Fernando Simón, el heraldo de la muerte

Redacción 23 junio 2020 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de Fernando Simón, el heraldo de la muerte

Fernando Simón es lo peor que le ha podido pasar a España durante esta pandemia. Como se verá más adelante, no se trata en absoluto de una exageración. Fernando Simón es la prueba andante de que el gobierno, con su poder, puede decir que lo negro es blanco y las termitas lo creerán a pies juntillas. Para eso están los pastores de masas, aunque lacayos del régimen, llámense Risto Mejide, Wyoming, Buenafuente, Follonero, o Jorge Javier. Aquí no ha habido más que un acierto tras otro del gobierno. Aquí no ha muerto gente más que en Madrid. Fernando Simón ha hecho un trabajo maravilloso. Hay que comprarse camisetas con su nombre. Hay que tatuarse su cara en la pierna. Hay que darle todos los premios que otorguen las asociaciones afines al PSOE. Cuanto peor lo haya hecho, más debe ser glorificado, porque Pedro Sánchez no lo puede haber hecho bien si Fernando Simón es la muerte. Pero consideremos los méritos acumulados por Fernando Simón.

x

X

Ya en otras ocasiones hemos llevado a cabo un recopilatorio de errores abrumadores de Fernando Simón. En realidad Fernando Simón no ha dado ni una a lo largo de toda la crisis sanitaria. Las cifras comparativas de muertos en España son el resultado evidente de tanto error. Sin embargo, por su gravedad conviene destacar 3 errores (incluso al margen del 8M) sin cuya comisión se hubieran salvado muchísimas vidas.

x

X

Recordemos por ejemplo, ahora que se habla tanto de los mayores, de las residencias, de los contagios entre los mayores y de las muertes en las residencias, pero sólo las de Madrid, que Fernado Simón, el mortífero portavoz del gobierno, pese al avance de los contagios y los primeros casos ya de muertes en estos centros, recomendó el 6 de marzo que no se cerraran los centros de mayores.

x

x

En cuanto a la escasez de mascarillas, guantes, trajes EPI, ventiladores o test PCR, recordemos que no se hizo acopio de todo este material que tan vital iba a resultar porque Fernando Simón el 5 de marzo había decidido que no iba a hacer falta, que el sistema sanitario estaba bien abastecido y que bastaba con los equipos y el material que ya había para la gripe común.

X

x

En tercer lugar, cuando hubiera resultado decisivo tomar esa medida de contención, justo antes de la eclosión del brote, en España no se adoptó la obligatoriedad de las mascarillas. Es más, Fernando Simón era el encargado de salir por la tele desaconsejando su uso. El mismo gobierno que desaconsejaba las mascarillas las ha hecho obligatorias cuando la curva de contagios ya se había desplomado. ¿Cuántas vidas no se hubieran podido salvar recomendando las mascarillas desde el principio?

x

x

Los mismos que profieren las más exageradas alabanzas a Fernando Simón señalan a políticos que han cometido errores de mucha menor envergadura, o que precisamente no han podido hacer otra cosa que enfrentarse sobrepasados a las consecuencias de los errores previos de Fernando de Simón. Que por otro lado los errores de Fernando Simón no son los errores de Fernando Simón, sino los errores del gobierno. El proceso de exaltación al que estamos asistiendo no es para glorificar a Fernando Simón, sino para que no se cuestione a los dirigentes de los que era portavoz. Si lo que ha hecho Fernando Simón es hacerlo bien, ¿en qué consistía entonces hacerlo mal? Por cada uno de los errores que hemos reseñado, cuántas vidas no se habrían podido salvar. Y de eso, qué cuentas, como mínimo políticas, se le deben pedir al gobierno y a Fernando Simón.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 30 de enero de 2014