Las cuentas de Navarra

Redacción 29 mayo 2020 Noticias, Opinión
Imagen de Las cuentas de Navarra

La política se caracteriza por la inmediatez, el consumo masivo de noticias y acontecimientos que mañana quedan en el olvido porque otras más recientes las reemplazan. El estar todos los días en los medios obliga a declaraciones sobre cualquier cosa, lo que se traduce en que la clase política quede mal parada pues lo afirmado la semana pasada se ha demostrado, en el mejor de los casos, erróneo esta otra.

Pero, y aun contando con eso, hay declaraciones que tienen otros tintes. Serían aquellas en las que el político conoce lo que hay, diríamos que casi lo conoce todo el mundo, pero nuestro protagonista se empeña en sostener que el rey no está desnudo.

En el primer artículo de la serie “Nadie da lo que no tiene” comentábamos unas, especialmente, desafortunadas por lo falso y ridículo de las mismas. Las que había pronunciado la Consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra Elma Saiz al afirmar que “el Gobierno no plantea hacer recortes” y “el Presupuesto es una herramienta muy útil”.

Las otras serían las del Consejero Remírez cuando defendió, hace unos meses, el crecimiento de la Estructura Administrativa del Gobierno de Navarra para esta legislatura diciendo que “no es una carga” y “el Gobierno de Navarra ha dimensionado su estructura conforme a las necesidades y retos que creemos tiene que afrontar Navarra para seguir bien posicionada en un lugar preferente en los próximos años”.

Es momento de repetir la pregunta ¿Cree el Consejero Remírez que esto sigue siendo así? Si es así, el virus habrá tenido el mérito de provocar una crisis nunca antes vista, en palabras de los responsables políticos, pero que ha dejado intactas las estructuras políticas y administrativas. Lo que valía para un escenario pre-apocalíptico también vale para el escenario posterior. Cosas de la política.

Pero vamos con las cifras de Navarra, que es de lo que trata este artículo, para hacernos una idea de lo que se avecina, y si lo que afirmaron ambos Consejos se trató solamente de algo desafortunado o tenía otra connotación.

Antes es preciso matizar cuál es la situación económica en general:

1º- Lo primero a comentar es una obviedad: muchas de las decisiones nos vendrán dadas. Más allá de que Navarra esté en una situación u otra, si se disminuye el sueldo de los funcionarios, que se hará, vendrá determinado por lo que decida gente en Madrid, o más probablemente Bruselas.

2º- Navarra tiene, aparentemente, tres puntos fuertes respecto al resto de España: más empleo industrial, poca dependencia del turismo y una deuda moderada.

3º- Dicho esto, lo relevante es lo que se va haciendo en el día a día, que es lo que determinará la prosperidad futura. Por ejemplo, cuando Irlanda y España entraron en la UE Irlanda tenía un PIB per cápita alrededor de un 12% inferior a España, ahora Irlanda tiene bastante más del doble de PIB per cápita que España. Entre 2009 y 2018 España incrementó su PIB un 8,2% e Irlanda lo hizo en el 75,40%. Información publicada por Expansión y Cinco Días.

4º- Por tanto, partimos de una mejor situación que otras Comunidades pero tenemos inercias muy negativas que habría que revertir si no queremos vernos en una situación muy, muy complicada.

En cuanto a las cifras en sí:

  • El presupuesto aprobado el 28 de febrero habla de 4.573,70 millones de euros. Ya comentamos en artículo anterior que la Consejera de Economía reconoce una caída previsible de los ingresos de 818 millones. Yo creo, por la información que tengo, que serán en torno a 1.000 millones. Si a eso le sumamos una previsión del propio Gobierno de 200 millones más de gasto nos vamos a un bonito déficit de 1.000 millones según sus cálculos, 1.200 millones según los míos.

  • ¿Qué presupuestos se presentarían el año que viene en estas circunstancias? ¿Sin recortes? ¿Con un nivel de gastos en torno a los 4.100 millones, alrededor del 90% de los de este año? ¿Aprobaría Bildu esos presupuestos si todavía no forma parte del Gobierno?

  • En la rueda de prensa que dio la Consejera de Economía, Elma Saiz, al presentar las cuentas del año 2019 comentaba que la deuda se había reducido en 101 millones de euros, para quedar en 3.297 millones, como “prueba del compromiso de este Gobierno con los que están y los que vendrán”. Como veremos en el siguiente punto, el compromiso con “los que vendrán” parece que se aparcará lo más cuidadosamente posible.

  • Para que se vea como son este tipo de crisis, y esta será más dura que la de 2008, volvamos a las propias cifras del Gobierno de Navarra. En 2008 la deuda se cerró en 868 millones de euros. Diez años después esta cerraba en 3.445 millones. Sumar casi 3.000 millones de deuda no impidió que se hablase de unos recortes salvajes a pesar de que los déficits eran tremendos. Para muchos no era suficiente.

  • Coste de la deuda: El coste medio de financiación del propio Gobierno de Navarra había bajado en el año 2018 del 2,2% al 1,97%. No dispongo de los datos correspondientes al año 2019. Las montañas de deuda que van a emitir todos los Gobiernos a partir de ahora harán que ese tipo medio suba, y entre los más perjudicados del mundo occidental será España. Si nos vamos a 4.500 millones deuda a final de año y un tipo moderado del 2,5% estamos hablando de pagar más de 112 millones de intereses en el año 2021. A eso habría que añadir la amortización de deuda.

  • Coste de personal. Tomamos la información del diario Noticias de Navarra, poco sospechoso de hostilidad al Gobierno de Navarra, fecha 12 de enero de 2020. Comenta que la previsión de personal para el 2020 es de 1.465 millones de euros, el 32% del presupuesto, con un incremento del 8,83% sobre el año pasado. También comenta que el coste de personal se ha incrementado un 32% desde el 2012. Contando con que el incremento de los salarios a los trabajadores del Gobierno no llegan al 15%, salvo colectivos concretos con subidas superiores, hay que contar con que el aumento de personal también ha sido importante.

  • Decisiones judiciales pendientes incrementarán el coste de personal. El más señalado sería la Carrera Profesional de los sanitarios contratados y que supondría varios millones de euros al año, que ya quedarían consolidados.

  • El último elemento que es importante señalar es el de la pérdida a efectos económicos de la legislatura pasada. Una legislatura dedicada sobre todo a regar desde el Gobierno todo el gasto corriente: fuerte incremento del empleo público, incremento salarial importante, incremento en el número de perceptores de la renta básica en una época de cierta bonanza o la reversión de las cocinas hospitalarias. Para que todos se hagan una idea, las cocinas hospitalarias cuestan más de 2,5 millones más por año. Un servicio que tras los sabotajes iniciales había disminuido las quejas hasta hacerlas irrelevantes. ¿Se podía haber acometido mejor la privatización inicial? Seguro, pero la idea era correcta, dedicar el hospital a curar enfermos y que este tipo de servicios adyacentes lo presten empresas especializadas que a un nivel de calidad determinado sean lo más económicas posibles. Se podrían hacer muchas cosas con 2,5 millones más al año. Que se lo digan al PNV o a Torra que tienen este sistema en todo tipo de hospitales o residencias.

Queda para el lector juzgar si aquellas declaraciones de Elma Saiz o Javier Remírez pueden sostenerse todavía hoy o si se acabará haciendo realidad, aunque en un sentido distinto, aquel infame tweed de Irene Montero “Llegan ahora nuestros recortes, y serán con guillotina”.

Aún estaríamos a tiempo de amortiguar el golpe e intentar ayudar a quien realmente lo necesita pero eso significaría desdecirse de mucho de lo afirmado hasta ahora. De un discurso político construido desde hace 7-8 años.

Tengo pocas esperanzas, y me duele, por la gente y la tierra en la que vives. Normalmente, repetir las mismas malas ideas produce los mismos malos resultados.

En las manos de Saiz, Remírez o Chivite está el mover ficha, y moverla en la dirección correcta, por el bien de esta tierra.

x

x

Mr. Pond

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (2)
  1. joaquin says:

    Brillante análisis señor Pond. muy interesante eso que insinúa… que lo importante es lo que se hace día a día , año a año, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras,,,,, en regiones igual es.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 1

  2. De Navarra says:

    Declaraciones de Roberto Jiménez, desde la oposición, el año 2009 (en plena crisis económica), condicionando a UPN la aprobación de los Presupuestos:
    “No vamos a aceptar que se contenga el gasto para no tener que recurrir al endeudamiento. La amortización de la deuda es secundario, hay que apostar por el empleo”.
    “En los noventa tuvimos una deuda muy superior a la actual, y no pasó nada. Ahora debemos ser expansivos. Ya amortizaremos cuando lleguen periodos más benévolos para la economía”.
    “Apostar por unos presupuestos ambiciosos y expansivos en el gasto, desde luego que no es de derechas”.
    “El Gobierno de Navarra ha pecado de conservadurismo al proponer un aumento del gasto del 1%. Es insuficiente para afrontar la inversión productiva y el mantenimiento del Estado de bienestar”.
    Esa era la aportación del PSN a la gobernabilidad de Navarra. Lo de ahora, más de lo mismo.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 1

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 17 de noviembre de 2008