Innerarity y el derecho a contagiar de la izquierda

Redacción 10 junio 2020 Noticias
Imagen de Innerarity y el derecho a contagiar de la izquierda

Cuando algunos españoles vieron que, con la excusa del coronavirus pero sin tener nada que ver con la lucha contra él, se iba aprovechando para ensanchar el poder del gobierno y jibarizar los derechos de los ciudadanos, empezaron a protestar tímidamente con las limitaciones que imponía la excepcionalidad de la situación. Entonces apareció el filósofo de guardia del PNV para decir que la derecha no tenía derecho al contagio. O sea, que no se podía protestar contra el gobierno por nada de lo que estaba pasando. Que protestar y contagiar era lo mismo. Que en nombre del peligro al contagio se podía reprimir totalmente el derecho a la protesta contra el gobierno. El pantotalitarismo ya tenía su apóstol filosófico. ¿Cómo no va a mimar el sistema a este filósofo?

X

Recordemos que a lo largo de este estado de alarma, aparte de padecer a un gobierno que hasta el 8M no quiso ver más que una gripecilla mientras el resto de países ya estaban tomando medidas drásticas, tía, hemos presenciado cómo generales de la Guardia Civil reconocían que habían puesto a sus hombres a perseguir en las redes a los desafectos al gobierno, o cómo se imponía un estado de alarma teórico, estado de excepción real, sin seguir los pasos jurídicamente establecidos, o se ocultaban los muertos, o se contaban mal los muertos, o se escalaba y desescalaba a las comunidades por criterios aparentemente políticos, o se recomendaba un día una cosa y al siguiente la contraria, con todo lo que eso puede haber significado en términos de muertos y contagios, o se compraban con dinero de todos las portadas de todos los periódicos, o faltaba material, o se malgastaba el dinero en comprar material trucho sin portal de transparencia. Todo esto teniendo un partido en el gobierno que apoya gobiernos dictatoriales como el venezolano, el cubano o la RDA. Como para no preocuparnos. Como para no rechazar el tener que elegir entre salud y libertad, máxime teniendo en cuenta que aquí, en esta crisis, con este gobierno, somos los peores en salud, los peores en economía y los peores en libertad.

X

Dicho esto resultaba interesante qué iba a decir Innerarity ahora que es la izquierda la que se moviliza masivamente, aglomeradamente y a menudo violentamente en plena pandemiocracia.

X

Pues bien, repasando la línea temporal del Twitter de Innerarity encontramos un poco de todo y una cosa y su contraria. Por lo demás resulta complicado navegar por la línea temporal de Twitter de Innerarity debido a la gran proliferación de mensajes que no son sino retuits del filósofo a los elogios que se le van lanzando.

X

Por un lado, efectivamente nos encontramos los tuits cuando la malvada derecha osaba apoyar que algunas personas con unas cacerolas salieran a la calle a protestar contra el ataque encubierto a nuestros menguantes derechos pandemocráticos. Para Innerarity todo posible avance totalitario quedaba justificado por el peligro de la pandemia y toda protesta debía reprimirse porque era un peligro para el contagio.

X

x

Aunque con mucho menos vigor y entusiasmo, Innerarity mantiene cierta coherencia en lo que se refiere a las actuales manifestaciones de los arrodillados, a las cuales también considera un peligro. Las manifestaciones anti-racismo, anti-Trump o anti-antiprogresistas, por otro lado suman al peligro de contagio el peligro de que te quemen el negocio o te pegue hasta matarte una turba descontrolada, peligro que no menciona particularmente el filósofo.

X

x

Entremedio, sin embargo, también nos encontramos esta curiosa referencia al 8M en la que minimiza el riesgo de contagio. O sea, las caceroladas contra el gobierno eran un peligro, lo del “Black lives matters” a lo mejor también es un peligro, pero el 8M no fue un peligro. Todo esto es tan profundo filosóficamente que a mucha gente iletrada le podría parecer un poco contradictorio. El filósofo, como Rosa Montero, no parece poder ver, o querer ver, que todos esos actos que cita y que, efectivamente, también ayudarían a propagar el contagio, se produjeron porque no se podía prohibir todo menos el 8M, así que para poder celebrar el 8M se permitió todo lo demás, y pasó lo que pasó. Obviamente es el gobierno el que tenía los medios y la responsabilidad para que hoy hubiéramos podido escribir la historia de otro modo.

X

x

Como casi siempre con Innerarity, lo que parece incoherente no es que no tenga coherencia, sino que es coherente en otro plano que no es el lógico. Todo lo que dice Innerarity, de hecho, es muy coherente con lo que dice el gobierno y lo que dice el PNV. A fin de cuentas nunca hay que dejar de preguntarse qué proporción de filósofo y qué proporción de candidato del PNV hay dentro de cualquier reflexión de Innerarity. Eso sí, dicen los maledicentes que resulta difícil percibir en cuál de los dos planos es más brillante el personaje, en el de candidato o el de filósofo. Pocos dudan por otro lado que no se pueden despegar el uno del otro.

x

 

 

xcc

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Cuenco says:

    A mí lo que más me descoloca es que mencione a “la derecha”, un pedazo burgués como él (y como todo el PNV)

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 1

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 22 de enero de 2013