La debilidad del PSN, la violencia nacionalista y el cuestionamiento de la policía

Redacción 25 febrero 2020 Noticias
Imagen de La debilidad del PSN, la violencia nacionalista y el cuestionamiento de la policía

Los sucesos del fin de semana en el que la violencia abertzale volvió a reaparecer en Pamplona dio lugar ayer a dos posicionamientos políticos reseñables.

X

Por un lado, Bildu anunció su decisión de pedir la comparecencia en el Parlamento de Navarra del delegado del Gobierno, José Luis Arasti, para explicar la actuación de la Policía Nacional durante el suceso.

X

Resulta un tanto chocante que Bildu exija explicaciones por un par de motivos. En primer lugar porque si Bildu no condena clara y expresamente los hechos previos y posteriores al supuesto incidente con el furgón policial, pierde toda legitimidad moral para reclamar explicaciones a los demás. En segundo lugar porque en realidad es Bildu quien quizá debiera ofrecer explicaciones, ya que el SUP (Sindicato Unificado de Policía) acusa a Maiorga Ramírez, diputado de Bildu, de haberse sumado al fregado alrededor del furgón policial e incluso de haber animado el tumulto. No paran de decirnos los grandes pasos hacia la normalización que va dando Bildu, pero la verdad es que haría falta un notable esfuerzo para apreciar ningún paso de Bildu hacia la normalización. En realidad es la anormalidad que representa Bildu y todo el mundo abertzale violento la que se va normalizando. Un estancamiento en la anormalidad propiciado por la ventaja de que el PSN no presidiría el gobierno ni  aprobaría los Presupuestos sin Bildu.

X

Por otro lado, el vicepresidente y consejero de Interior Javier Remírez al fin realizó una valoración de los incidentes como portavoz del Gobierno de Navarra, haciendo un llamamiento al “civismo” y señalando que “cualquier incidente que se produzca lo tenemos que lamentar“, incluyendo que “haya habido alguna persona herida“, a la que ha deseado “su pronta recuperación“. Remírez por lo demás expresó que “cualquier protesta y derecho de manifestación se haga desde los cauces legales y democráticos”, como la “movilización masiva en el centro de Pamplona con el sector agrícola“, indicó como si los agricultores tuvieran algo que ver con los radicales que desarrollan como un acto de militancia la violencia nacionalista.

X

La declaración de Remírez vuelve a resultar inquietante porque lamentables son las desgracias, los accidentes o los infortunios, no los actos violentos de un grupo de radicales abertzales. Esos actos no son lamentables, o no sólo lamentables, sino sobre todo condenables, porque son deliberados. Perturbador también que hablara en singular de “alguna persona herida” cuando hubo 3 agentes heridos según denuncia el SUP. La menor herida sufrió una caída corriendo delante de la policía, salvo que se pruebe otra cosa. Los agentes heridos, por el contrario, si fueron víctimas de una intención y unos actos deliberados de provocarles heridas. Al menos Remírez hablo de incidente y no de trifulca, aunque se quedó apenas más acá de haber rechazado todas las violencias o algo por el estilo, el tipo de discurso que en definitiva podía haberse esperado la pasada legislatura de un portavoz del cuatripartito. Como poco se le puede reprochar al nuevo gobierno pilotado por el PSN una falta de claridad y rotundidad en sus expresiones de condena, así como la adopción de un lenguaje apreciablemente resbaladizo.

x

X

Además de todo lo anterior habría que preguntarle al nuevo gobierno si los navarros nos vamos a tener que ir acostumbrando a que estos actos de violencia nacionalista se conviertan en rutinarios. Frente a otras violencias se llenan las vías públicas de carteles de rechazo. Se convocan manifestaciones. Se llama a expertos. Se realizan charlas. Se analizan las posibles causas ideológicas de la violencia. Se elaboran planes desde el sector educativo para que la juventud se conciencie y rechace esas ideologías y esas violencias desde la infancia. ¿Por qué hay un apreciable sector de la juventud compuesto por “txabales” que siguen sin interiorizar el rechazo a la violencia? Sería bueno que la vara de medir no fuera distinta con la violencia nacionalista, esta sí claramente estructural y con apoyo social, que con otros tipos de violencia.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 12 de abril de 2018