

X

El aguante de Trump es por tanto también un sensible aval para VOX. Todos los medios españoles de izquierda, y buena parte de los de derecha, han afrontado la campaña electoral de los EEUU como si fueran medios estadounidenses hablando para electores de Wisconsin en vez de para españoles, hasta ese punto se han implicado en la campaña contra Trump. El fracaso de la campaña mediática contra Trump es por tanto también un fracaso de los medios españoles que han jugado a nombrar el presidente de los EEUU. El fracaso reputacional es directamente proporcional a la innecesaria implicación con la que han abordado las elecciones de los EEUU.

X

Nadie salvo VOX puede cosechar algún beneficio político por la “resiliencia” de Trump porque todo el mundo ha renegado en mayor o menor medida de Trump, o por lo menos lo que representa Trump, salvo VOX. Que te identifiquen con un perdedor es malo, que te identifiquen con un ganador es bueno. Si, por otro lado, la misma batalla que se libra en los EEUU se libra también aquí, quien encarna en España el discurso alternativo al globalismo izquierdista es VOX. La gente vota a VOX en buena medida por la misma razón por la que en los EEUU vota a Trump. Porque es la alternativa. Allá es la dictadura global izquierdista o Trump, aquí la dictadura global izquierdista o VOX. Hasta cierto punto quienes señalan como enemigo mortal a Trump, o a VOX, les hacen un favor a Trump o a VOX. Quienes hacen ese tipo de señalamiento, al mismo tiempo que lo hacen, están diciendo sin querer que la alternativa a quienes hacen ese señalamiento sólo son VOX o Trump.

X

A fin de cuentas lo que se viene a evidenciar también con VOX, o con Trump, es que hay que empezar a hablar de una América o una España silenciada. Desde luego no tener apenas voz es una gran desventaja, pero el día de las elecciones se revela que esa América silenciada o esa España silenciada está muy lejos de no existir y muy lejos de querer dejarse aplastar. ¿Y a quién le da el voto? Si el que te quiere aplastar dice que su mayor enemigo es Trump o VOX, tú le votas a Trump o a VOX. La victoria hoy de Trump dice además que no es un discurso marginal. Ni el socialismo global era tan fuerte, ni la disidencia tan débil. Todo el que está en la disidencia al socialismo global hoy tiene una pequeña participación en la victoria moral o electoral de Trump.

X

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,14 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja