El etarra conferenciante: ¿por qué parece que hemos perdido si hemos derrotado a la ETA?

Redacción 11 diciembre 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de El etarra conferenciante: ¿por qué parece que hemos perdido si hemos derrotado a la ETA?

Que un asesino etarra pueda dar una conferencia en la Universidad Pública del País Vasco es uno de esos sucesos que por una parte no llaman ya mucho la atención en esta sociedad anestesiada por el bienestar y la cobardía, por un lado, y envenenada por el nacionalismo por otro. Se trata sin embargo de un hecho que debería descolocarnos. ¿En qué escenario es posible que se produzca esta conferencia? ¿En el de la victoria? ¿De qué estamos hablando?

X

Para construir el contexto en el que se produce este hecho debemos tener en cuenta que esto de pronunciar libremente conferencias en el País Vasco, y no sólo en el País Vasco, no es que sea un hecho más que todo el mundo realiza con normalidad y que la charleta de un etarra es una más entre tantas. En realidad, casi podría decirse que los etarras son de los pocos en el País Vasco que pueden pronunciar tranquilamente una charla casi donde quieran. Esa es la “normalidad” donde predomina el nacionalismo. O dicho de otro modo, ¿se puede pronunciar en la UPV una charla contra el feminismo? ¿Ha habido alguna charla contra el feminismo últimamente en la UPV? ¿Y contra la ideología de género, el cambio climático, la memoria histórica o el aborto? ¿Podría pronunciar Amedo una conferencia en la UPV? ¿Podría dar testimonio Santiago Abascal ante los estudiantes vascos como víctima de la violencia nacionalista con la misma normalidad que un etarra, o le caería una lluvia de piedras?

x

X

Resulta preciso añadir en la contextualización de esta conferencia por parte de un etarra que se trata de un etarra no arrepentido, que no ha colaborado con la policía, que ha pedido perdón, que no ha condenado el terrorismo, que no ha renegado de ETA, que no ha llamado asesinos a sus compañeros ni a los presos de la banda terrorista. De hecho, ¿no dice la Constitución que el fin de las penas es la reinserción? ¿Por qué entonces está en la calle pronunciando conferencias un sujeto que no ha reconocido el mal que hizo ni pedido perdón por él?

X

La conferencia del etarra, por otro lado, se centró en el sufrimiento de los presos de ETA y el de sus familias, uno de los mantras favoritos de la izquierda abertzale. O sea, que no se centró en el sufrimiento de sus víctimas y en el de las familias de sus víctimas. Que por otra parte no son sufrimientos equiparables. Seguramente la madre de un violador encarcelado sufre mucho, pero su sufrimiento no es equiparable al de la violada o la madre de la violada, no digamos si además asesinada. Nadie se preocupa por el sufrimiento de las familias de los presos en general salvo que sean los presos de la violencia nacionalista. En este país no hay manifestaciones a favor de los presos que no sean nacionalistas. Sólo sufren los presos nacionalistas y sus familias. Que por cierto, ¿nunca se habrá preguntado el etarra conferenciante quién es el responsable del sufrimiento causado a su propia familia? ¿No se considera a sí mismo el principal responsable? Y del sufrimiento que causa a su propia familia un violador encarcelado, ¿no es acaso el principal responsable el propio violador? El verdugo claro que es responsable del dolor de sus víctimas, pero también del de su familia. ¿O hay que dejar impunes a los criminales para que no sufran sus familias? Sólo en una sociedad enferma de nacionalismo un etarra que llena de dolor a las familias propias y ajenas puede ser tratado como un héroe y recibido con ongi etorris y aurreskus.

X

Frente al edificio un grupo de personas se reunió para protestar por la presencia del etarra en la universidad, para apoyar a sus víctimas y para señalar la inmoralidad de normalizar lo anormal. En ese grupo había familiares de personas a las que el etarra conferenciante había matado. Dos cosas más hay que decir de ese grupo. Primero que era un grupo pequeño. La sociedad vasca sólo ha sido normal un día en 40 años, el día del asesinato de Miguel Angel Blanco. Segundo que no hizo falta la policía para defender al etarra conferenciante de este grupo de protestantes pacíficos. Por el contrario, de haber corrido alguien ayer algún peligro habrían sido las personas de este pequeño grupo. La sociedad vasca es eso.

