El fatal error de Chivite con las mascarillas

Redacción 18 agosto 2020 Noticias
Imagen de El fatal error de Chivite con las mascarillas

En los últimos días, por alguna extraña razón, proliferan las entrevistas a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite. ¿Son los medios los que llaman de golpe a la presidenta? ¿Es el equipo de comunicación de Chivite el que llama a los medios? Sea como sea en las últimas fechas abundan las declaraciones de Chivite y entre las abundantes declaraciones abundan las que son pintorescas.

X

Al menos en el diario.es le han preguntado por uno de sus momentos más gloriosos a lo largo de esta pandemia, cuando a finales de marzo, en pleno pico de contagios, en el Parlamento de Navarra Chivite desaconsejó el uso de mascarillas. La presidenta se justifica diciendo que vistas las cosas desde el presente está claro que las declaraciones no fueron “oportunas”, pero que eran adecuadas con el conocimiento que había en aquellas fechas.

X

x

Evidentemente la presidenta Chivite elude su responsabilidad. ¿Por qué los medios progubernamentales se dedicaban intensamente en febrero y principios de marzo a burlarse de quienes venían avisando sobre la peligrosidad del coronavirus? Pues porque había muchas señales de alarma y advertencias sobre lo que venía. No hubiera hecho falta activar a toda potencia la máquina de la desacreditación si no hubieran existido muchas voces de alarma. No tiene sentido por tanto que ahora se niegue que existieron todas aquellas advertencias y que no era posible saber la que se nos venía encima. Las bolsas mundiales, por ejemplo, se venían desplomando desde mediados de febrero.

X

En lo que respecta a la presidenta Chivite y las mascarillas, nuestra propia hemeroteca evidencia su impostura. Si el 27 de marzo Chivite decía que no había que usar mascarillas, el 2 de abril hasta nosotros nos hacíamos eco del debate mundial que se estaba abriendo sobre el uso de las mascarillas, nos fijábamos en el modelo asiático (aparte de China, Corea del Sur, Japón, Malasia, Taiwan o Singapur) y nos preguntábamos si nos estaban engañando cuando aquí el gobierno nos decía que las mascarillas no servían para nada.

x

X

Merece la pena de hecho recordar el colofón de aquel artículo del 2 de abril porque ahora mismo es una prueba de cargo contra la afirmación de Chivite de que cuando desaconsejaba el uso de la mascarilla no había datos para afirmar otra cosa:

x

“Como poco levantamos acta de esta cuestión no sea que, dentro de unas semanas o meses, cuando se normalice el abastecimiento de mascarillas al bajar el pico de infectados y aumentar la producción, y conforme se vaya levantando gradualmente la cuarentena, tras meses diciéndonos que no sirven para nada y que no las compremos a lo mejor no nos permiten salir de casa sin ellas. Habría que añadir quizá entonces esta cuestión a la lista de asuntos en los que no nos aconsejaron bien o directamente no nos quisieron decir la verdad.”

x

x

x

Y ahora, ¿hace falta caso de rugby para jugar al ping pong?

El problema con el coronavirus en España es que se nos dijo todo el rato que sólo nos fiáramos de las informaciones oficiales, pero las fuentes oficiales nos han aconsejado muy mal. Como es natural no vamos a pensar que se nos informó mal a propósito para que nos contagiáramos más, pero la verdad es que sin todos los errores cometidos por el gobierno habría habido menos contagios, menos muertos, menos confinamiento y menos ruina económica. Y es mentira que con la información que había en su momento el gobierno sólo podía permitir el 8M o desaconsejar la mascarilla. Es evidente que ya había un debate en el mundo sobre las mascarillas y que nuestro gobierno llegó tarde a ese debate, como ha llegado tarde a casi todas las medidas que había que ir tomando contra el coronavirus. Al igual que Sánchez, Chivite se equivocó. Seguro que con la mejor voluntad, pero se equivocó. Y cada equivocación ha significado más contagios y más destrucción de la economía. Ahora la presidenta tiene un problema con la realidad porque incluso a fecha de hoy, cuando es evidente que cometió un error, sigue siendo incapaz de reconocer que se equivocó. La cuestión no dejará de perseguirla hasta que reconozca el error.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de mayo de 2013