El silenciamiento y la no condena de las agresiones a diputados y militantes de VOX

Redacción 4 septiembre 2020 Noticias
Imagen de El silenciamiento y la no condena de las agresiones a diputados y militantes de VOX

Vivimos en un país en el que no todos los partidos pueden hacer política. En el que no se puede organizar un acto político en cualquier sitio. En el que un político no puede viajar tranquilamente por toda España sin el temor de ser linchado. Vivimos por tanto  en un país en el que la democracia es notablemente imperfecta. En alguna medida todas las personas con una exposición política y mediática pueden correr y asumir un riesgo personal, pero con un par de salvedades importantes. Primero que si esa persona es de derechas, el riesgo de sufrir esa agresión es mucho mayor. Segundo que si esa persona de derechas es agredida, no todos los partidos condenarán la agresión. Tampoco todos los medios darán difusión a la agresión. O en vez de presentarla como una agresión dirán que fue un altercado, incluso un enfrentamiento, o que simplemente los agredidos fueron meramente increpados o sólo hubo momentos de tensión.

X

Hace escasas fechas, Pablo Iglesias e Irene Montero denunciaban el acoso al que se vieron sometidos en sus vacaciones, ejemplificado por una pintada en una carretera a kilómetros de su residencia. Hace tiempo la pareja de dirigentes de Podemos vienen siendo objeto de frecuentes protestas en los alrededores de su domicilio, de las que por otro lado les blinda un nutrido escudo policial. Pues bien, no hay formación política en España con representación en el Congreso que no haya rechazado el acoso a los Iglesias en su domicilio y el acoso al que puedan verse sometidos en su vida personal. Sin embargo, ¿dónde están los líderes de Podemos cuando los agredidos pertenecen a VOX? ¿Dónde están incluso los demás partidos que se solidarizan con Iglesias por acciones mucho más leves que las que padecen los representantes de VOX?

x

X

Esta misma semana, por ejemplo, Ignacio Garriga y Rocío de Meer, diputados de VOX en el Congreso de los Diputados, tuvieron que refugiarse en un hotel durante una visita a Barcelona ante el acoso de grupos separatistas y ultraizquierdistas. Los agresores, que previamente habían arrojado lejía y huevos a los diputados, golpearon la puerta del hotel tratando de abrirla y realizaron pintadas en los cristales del establecimiento. Los Mossos, que no llegaron hasta casi media hora después, tuvieron que sacar a los diputados del hotel bajo una lluvia de objetos.

x

X

Por supuesto esto no es un hecho puntual. En las últimas horas también la Ertzaintza tenía que intervenir frente al acoso contra un acto de VOX en Santurce en el que a su vez, precisamente, se denunciaba la agresión días atrás a dos de sus militantes.

x

X

Cuando el alcalde de Alsasua (Geroa Bai) recibe un insulto o una amenaza en Twitter, no hay ninguna fuerza que deje de apoyarle o condenar el insulto y la amenaza, incluida VOX ¿Dónde están esas fuerzas cuando es a VOX a quien se amenaza, se insulta o directamente se agrede?

X

La izquierda abertzale, como el separatismo catalán, han normalizado el acoso a los actos de VOX. Su extravagante argumentación es que VOX no tiene (no tenía) representación en el parlamento de la CAV. O sea, que a un partido nuevo se le puede acosar y agredir. O sea, que no se puede permitir que alguien le dispute democráticamente la representación a quien ya está en el poder. Por otro lado, es difícil que alguien pueda conseguir representación allá donde le pegan si intenta realizar un acto político o le hacen la vida imposible si se enteran que simpatiza con VOX.

X

Muchas veces se discute la proporcionalidad democrática del sistema electoral alegando que un escaño por Madrid cuesta 125.000 votos frente a los 25.000 que cuesta un escaño por Teruel. Pero hay una desigualdad mucho menos democrática que hace que para una fuerza no nacionalista sea muy difícil hacer hacer campaña en determinadas zonas de España. En Alsasua, por ejemplo. Además esta dificultad de unos para hacer política en Alsasua a costa de la violencia y la intimidación de otros lejos de ser combatida es promovida. Alsasua es para muchos el modelo para toda España, desde luego para toda Navarra y la CAV. Conseguir un voto no nacionalista en Alsasua o un voto para la derecha cuesta 100 veces más que un voto nacionalista o ultraizquierdista. No por la proporcionalidad del sistema electoral, sino por la falta de libertad.

X

“Al fascismo no se le discute, se le combate”. Esto dicen los mismos que se oponían a la ilegalización de Batasuna cuando era un partido con una filial de pistoleros para liquidar a quienes le llevaban la contraria. Los mismos que cuando el nacionalismo mataba decían que no había que combatirlo, sino sentarse a pactar concesiones. Los mismos que decían que todas las ideas pueden defenderse en democracia, pero sólo si eran las ideas de Bildu o de ERC.

X

Es una vergüenza que VOX no pueda realizar en Cataluña o la CAV actos políticos con normalidad, pero es una vergüenza aún mayor que otras fuerzas políticas o el conjunto de los medios se pongan de perfil. Con sólo que Abascal no pudiera aparecer normalmente por Alsasua los resultados electorales en Alsasua ya serían una farsa, pero es que en Alsasua tampoco pueden aparecer Casado o Rivera, ahora Arrimadas. Hasta a Chivite al menos hace unos años le tiraban piedras. El que impide violentamente un acto de VOX no va a permitir uno del PP, de Navarra Suma o de Ciudadanos. Puede que ni del PSOE. Los que acosan a VOX no acosan sólo a VOX sino a todos lo que no piensan como ellos. Por eso defender a VOX no es defender a VOX sino defender la libertad de todos para poder pensar distinto de los que acosan a VOX.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 15 de septiembre de 2014