La libertad en España está en peligro

Redacción 13 noviembre 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de La libertad en España está en peligro

Todo parece indicar que ya tenemos nuevo gobierno. La rapidez con la que Podemos y PSOE han alcanzado un acuerdo tras meses y meses escenificando un desencuentro invita, de hecho, a sospechar que todo estaba más o menos previsto, incluso con la Esquerra. Una vez más, sin embargo, se confirma que un gobierno en funciones era mucho mejor que este gobierno que viene y en realidad puede que mejor que casi cualquier gobierno. La situación es tan estrafalaria que lo peor que se puede decir de este gobierno de coalición ya lo ha dicho Pedro Sánchez en los últimos meses. Obviamente esto es además fruto de un fracaso, aunque resulte paradójico, ya que el mal resultado del PSOE le lleva a ahora a bajar el listón para pactar con quien no debía pactar y a rescatar a un Podemos que también se metió el domingo en un pozo electoral. El acuerdo se basa además en una mentira y un fraude a los votantes, ya que en ningún momento de la campaña electoral Pedro Sánchez dijo que su intención era pactar en 48 horas con Podemos y los separatistas, para que los españoles se pronunciaran en las urnas precisamente sobre eso.

x

X

Este gobierno que viene y que, con razón, le quitaba el sueño a Pedro Sánchez, es un auténtico motivo de preocupación para la unidad, la prosperidad y la libertad del país. De algún modo la izquierda y su predominio mediático han conseguido convencer a gran parte del país de que VOX es el gran motivo de preocupación, mientras que es el separatismo y la ultraizquierda más radicalizada de Europa la que llega al poder. Recordemos que el vicepresidente de Sánchez es un tipo que confesaba emocionarse al ver cómo pateaban en el suelo a un policía, o que era ovacionado y recibido como un amigo en las herriko tabernas, en las que daba por hecho la independencia de Euskal Herria (Navarra incuida) y decía a los batasunos “no os diré que nos dejéis solos con los españoles (a los que por lo visto se consideraba ajeno), sino que cuando finalmente os vayáis y decidáis como pueblo os echaremos mucho de menos (a los batasunos), y lo que sí me gustaría es que nos dejarais a Pradilla (periodista de Gara y uno de los organizadores de la visita a la heriko) como cónsul o como embajador de algo”. El nuevo vicepresidente es también un tipo que lamentaba la caída del Muro del Berlín y las dictaduras comunistas del Este o sostiene públicamente banderas del régimen genocida de la URSS. El nuevo vicepresidente y su partido apoyan también por supuesto la dictadura cubana y en general cualquier dictadura comunista presente o pasada. Pero que no se distraigan los españoles con todo esto porque de lo que se tienen que preocupar es del fascismo en Murcia, donde por lo visto todos carecen de la libertad de la que se disfruta en Alsasua.

X

No lo llamen progresista, cuando es ultraizquierdista

La entrada de la ultraizquierda comunista en el Gobierno de España suscita dudas respecto hasta qué punto se encuentra la democracia amenazada y si la izquierda aceptaría aún el resultado de unas futuras elecciones que ganara la derecha. Es decir, Podemos es una fuerza que apoya las revueltas en Chile contra el gobierno democrático de la derecha, o que apoya a los dirigentes de Venezuela y Bolivia que no aceptan sus derrotas electorales. El peligro es real. Asistimos por otro lado a una preocupante normalización de actos violentos como el corte de fronteras y carreteras, el bloqueo de aeropuertos, el cierre de colegios, las agresiones a personas que la izquierda o el nacionalismo perciben como enemigas, incluyendo las que simplemente portan una bandera española, lo que se suma a los tradicionales escraches, rodear las sedes de los partidos rivales y los boicots a los actos políticos de los contrarios. ¿Realmente aceptaría esta izquierda una derrota electoral cuando sus referentes son Maduro, Evo Morales o la extrema izquierda violenta de Chile? ¿Aceptaría la izquierda un gobierno formado por el PP y VOX o lo calificaría de fascista y consideraría legítima la “autodefensa” violenta? ¿Arderían al día siguiente todas las calles de las capitales españolas? ¿Se cortarían todas las carreteras? La situación es muy preocupante. Hace unos años, cuando la izquierda rodeaba las sedes del PP, pensábamos que todavía estábamos muy lejos de lo que sucedía en 1934. No sabemos cómo de lejos seguimos estando hoy de la situación que empezó a generarse en 1934, pero sabemos que estamos menos lejos que cuando nos lo preguntábamos hace unos años.

X

x

No es hasta el cuarto párrafo que entramos a considerar el peligro de formar un gobierno que depende de los separatistas golpistas. El gobierno no se puede enfrentar a los separatistas y depender de ellos al mismo tiempo, esto es una premisa lógica. Corremos sin embargo el riesgo de pensar que el único problema del futuro gobierno de Sánchez son los separatistas, que efectivamente lo son, pero que en realidad no son un problema mucho más grave que la ultraizquierda antidemocrática de verdad a la que se le está entregando el gobierno. Durante décadas hemos asistido a una alternancia en el gobierno en la que cuando gobernaban los otros podía gustar más o podía gustar menos, pero en la que los que no gobernaban no tenían porqué temer por su libertad. La izquierda actual cada vez considera que hay menos cosas discutibles dentro de su discurso, o aceptables fuera de él. Hoy todas las personas que no son de izquierdas ni nacionalistas pueden sentir con razón un frío en la nuca pensando que se les viene encima un gobierno con el que tienen razones para empezar no ya a pensar lo nefasto que sin duda será, sino por encima de eso a temer por su libertad.

X

 

 

x

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de marzo de 2011