¿Cuanto peor, mejor?

Carlos García 3 marzo 2020 Opinión
Imagen de ¿Cuanto peor, mejor?

 

Existen muchos ejemplos más o menos remotos de lo que podemos denominar como el modo de actuación de los autodenominados como los puros, de los rigoristas que siempre saben de antemano como deben actuar y que es lo que está bien y lo que está mal. Analizan la realidad con su esquema cerrado, se centran principalmente con severidad, rigidez o dureza, en materias morales y disciplinarias. Se apoyan en una moral rigorista que siguen en sentido estricto. Duermen bien porque su doctrina les tranquiliza, les da igual que nieve, truene o haga sol, ellos saben que es lo correcto y siempre la culpa es de los otros.

Da igual que si se llaman cataros, zelotas, novicios, o intransigentes de todo pelaje. Siempre ha habido y siguen siendo legión los que consideran que todo lo que no concuerda con su visión de la vida, de la política, de la religión, del mundo, es falso y por tanto hay que condenarlo sin más.

Su misión consiste en combatir por tierra, mar o aire a todo a todos los que se separan de lo que correcto según su visión. Ellos se sienten en el deber de empujar a que se cumplan sus expectativas, piensan que son portadores de una misión superior. Suelen ser muy rigoristas, muy atentos a todas las cuestiones formales, a la literalidad de los acuerdos y eso les hace percibir muchas veces la realidad de una manera distorsionada, con desenfoques importantes, pues en general analizan los acontecimientos digamos que de una manera “particular”.

Centrándonos en el territorio foral, no solo parten de la condena sin ningún matiz de los socialistas navarros, ya que éstos como han pasado el Rubicón ¡su suerte está echada! al apoyarse en los del gobierno anterior para conseguir sus sillones. Se sienten traicionados y lógicamente apuestan por trabajar por su desaparición de la escena política, olvidan en como ganarse los apoyos donde éstos se sustentan. Esto es clave para entender su análisis, colocan a los socialistas en los infiernos, pues ellos lo tienen muy claro. Sienten y piensan que la iniciativa de Navarra Suma de volver a proponer una ley para garantizar y definir los Símbolos de Navarra ha sido un error. Olvidan que fue el Cuatripartito el que derogó la legislación anterior. Después de un rechazo inicial de todo el pentapartito, en el último momento de los socialistas navarros recularon y apoyaron la propuesta de Navarra Suma, eso sí suprimiendo la parte sancionadora de la propuesta. Los puros terminan por criticar a Navarra Suma porque dicen que está contribuyendo a un lavado de cara del socialismo navarro, en vez de aplicar que al enemigo, ni agua.

Pues bien ¡menos lobos! Pienso que no es correcto circunscribir el análisis de la situación política solamente por lo que mejora o empeora la posición de tal o cual partido, si les favorece o les perjudica. Sostener semejante análisis no parece plausible, ya que el análisis político requiere de una mirada más amplia, más allá de los intereses a corto plazo de los partidos, ya que debemos pensar en el medio y largo plazo si queremos sumar más voluntades a las nuestras. Debemos analizar en cómo quedan mejor garantizados los derechos de las personas que no están en la pomada, de los navarros de a pié que no militan en los escasos círculos de los partidos. Los navarros en general hoy nos encontramos mejor en este tema de los símbolos, más tranquilos, más amparados después del acuerdo entre Navarra Suma y el PSN. Todos sabemos que la clave es trabajar para conseguir reducir el apoyo social de los socialistas navarros. Los nacionalistas vascos en Navarra se encuentran peor hoy en este tema que antes de esta nueva Ley, pues ha decaído la normativa anterior que pretendía facilitar la mandanga de la colocación de la Ikurriña, como “derecho democrático”.

En la experiencia futura en cómo se comportaran los nacionalistas vascos, en si dan o no nuevas batallas sobre las banderas en los edificios públicos, estará la clave. Si vuelven a la carga, pensamos que será más fácil el volver a poner en el orden del día la parte sancionadora, para penalizar al que se salte a la torera la Ley de Símbolos. Podemos pensar que los socialistas no se van a desmarcar mucho del resto de socios en otros temas. Quieren mantenerse en los sillones.

Fuera del análisis de los enterados, no es fácil entender a los rigoristas con su discurso de que se equivoca Navarra Suma si se sale del NO permanente y le acusan de dar respiración asistida al PSN. Lo innegable es que muchos navarros percibimos que hoy nuestro escudo, nuestro himno y nuestra bandera están más amparados y por ello me felicito como navarro de a pie.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 12 de diciembre de 2012