X

María San Gil no puede pronunciar con normalidad una conferencia no ya en la CAV, sino en media España. ¿Cómo llamamos a este escenario en el que un etarra puede pronunciar conferencias con normalidad pero una víctima no? ¿El escenario de la derrota de ETA? ETA ha dejado de matar pero, ¿ha perdido?

x

X

ETA tenía un frente militar, pero también un frente político e institucional, un frente cultural, un frente educativo, un frente sindical, un frente de organizaciones juveniles, un frente periodístico, un frente histórico, un frente lingüístico, un frente editorial… Durante mucho tiempo hemos pensado que los pistoleros eran la cabeza del lagarto, pero si volvía a crecer una y otra vez después de cortarla a lo mejor es que era la cola. Los etarras eran las pirañas de la pecera, pero nos empeñábamos en cogerlas a todas con las manos en vez de vaciar de agua la pecera. Parece que han ganado porque en realidad sólo han perdido en el frente “militar”. Hemos dado la batalla sólo en el frente policial. Para colmo de males, la desaparición del frente militar nos ha desmovilizado por completo siquiera en el único frente en el que estábamos más o menos juntos y activos. Ahora avanzan apenas sin oposición. Los partidos no nacionalistas tenían mejores resultados cuando ETA mataba que ahora y es por todo esto que estamos analizando esta situación. En cada frente en el que ellos avanzan hay que generar una resistencia primero y la fuerza necesaria después para hacerlos retroceder. No puede haber ni un frente en el que ellos avancen en el que no encuentren resistencia, o no necesitarán matar para ganar. De hecho ellos lo tuvieron bastante claro. En cuanto la Ley de Partidos amenazó su entramado social y tuvieron que elegir dejaron las pistolas y eligieron su aparato de ingeniería social. Llegados a cierto punto los pistoleros restaban más de lo que sumaban, considerando además que persiste un cierto nivel de violencia tipo Alsasua que no llega a la bomba lapa, pero que impide a todos menos a los nacionalistas y sus socios hacer política y construir opinión en igualdad y con auténtica libertad.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (2)
  1. el liberal navarro says:

    ETA cerró por lo mismo por lo que cerraron los seminarios en los que se gestó: Por falta de vocaciones. Ya no quedaban memos (al menos en la abundancia de antaño) que asumiesen esa vida de aventura y crimen que acababa en la carcel. Se esta mejor mandando, comiendo pintxos y cobrando de la administración , y allí se han ido los llamado a ser Etarras

    Y no. ETA no ha sido derrotada, por lo mismo por lo que La morea no va a cerrar cuando cierra una tienda. El resto siguen y en el local de la cerrada se abre otra. Y si no, al tiempo….

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 19 Thumb down 0

  2. De Navarra says:

    Magnífico artículo, sobre todo la última parte.
    Por otro lado el discurso del etarra en la UPV no es más que el reflejo del proceso degenerativo que está ocurriendo en España y en el resto del mundo. ¿En qué manos está la Universidad en general y la UPV en particular? ¿Cómo puede ser alcalde de Barcelona un personaje con la talla intelectual y la formación de la Sra. Colau? ¿Cómo pueden sentarse a negociar el futuro de España individuos con el nivel de conocimientos del Rufián y la Lastras? ¿Cómo se puede llegar a endiosar y adorar a una nini adolescente como si fuera la redentora del satánico cambio climático? ¿Cómo pueden tragar semejantes patrañas apocalípticas dirigentes supuestamente serios de la UE? ¿Cómo no se les cae la cara de vergüenza a los jerifaltes de la ONU por estafar al mundo avalando una falsa doctrina y atracando a pobres y ricos? ¿Cómo se puede satanizar y maltratar a los dirigentes de países que han hecho números y no han querido tragar el anzuelo ecologeta?.
    Lo dicho, degeneración mundial, lo malo es que no tenemos escapatoria, estamos rodeados pero al menos, unos pocos, no estamos anestesiados.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 14 Thumb down 2

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Qué nota le pone usted a la gestión de la pandemia que está haciendo el gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de marzo de 2015