El desdoblamiento de las cuentas en español y vascuence del Ayuntamiento de Pamplona

Redacción 22 noviembre 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de El desdoblamiento de las cuentas en español y vascuence del Ayuntamiento de Pamplona

En medio de todos grandes los asuntos que vienen conmocionando la política nacional y foral en los últimos tiempos, ha pasado un tanto inadvertida una polémica interesante respecto al cambio de política del Ayuntamiento de Pamplona en las redes sociales. El nuevo equipo municipal ha decidido que el Ayuntamiento tenga dos cuentas separadas en las redes sociales, una en español y otra en vascuence. La decisión de Navarra Suma ha desatado la indignación del nacionalismo vasco que aboga por las cuentas únicas y bilingües y denuncia una persecución y “segregación” del vascuence. Sí, son los mismos nacionalistas que también reclaman por otro lado el derecho absoluto a vivir en euskera sin ser mancillado por sonidos o palabras en español. En estos últimos días, por otra parte, el gobierno vasco (el de la CAV, para evitar dudas, aunque también es del PNV y los socialistas) ha aprobado un decreto que permite a los ayuntamientos de la comunidad vecina utilizar sólo el vascuence para dirigirse a los ciudadanos, que en todo caso podrán elevar una petición para recibir las comunicaciones en español. Pero volvamos a la “segregación” de cuentas en el Ayuntamiento de Pamplona.

x

X

El mayor problema para los nacionalistas de crear cuentas separadas es que de este modo el vascuence ya no forma parte obligatoriamente del paisaje cibernético, administrativo y oficial. El que quiera obviamente puede seguir la cuenta en vascuence, pero si alguien sigue la cuenta en español no está viendo todo el rato mensajes en vascuence. Malamente se puede convencer a la gente de que somos una comunidad de bilingües si después la gente vive sólo en español. La libertad de poder elegir el paisaje que quiere cada uno, cuando ese paisaje es el español, es un obstáculo en la construcción lingüística nacional.

X

El menor problema, pero que como se verá también ha generado dolor, es que si se crea una cuenta en vascuence comienza su andadura con cero seguidores, frente a los más de 7.000 que tenía la cuenta en Twitter del Ayuntamiento de Pamplona en español. Decimos que esta pequeñez ha generado dolor porque, inmediatamente después de ponerse en marcha la cuenta en vascuence, el nacionalismo inició una campaña para seguir la nueva cuenta en euskera, de forma que al poco tiempo la cuenta en euskera superó ligeramente a la cuenta en español por seguidores. Para ellos, por la publicidad que le dieron, se ve que fue una victoria importante.

X

x

Esto de no querer que las instituciones, entidades y organismos oficiales tengan páginas separadas es una cuestión que efectivamente preocupa al nacionalismo porque, cuando existe esa diferenciación, al menos en Navarra queda bastante en evidencia eso que se llama la “demanda social del euskera”. La real, por supuesto, no la que algunos inventan. Si se mete todo en una misma cuenta no hay forma de visibilizar la escasa demanda social del vascuence en Navarra, particularmente fuera de la lógica de la zona vascófona. Por otro lado tenemos dos formas bastante eficaces de medir la demanda social del vascuence al margen de las cuentas del Ayuntamiento de Pamplona, por lo menos ahora que todavía no ha habido ninguna campaña para alterar las apariencias.

X

Una forma de medir la demanda real del vascuence es comparar por ejemplo las cuentas en Twitter de Osasuna. La cuenta en español tiene 233.000 seguidores, la cuenta en euskera (abierta hace más de un año) tiene 2.462. ¿Ven por qué los nacionalistas prefieren una única cuenta bilingüe que impida realizar este tipo de desagradables comparaciones?

x

x

Otra forma de medir la demanda real del vascuence es visitar la web con la versión en euskera del Diario de Noticias. Efectivamente, el Noticias sólo se publica en español.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. De Navarra says:

    Y otra forma es medir la demanda del BON (Boletín Oficial de Navarra) en euskera, eso sí, con un montón de traductores de toda la normativa al batúa. Conclusión: utilidad, cero; puestos de trabajo innecesarios, muchos; sablazos al contribuyente, por todos lados.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 29 Thumb down 1

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de febrero de 2009