Los escraches

Redacción 19 agosto 2020 Noticias
Imagen de Los escraches

Si alguien no puede quejarse de que le hagan escraches es Pablo Iglesias ni en general nadie de Podemos. Uno no puede promover, aplaudir, celebrar y defender el acoso a los demás y quejarse cuando lo acosan a él. O sea, sí puede, pero es absurdo, contradictorio e hipócrita. Puede que tus seguidores te lo permitan todo, incluyendo ser ilógico, contradictorio e hipócrita, pero eso es otro asunto que no tiene nada que ver con la racionalidad del asunto sino con el nivel de los seguidores. La hemeroteca no le permite al líder de Podemos quejarse de los escraches que sufre.

x

X

Obviamente habría una forma en que Pablo Iglesias sí podría quejarse de los escraches que está sufriendo la cual consistiría en reconocer que estaba equivocado cuando defendía los escraches que se les hacían a los demás. Sin embargo, hoy es el día en que aún los líderes de Podemos defienden la realización de escraches, naturalmente siempre que no sean ellos los que los sufran sino quienes se los hagan a los demás. Con un par.

X

X

Que no se preocupe Pablo Iglesias porque, aunque carezca totalmente de legitimidad moral para rechazar los escraches que sufre ahora que está en el poder, los demás sí podemos rechazar esos escraches con la misma legitimiadad que rechazábamos el resto de escraches sin distinguir por simpatía o afinidad. Como hemos denunciado en muchas ocasiones no existe la doble moral. Quien practica una doble moral en el fondo es que no tiene ninguna moral.

X

X

Se produce la paradoja además de que no hay ni un partido de derechas en el Congreso que no rechace los escraches a Pablo Iglesias e Irene Montero. Esto es, no hay ningún partido en la derecha que o bien defienda los escraches o bien practique una doble moral como la de Podemos. Puede haber personas particulares que acosen a los Iglesias-Montero, pero no hay ni un partido que las aliente. Desde luego esto mismo no se puede decir cuando quien sufre el acoso es alguien de la derecha, o un no nacionalista en un territorio en el que manda el nacionalismo. Con 50.000 muertos, una crisis brutal y millones de familias con su horizonte económico pendiendo de un hilo, ¿cuál hubiera sido el nivel de agresividad contra un gobierno que no hubiera sido de izquierdas? ¿Cuál hubiera sido el nivel de acoso a los miembros de ese gobierno que los Iglesias-Montero hubieran tolerado?

X

X

X

No hace mucho que, cuando una diputada de VOX recibió una pedrada en la ceja en un acto en la CAV, el portavoz de Podemos afirmó que se trataba de un montaje con ketchup. El diablillo sobre ruedas no cuestiona ahora sin embargo si la pintada contra Iglesias no será un montaje del propio Podemos para que el debate sea el acoso a los Iglesias y no la caja B de Podemos, por ejemplo. Cuando la víctima es Pablo Iglesias, todos nos limitamos simplemente a defender que su familia pueda disfrutar las vacaciones con tranquilidad.

X

X

Siempre puede haber algún exaltado que sobrepase los límites razonables del respeto contra un representante político, pero sólo los nacionalistas o los partidos de la extrema izquierda justifican estos excesos de los exaltados y les otorgan carta de naturaleza. Las condenas y el rechazo político y social sirven para no animar a los exaltados a insistir en este tipo de comportamientos de acoso. Por el contrario, es más bien Podemos la formación que trata no sólo de impedir un rechazo social hacia los escraches sino de crear un clima de crispación en el que proliferen los escraches, el acoso o los actos de boicot. De Podemos se puede decir muchas cosas malas. Para empezar todas las políticas que propone forman parte de un recetario trasnochado y fracasado. Lo peor sin embargo que seguramente se puede decir de Podemos es que nació para enfrentar, dividir y sembrar el odio entre los españoles. Al líder de Podemos le emocionaba la kale borroka y ver a un policía pateado por los manifestantes. Ese policía, que por otro lado a lo mejor ahora está escoltando y protegiendo a los Iglesias-Montero, ¿qué pensará de la coherencia de Pablo Iglesias? El problema es que Pablo Iglesias no es el líder de un partido marginal, sino el vicepresidente del gobierno. Esto también dice mucho de la grave situación en la que se encuentra el país, del PSOE y de los socios (incluyendo los que le mandan abrazos a Ternera) con los que ha decido hermanarse sin límites morales para alcanzar el poder.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando...
Comentarios (2)
  1. ultzama says:

    bueno, que te pinten dianas en la fachada…, que te tiren estiercol a la puerta de tu casa…., que te pongan contenedores de basura adrede donde pegaron un tiro en la nuca a tu padre…., gobernar gracias a los amigos del tiro en la nuca…., eso es jarabe democrático, pero cuando a los marqueses de Galapagar les dicen algo, eso es de fachas…., y deberían de colgarlos a la salida del pueblo ufffff……, vaya como es la balanza de la justicia según los marqueses de Galapagar…., jooooood…… er….

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 0

  2. Indarra says:

    Desde que existe podemos el odio y la división han aumentado en la sociedad. Gracias.

    Ni siquiera lo peor es q iglesias sea un cutre millonario, pero millonario o que sean hipócritas, falsarios….no nos olvidemos que abrazan una ideología totalitaria y trasnochada. Igualito que en los ‘homenajes’ que escuchamos hacia Anguita tras su deceso. Sí, sería mas coherente que los de ahora, y aceptaría la legalidad constitucional…pero ya. Abrazaba una ideología asesina y liberticida. Y eso hay que denunciarlo siempre. Lo peor de la ultraizquierda es su mensaje, no sus líderes o sus habituales salidas de tiesto..hay que defender las ideas o el relato como se dice ahora…

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de octubre de 2012