Subir los impuestos y endeudarse es lo mismo que recortar

Resulta curiosa la nueva doctrina que nos trata de vender el gobierno y que replican con entusiasmo acrítico sus altavoces mediáticos. De esta crisis, nos dicen, no vamos a salir haciendo recortes como con otros gobiernos. Como el del PSOE en 2008, por ejemplo, sino que vamos a salir aumentando el endeudamiento y los impuestos, pero sin recortar gastos.

X

Es posible que a una parte importante del país se le escape lo absurdo de estas afirmaciones, pero aumentar el endeudamiento y los impuestos no es sino una forma más de recortar los sueldos de los ciudadanos.

X

Supongamos que alguien gana 100 euros y paga en impuestos 35. Su salario neto real serían 65 euros. Ahora supongamos que el gobierno le dice que no va a recortarle el sueldo, que va a seguir cobrando 100 euros, pero que en vez de pagar 35 euros en impuestos tendrá que pagar 40. ¿En que clase de universo paralelo el gobierno no le está recortando el sueldo 5 euros a esa persona?

X

Lo mismo podemos decir respecto a la deuda. Si el gobierno se endeuda por 100 euros más y paga 1 euro de intereses, además de recortarle el sueldo 5 euros al paisano del ejemplo le está quitando 1 euro más en concepto de pago de los intereses de la deuda. Es decir, para pagar mañana ese euro de intereses sólo hay dos alternativas: o subir 1 euro los impuestos, o recortar 1 euro el gasto. En cualquier caso el paisano pierde otro euro y el gobierno que le decía que no le iba a hacer ningún recorte ya le ha quitado 6 euros extra del bolsillo.

X

Seguramente no hace falta aclarar más el asunto, pero lo que el gobierno realmente nos está diciendo es que es el gobierno el que no va a recortar sus gastos. A nosotros sí que nos va a recortar los ingresos. De hecho hay una relación directa entre que el gobierno no recorte sus gastos y que nos los recorte a nosotros. Porque si de 100 ya no te quedan 65 tras pagar impuestos sino 59, vas a tener que recortar tus gastos. Es más, vas a tener que recortar tus gastos porque el gobierno no recorta los suyos. Que cada cual aplauda el discurso político que quiera, pero que al menos sepa lo que está aplaudiendo y las consecuencias que tiene el discurso que aplaude.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja