Las primarias de UPN refuerzan a Esparza… y a UPN

Redacción 29 junio 2020 Noticias
Imagen de Las primarias de UPN refuerzan a Esparza... y a UPN

UPN tiene sin duda una cosa buena que es el nivel de su democracia interna. En alguna medida esto puede venir favorecido por el pequeño tamaño de nuestra comunidad, pero otros partidos de esta comunidad, o en esta comunidad, carecen de ese nivel de democracia interna por completo. Seguramente los casos más significativos son Bildu y Podemos. Por otro lado, partidos que reivindican a Lenin, Chávez, Castro o Chapote, tampoco se les puede pedir democracia interna. En Geroa Bai tienen la libertad de elegir a Uxue Barcos siempre que Uxue Barcos quiera ser elegida. Y en EA tienen impugnadas las primarias y ya están con ello en los tribunales.

X

Por el contrario, en UPN ha existido una batalla real, tanto que el resultado ha sido 58% a 41%, en una votación con una alta participación respecto a elecciones anteriores. No obstante, el resultado representa una apreciable victoria para Esparza, al menos a corto y medio plazo. O sea, dentro de UPN había sin duda un cuestionamiento de Esparza, de los resultados electorales y de la coalición Navarra Suma. Sin primarias, podía cuestionarse indefinidamente cuál era el apoyo real de Esparza y si seguiría siendo mayoritario. Aunque el propio Esparza era reacio a esta confrontación electoral, el resultado de las primarias, sin embargo, ha puesto fin a ese debate que de otro modo hubiera seguido socavando constantemente su liderazgo. El problema de los cuestionamientos es que, a falta de ser cuantificados, puedan presumirse mayores de lo que son. Cierto que estas victorias sólo son victorias de momento, pero en política todo es de momento y tener un momento es ya tener mucho tiempo.

X

Lo mismo que hay que decir que la democracia interna de UPN es sobresaliente para los estándares de los partidos actuales, no puede dejar de señalarse que el ganador se lo queda todo, o casi todo, en virtud del sistema mayoritario. Es decir, si hay 100 puestos en liza y los 100 los gana la candidatura X por un 51%, la candidatura X se lleva el 100% de los puestos. No hay un 49% de puestos para la candidatura Y. Este sistema no es ni mejor ni peor que otro más proporcional, pero sin duda despeja las dudas sobre quién está al mando.

X

Hasta cierto punto casi podría decirse que todo el mundo en UPN puede darse por satisfecho. Esparza ha ganado. Para cualquier político es terrible no ganar con el 100% pero ha ganado. Al menos el apoyo es real y no el que tendría cualquier líder de Podemos. Sayas ha perdido pero no ha sido barrido y ha obtenido un respaldo apreciable. De algún modo se ha situado como el posible sustituto de Esparza y hay quien piensa que en realidad no se trataba de otra cosa de momento. Y en general UPN ha dado una imagen de partido moderno, participativo y democrático, dentro de lo que un partido político, dentro del sistema de partidos, puede ser moderno, participativo y democrático. En cualquier caso más que casi todos los otros. O sea, hay partidos en que Esparza seguiría siendo líder hasta que decidiera dejarle el liderazgo a su mujer. Pero ya esta bien por hoy de meternos con el segundo partido comunista más grande de España.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. FJJA says:

    Sobre el párrafo del artículo acerca del “sistema mayoritario” matizaría: es un “sistema asambleario”. Eran listas abiertas, individuales, salvo para la presidencia donde sí se votaba una terna.

    Había libertad para elegir por nombres tanto a la Ejecutiva, Consejo Político, etc. Otra cosa es que, de facto, bien por comodidad, bien por lealtad, eran muchos votantes los que obtenían de cada sector unas papeletas ya marcadas.

    Creo que siempre que está en disputa el puesto presidencial ocurre que llega a esa situación análoga al sistema mayoritario, como bien se apunta en la noticia. Pero, recalcar, existía, y existe, esa libertad. Y de hecho fueron muchos quienes ejercieron tal apertura de listas. Es parte de esa singular naturaleza asamblearia de un partido sin parangón, hasta donde uno conoce.

    Además, si se compara, no es un sistema mayoritario como el presidencial estadounidense donde el ganador del distrito se “queda” con todos los representantes. Hay una diferencia, aunque ocurra.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 10 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de junio de 2016