La arena de Joseba Santamaría y la alerta por calima en Canarias

Redacción 24 febrero 2020 Noticias
Imagen de La arena de Joseba Santamaría y la alerta por calima en Canarias

El clima ha vuelto a colarse entre las noticias de actualidad en virtud del temporal de viento que azota las Islas Canarias desde el continente africano, en lo casi se podría considerar como una especie de tormenta de arena que ha paralizado los vuelos y afectado en buena medida las labores cotidianas de la ciudadanía. También se ha dicho que el viento había arrastrado una plaga de langosta, cosa que parece que es falsa y a la que dio lugar el vídeo de unas libélulas. Por lo demás, de la situación que se vive en las islas dan cuenta sin necesidad de añadir demasiado las imágenes que nos llegan.

X

x

Este evento climático protagonizado por el viento y la arena del desierto hace inevitable sin embargo recordar el día en que el director del Noticias, Joseba Santamaría, retuiteaba indignado la noticia de que a los saharauis les estaban robando la arena del desierto y que un barco se estaba llevando la arena del Sahara para regenerar las playas de Mallorca.

x

X

Desde luego la noticia podía implicar un debate económico sobre quién es el dueño de la arena (¿Marruecos?) y a quién se le paga, pero que alguien esté dispuesto a comprar arena era en principio una gran noticia para los saharauis o muchos otros pobladores del desierto. A falta de petróleo, buena es la arena. Lamentablemente, no es probable que haya una demanda de arena -por no hablar de su abundancia- que la convierta en negocio. Sin duda este sería otro de esos negocios que en primer lugar no sería mucho negocio y que, en segundo lugar, el que pusiera la arena en la playa cobraría mucho más -lógicamente- que el que tuareg, beduino o saharaui en origen que la vendiera. O sea, una tonelada de arena en Mallorca puede valer algo, en el desierto no vale nada, el negocio es ponerla en Mallorca (o en donde haga falta).

X

Lo que de todos modos resulta especialmente reseñable en un día como hoy es la recurrente idea de cómo los recursos naturales de los países pobres son sistemáticamente expoliados por la malvada cultura heteropatrialcal capitalista. Tan malo es el hombre occidental que nos íbamos a llevar toda la arena en un barco.

X

Cabe señalar sin embargo que frente a los aproximadamente 4.000 kilómetros cuadrados de playa que tiene España, no todas las cuales ni mucho menos necesitan obviamente ser regeneradas, el desierto del Sahara presenta una extensión de 9 millones de kilómetros cuadrados. O sea, que iba a costar un poco dejar a los pobladores del desierto sin arena y que vender algo tan abundante tampoco ayudaría a que el precio fuera alto.

X

Joseba Santamaría, sin embargo, tiene que estar atravesando unos días terribles con las imágenes que nos llegan de Canarias. No por los canarios, sino por la inmensa cantidad de arena que acabará en el océano. Salvo que lo que lo que quitara el sueño al director del Noticias no fuera que enormes cantidades de arena (infinitamente mayores que las que puede transportar un barco) salgan del Sahara para acabar en el mar sin aprovechamiento alguno para nadie, sino precisamente que pudiera haber algún aprovechamiento. Si sólo le preocupaba que bajara el nivel de arena debe andar el hombre fuertemente mortificado, sin poder echar además la culpa al capitalismo sino al viento.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 22 de junio de 2007