El peor gobierno y el peor portavoz

Redacción 11 septiembre 2020 Noticias
Imagen de El peor gobierno y el peor portavoz

Si al Gobierno de España, salvo que fuera un insensato, le importara realmente la población, Fernando Simón habría sido cesado hace meses como portavoz. En momentos como los actuales es preciso que el gobierno tenga la capacidad, y por tanto la credibilidad, para transmitir la información y las recomendaciones oportunas sobre la pandemia. No por nada, sino porque eso puede salvar vidas o dejar de salvarlas. ¿Cómo va a poder hacerlo si el portavoz encargado de transmitir esa información y esas recomendaciones es Fernando Simón? El problema es que sustituir a Fernando Simón significaría reconocer errores graves de comunicación, lo que este gobierno no está dispuesto a hacer de ninguna manera. Alternativamente, se intenta convertir a Simón en un héroe nacional contra toda evidencia. Recordemos que Fernando Simón es el tipo que, en pleno pico de la pandemia, nos aconsejaba no usar mascarilla. O el que poco antes, cuando hubiera sido crucial tomar medidas de contención contra el virus, o de aprovisionamiento de material, decía que con los recursos previstos para la gripe bastaba, que no había que hacer más compras, que en España no habría más que algún caso diagnosticado o que no desaconsejaba acudir al 8M y reuniones masivas. Por no mencionar el descuadre en las cifras de muertos por coronavirus entre los datos de los registros civiles y los que ofrece el gobierno. Esos 15.000 muertos no reconocidos dijo Simón, en un rapto de cinismo o de surrealismo, que podrían haber sido víctimas de un “accidente de tráfico enorme”. Seguramente Fernando Simón se beneficia del hecho de que han pasada tantas cosas y tan malas que su figura se diluye un tanto entre la vorágine y la propaganda destinada a lavarle la cara. Si de todos estos meses sólo nos acordáramos de lo que ha dicho Fernando Simón, el portavoz del gobierno no podría salir de su casa por la vergüenza.

x

X

Es por ello que resulta particularmente irritante observar una y otra vez a este personaje totalmente desacreditado insistir en nuevas manipulaciones, dedicándose a tratar de salvar al gobierno en vez de a salvar a los españoles. Su última ocurrencia ha sido decir que la letalidad en España por el coronavirus es la segunda menor de Europa detrás de Alemania. Dicen los expertos en mentiras que las mentiras más creíbles son las más exageradas y separadas de la verdad. Con un mentira que es casi como decir la verdad no se va a ninguna parte. Si es así, Fernando Simón podría ser todo un maestro de la manipulación. La letalidad es un concepto particularmente vidrioso porque implica asumir que se conoce perfectamente el número de contagios. No conociendo el número exacto de contagiados, determinar la letalidad es imposible. En España no conocemos ni el número exacto de muertos por coronavirus. Lógicamente la letalidad baja conforme se hacen más test y se detectan más contagiados. De lo que en cambio podemos estar bastante seguros es de que en España ha habido más muertos por millón de habitantes que en cualquier otro país de Europa, por no decir del mundo, al menos si nos referimos a los países significativos.

X

Las cifras globales que se publican en las webs especializadas, que van recogiendo los datos oficiales de todos los estados, resultan bastante expresivas a este respecto. El número de muertos por millón en España no es ni parecido al de Alemania. Proporcionalmente hay casi 6 veces más de muertos en España que en Alemania. Pero es que además, en cuanto al número de muertos por población, España ocupa el cuarto lugar de Europa y Alemania el 23. Resulta dolorosa y escandalosa cualquier comparación. Excluyendo a San Marino y Andorra, España es el país de Europa con más muertos junto con Bélgica, pero hay más.

X

X

Como puede apreciarse, el número que figura en la comparativa para España es la cifra oficial de muertos reconocida por el gobierno español. Sin embargo, gracias a los registros civiles, el MoMo, y los certificados de defunción sabemos que el exceso de muertes respecto a la media de los años anteriores no son los 30.000 muertos reconocidos, sino casi 50.000 muertos reales. Los 20.000 de diferencia son los que Fernando Simón atribuía a un accidente de tráfico enorme del que nadie ha tenido noticia salvo él. El asunto es que sumando esos casi 20.000 muertos a los 30.000 reconocidos la cifra real de muertos por millón de habitantes en España se dispararía muy por encima de Bélgica y apenas por debajo de San Marino, por supuesto ocupando el primer puesto entre los grandes países europeos por no decir que del mundo. La cifra de muertos por millón en los EEUU, por ejemplo, pese a todos los errores que se puedan haber cometido allí y con una sanidad privada, es de 592 defunciones por millón frente a las 635 de España, sin contar los muertos reales en cuyo caso pasaríamos de los 1.000. En Alemania son 112. La tempestad ha pillado a todos los barcos, pero ni mucho menos a todos los barcos les ha afectado por igual. En España pagamos el precio por tener el peor capitán, tanto da si hablamos de economía o mortalidad.

x

x

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de abril de 2014