España protesta

Redacción 13 octubre 2020 Noticias
Imagen de España protesta

España vive una situación extraordinariamente grave a múltiples niveles. Desde luego el sanitario, evidentemente el económico e innegablemente el político. En todos esos frentes avanzamos hacia algún tipo de desastre. Siendo gravísimos, el problema económico y político pasan un tanto inadvertidos, eclipsados por la emergencia sanitaria. En realidad se aprovecha la emergencia sanitaria para que el país que salga de la pandemia se parezca más a Cuba o a Venezuela que a España.

x

x

De un modo u otro, con la excusa de la pandemia, nos van a meter, y no es un diagnóstico sólo español, en una especie de estado de alarma permanente por el peligro de nuevas pandemias, el cambio climático, el racismo, las desigualdades sociales… vamos hacia un reseteo general del que saldrá algo así como una dictadura comunista encubierta, legitimada por la imperfección del mundo para que el gobierno controle todo, aunque el mundo resultante acaba siendo mucho más imperfecto que el mundo actual con sus imperfecciones, como si no conociéramos ya el comunismo. Y lo primero que controlará el gobierno son los instrumentos a través de los cuales se podría cambiar de gobierno, que no son la milicia y la policía, como podría pensarse antiguamente, aunque también estarán controladas, sino los medios de comunicación, la justicia, la cultura y la educación. El 90% del trabajo en realidad está hecho.

X

Frente a esto hay una España que protesta pero no lo suficiente. Es decir, por un lado hay una situación de una gravedad excepcional, incluyendo más de 50.000 muertos y una segunda transición a la venezolana, y por otro una oposición desdibujada. Desde luego hay una moción de censura en marcha y protestas notables en la calle en todas las ciudades, como las que tuvieron lugar ayer mismo, también organizadas por VOX, ¿pero y el resto de la oposición?

X

De un tiempo a esta parte da la impresión de que por un lado está el conglomerado gobernante de radicales y de otro lado está VOX. El PP y Ciudadanos están desaparecidos. El caso de Ciudadanos es aún peor porque si aparecen no está claro si es para oponerse al gobierno o ponerse al servicio del conglomerado radical.

X

Ante una situación tan grave como la que atravesamos, parece que la única oposición es VOX. El PP por lo menos antes tenía una portavoz que molestaba a la izquierda, que por eso mismo el PP la eliminó. Ahora el PP ya no molesta, aunque no se sepa qué es exactamente una oposición que no molesta. Sea cual sea la estrategia de Ciudadanos y el PP, parece que por un lado está el gobierno y por otro VOX. No da la impresión de que sea la situación ideal para Ciudadanos y el PP. Si la ciudadanía tiene la percepción de que en un lado está el gobierno y en otro VOX, a la hora de votar elegirá una de las dos opciones. El que no participa no puede ganar.

X

Aunque a VOX se le presente como una fuerza radical, conviene acostumbrarse en esta época de impostura a juzgar las cosas por los hechos y no por las palabras o los eslóganes. ¿La izquierda defiende la libertad y promueve la prosperidad? Júzguese por los hechos y los resultados históricos y no por el autobombo o los eslóganes repetidos por los altavoces mediáticos. ¿Es VOX una fuerza fascista? Recuérdese que las concentraciones del 15M y Rodea el Congreso, tras las que estaba Podemos, no terminaban nunca sin enfrentamientos con la policía. En las concentraciones de VOX, sin embargo, no se produce ningún tipo de confrontación. ¿Quiénes son los violentos? ¿Quiénes son los extremistas?

x

X

Este mismo fin de semana el vicepresidente de España publicaba un tuit reivindicando la figura del Ché Guevara. Una vez más júzguese al personaje por los hechos, no por las palabras, por la ruina y la tiranía cubana, por la población exiliada y por los fusilados del comunismo. El problema es que un sujeto que tiene como referente al Ché es el vicepresidente de España.

X

No es Abascal el que se hace fotos sosteniendo una bandera totalitaria. No es Abascal el que reivindica la figura de dictadores ni terroristas. No son los actos de VOX los que acaban con disturbios o decapitaciones. Hasta cuando alguien de Podemos sufre un escrache, VOX lo rechaza, cosa que Podemos no hace cuando se escracha a los demás. ¿Quién es el peligro totalitario en este tablero político? ¿Quiénes son los referentes y los aliados de cada cual? ¿Cuál es el retrato de cada cual atendiendo a sus actos y no a las palabras que dice sobre sí mismo o que los demás dicen sobre él? Cuando Iglesias acusa de golpismo a la oposición hay dos opciones. O bien la oposición realmente prepara un golpe de estado, o bien es el gobierno quien se prepara para acabar con la oposición tratándola de golpista. Esto es coherente con cuando Iglesias advierte a la oposición de que ya no podrá volver al poder por vías democráticas. Son declaraciones absolutamente alarmantes y monstruosas que pasan inadvertidas porque estamos llegando a un punto en que lo alarmante y lo monstruoso forma parte del paisaje. El problema es que cuando en algún lugar lo excepcionalmente alarmante se vuelve cotidiano jamás sale de ahí nada bueno. España está entrando en ese tipo de escenario y todo es tan raro y anormal que  no estamos lo suficientemente preocupados. Nuestra salud está en juego pero también lo está nuestra prosperidad y nuestra libertad. Por no hablar de la integridad y la convivencia de la propia nación.

X

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,88 de 5)
Cargando...

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que es posible el sorpasso de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de enero de 2009