¿Para qué sirve la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra?

Redacción 15 junio 2020 Noticias
Imagen de ¿Para qué sirve la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra?

Es probable que en un día como hoy ustedes se pregunten cómo es posible que todo esté tan tranquilo en Navarra. Que en la sociedad exista un ambiente tan calmado. Que se pueda hablar de todo con tanta tranquilidad. Que haya desaparecido tan completamente la crispación. Que a nadie se le ocurra ya andar reivindicando por las calles la figura de asesinos. Que no haya ataques a sedes de partidos. Que cuando sucede algo así la condena sea unánime. Que las andanzas de los txabales liándola en la Plaza del Castillo o quemando autovías en Alsasua sean cosas del pasado. Que el hecho decisivo para ser diputada no sea la madre de un violento. Que si lo es no se pacte con este tipo de partidos. Pues bien, no puede ser que no haya relación entre esta paz y convivencia que paladeamos y que tengamos una dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, trabajando discretamente en conseguir todo esto. Tan discretamente que muchos navarros no tienen ni idea ni de que existe esta dirección general ni de quién es Martín Zabalza, el hombre que la lidera.

X

A raíz de los últimos episodios vividos en la comunidad, Navarra Suma ha cuestionado la labor de esta dirección general, evento que ha suscitado el súbito despertar del director quien primero y antes que nada ha dado señales al fin de vida, y segundo ha arremetido contra Navarra Suma. Es decir, no hemos escuchado una palabra a Zabalza mientras las calles de Pamplona ardían, los txabales hacían la kale borroka en la Plaza del Castillo, o las fotos del asesino de Tomás Caballero coloreaban las calles navarras, pero hete aquí que el director general salta como un muelle cuando se critica su callada labor.

x

X

Por lo visto anda el director general buscando razones para explicar este rebrote del txabalovirus, en torno al cual le deben resultar irrelevantes las manifestaciones multitudinarias en los últimos años a favor de los txabales, por lo que Zabalza parece pensar que el rebrote de la violencia nacionalista es culpa de la extrema derecha, que retroalimenta a la kale borroka.

X

El silencio de Zabalza todo este tiempo puede deberse entonces a que lleva varias semanas buscando a los responsables de la extrema derecha para dialogar con ellos, escuchar sus peticiones y tratar de llegar a acuerdos. El problema es que se ataca una sede de Podemos y resulta que es la izquierda abertzale la que la vandaliza, no la extrema derecha. O sea, si alguien de extrema derecha bloqueara autovías, pegara a la gente en las terrazas o atacara sedes de partidos, el director de Paz y Convivencia pensaría que es la consecuencia retroalimentante de la acción de la extrema izquierda, por lo que no le preocuparían esos ataques de la extrema derecha, sino la acción de la extrema izquierda. Pero como aquí los ataques son de la izquierda abertzale, en lo que está preocupada la dirección general es en las andanzas de la extrema derecha. Que sin duda debe ser muy abundante e híperactiva para desencadenar retroalimentativamente tanta violencia abertzale.

X

Entre tanto razonamiento intrincado lo que aparece bastante claro en los Presupuestos Generales de Navarra es lo que nos cuesta a los navarros la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, que son unos 3 millones de euros al año, de los que casi 60.000 euros van para el sueldo de su alta dirección.

X

x

El máximo responsable de la Dirección General de Paz y Convivencia presume de un trabajo callado, y efectivamente no se puede discutir que su trabajo es discreto y callado. Casi parece que no trabaja y que no dice nada y que la paz y la convivencia serían casi lo mismo en Navarra sin esa dirección general a la que sólo se oye levantar la voz para rechazar las críticas que se le lanzan. Si, no obstante, mañana desaparece la Dirección, ¿lo notaría algo la ciudadanía? Y si no lo notaría, ¿no debería dejar de existir mañana, incluso aunque no hubiera crisis, y ahorrar al contribuyente 3 millones de euros? Algo que si deja de existir nadie lo notaría pero ahorrarías varios millones de euros, ¿no es casi la definición de un gasto inútil?

X

Por lo demás, todos sabemos que una consejería de convivencia no sirve de nada para la convivencia. Una consejería de convivencia es la respuesta del gobierno a la pregunta de qué hace el gobierno por la convivencia: pues mire usted, he creado una dirección de convivencia a la que he dotado con un presupuesto de 3 millopones.

x

La Dirección General de Solidariad, la del Amor, la de la Esperanza, la del Respeto, el Ministerio de la Ternura, la Consejería de la Fraternidad … en todo esto no hay más que poner un nombre inobjetable a una nueva estructura burocrática inútil y asignarle a continuación 3 millones de presupuesto. Para que parezca que el gobierno hace algo. Precisamente para disimular que la convivencia, la solidaridad, la esperanza o lo que sea se está deteriorando.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. De Navarra says:

    ¿Para qué sirve la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra? ¿que para qué sirve?. Pues para enchufar a alguien de la cuerda gubernamental; para regalarle de forma “callada y discreta” un sueldo de 60.000 euros; para reirse del contribuyente.
    La próxima jaimitada puede ser la creación del Departamento de Marina, con su correspondiente Almirantazgo y sede en las Bardenas.
    ¿No existe en el código penal algo que se llama “malversación de fondos públicos”?

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de marzo de 2013