Las mascarillas insolidarias de Chivite, Celáa y “otra persona”

Redacción 15 septiembre 2020 Noticias
Imagen de Las mascarillas insolidarias de Chivite, Celáa y “otra persona”

Doña Letizia, tras haber sido el jefe del estado excluido de la entrega de los premios Príncipe de Viana, realizó ayer una visita a las localidades navarras de Milagro y San Adrián para inaugurar el curso escolar en los niveles de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Doña Letizia, acompañada por María Chivite, la ministra de Educación, Isabel Celáa, visitaron el CPEIP Nuestra Señora del Patrocinio, de Milagro, y el IES Ega, de San Adrián, en un año marcado por la adaptación de los centros para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

x

Accesos por múltiples puertas para evitar aglomeraciones, recorridos señalizados dentro de los centros y espacios acotados en los patios son algunas de las medidas que, relata la nota informativa del Gobierno de Navarra, Doña Letizia comprobó en persona al tiempo que constataba el uso continuado de mascarillas entre el alumnado a partir de Primaria y la generalización de soluciones hidroalcohólicas para la desinfección de manos y superficies.

x

A este respecto, las fotos de la jornada son llamativas porque se observa en ellas a doña Letizia, a la presidenta Chivite y a la ministra Celáa con mascarillas insolidarias del tipo FFP2.

x

X

La distinción entre mascarillas “solidarias” e “insolidarias” la realizó el inefable portavoz del gobierno, Fernando Simón, en algún momento del tránsito entre recomendar que no se usara mascarillas y castigar por no utilizarlas. Eso sí, había unas mascarillas que eran solidarias porque evitaban contagiar pero no ser contagiado, y otras que (al discutible criterio de Simón) eran insolidarias porque evitaban ser contagiado pero no contagiar. Pues bien, en diversos momentos de la visita se observa a la presidenta y la ministra con mascarillas insolidarias FFP2. Otra cosa es que realmente esas mascarillas sean realmente insolidarias y no sean útiles tanto para no contagiar como para no ser contagiado, lo que de hecho las haría más recomendables y a prueba de comportamientos ajenos que las mascarillas quirúrgicas, pero eso es lo que dijo el portavoz del gobierno y el gobierno lo mantiene como portavoz, bien es cierto que según parece no para seguir sus consejos o para ser insolidario pese a los mismos.

X

La propia Chivite tiene una hemeroteca desgraciada frente a las mascarillas ya que el 27 de marzo, en pleno pico de la pandemia, nada menos que reprochaba en el parlamento foral el uso de las mascarillas declarando que “el otro día, cuando fui a hacer la compra y vi a personas haciendo la compra con unas mascarillas que no las llevan ni los profesionales de la UCI, pues, en fin, no sé… Un llamamiento también a la responsabilidad individual, porque pueden ayudar a prevenir la transmisión en personas enfermas, pero, para el conjunto de la población, con lavarse las manos con agua y jabón, y mantener una distancia con el resto de personas, además de no tocarse la cara, son las recomendaciones que hay que seguir”. Las fotos de ayer, por el contrario, muestran que la irresponsable era ella y que las recomendaciones que había que seguir eran las contrarias a las que daba el gobierno, que por otro lado es lo que hacía la gente en el supermercado ante la indignación de Chivite. Lo suyo por tanto sería que ahora la gente del supermercado le recriminara su actitud pasada a Chivite. Más aún. Si todo el mundo a finales de marzo iba al supermercado con mascarillas menos Chivite, eso no es, como ha intentado justificar la presidenta después, que no se podía saber la utilidad de las mascarillas, sino que Chivite, siendo presidenta, iba con un mes de retraso respecto a la gente de a pie del supermercado. Para que después nos preguntemos por qué somos el país más afectado por la pandemia y el peor gestionado.

x

Al margen de la cuestión de la mascarilla, IE intentó aprobar una declaración en el Parlamento de Navarra rechazando la presencia de doña Letizia en la apertura del curso escolar. La declaración fue rechazada con los votos de Navarra Suma, PSN y hasta Geroa respecto a este punto. A la portavoz de IE, Marisa de Simón, le pareció “insólito que el Gobierno de Navarra se le ocurra invitar a esta persona a inaugurar el curso escolar”. Esta persona era doña Letizia. “¿A qué viene la ciudadana Letizia Ortiz a Navarra?”, se preguntaba por su parte Bildu, que acusó al PSN de sufrir “un brote de nacionalismo español”. La persona y ciudadana Letizia, por lo visto, no puede venir libremente como cualquiera a Navarra. Bildu y sus apéndices tienen que dar previamente el visto bueno a la gente que quiere venir a Navarra. Como en Alsasua. Por otro lado es de suponer que Bildu rechazaría igual que la visita fuera la de un presidente de la república, salvo que para Bildu una república fuera menos española que una monarquía, lo que no dejaría de ser una consideración llamativa y un argumento de peso a favor de la monarquía como institución. Para terminar podríamos preguntarnos a qué sitios tendría derecho a ir la gente de Bildu, aparte de a Alsasua, si se le aplicara a Bildu el criterio de Bildu.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,40 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. optimista says:

    Creía que las insolidaridad eran las FFP3.
    Las FFP2, como las que llevaban, no permitirían ni contagiar a otros ni que te contagien.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 1

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de noviembre de 2011