Esto de sacar a la gente de la tumba es algo que le gusta a la extrema izquierda

Redacción 24 octubre 2019 Noticias
Imagen de Esto de sacar a la gente de la tumba es algo que le gusta a la extrema izquierda

No es malo tener memoria histórica. En realidad es buenísimo tener memoria histórica. La memoria histórica ayuda a tener perspectiva. El problema con la ahora llamada “memoria histórica” es que no es tal. Por un lado porque es un relato que recrea una historia totalmente ficticia en muchos casos. Por otro lado porque se trata de una memoria histórica… selectiva, que omite toda aquella parte de la historia que no le conviene recordar a la izquierda. Respecto a sacar a la gente de las tumbas, por ejemplo, resulta que no es una práctica novedosa de la extrema izquierda. Por alguna extraña razón que a lo mejor entra más en el terreno de la psiquiatría que en el de la historia o la política, el caso es que durante la Guerra Civil fueron frecuentes las profanaciones de tumbas en iglesias, monasterios y conventos. Y no sólo durante la Guerra Civil sino desde bastante antes, ya fuera durante la Semana Trágica de 1909 o la quema de conventos de mayo de 1931. Frente a la tradición en el mundo civilizado de respetar a los muertos, los cadáveres no sólo eran profanados sino expuestos, colocados en posiciones ridículas, utilizados por los milicianos para hacerse fotos, oprobiados con la utilización de objetos que simulaban penes, penetrados con palos… En Barcelona, en 1936. las tumbas del convento de las salesas fueron profanadas, los cadáveres expuestos y miles de personas acudieron durante días a contemplar el espectáculo. Todo esto que se cuenta se encuentra profusamente documentado.

X

x

x

Esto también forma parte de la historia no ya política, sino médico-psiquiátrica del bando que supuestamente, nos cuentan ahora, luchaba por la libertad, el respeto y la democracia. Eso sí, casi nadie se lo rebate. Por eso se encuentran tan cómodos hablando todo el día de la memoria histórica pese a que la hemeroteca contra ellos sería demoledora. De hecho es probable que los izquierdistas del presente ni conozcan su propio pasado. Por eso es buena la memoria, pero toda. Si todo el mundo lo recordara todo, lo de los dos bandos, ningún partido seguiría hablando de ello porque no habría manera de sacar de ello provecho político, que es evidentemente lo único que tiene importancia para ellos. Si mover de tumba a Franco, Mola, Sanjurjo y otros cuantos cadáveres más cerrara realmente un problema, a lo mejor hasta podría pensarse que todo esto tiene algún sentido. Pero es que hasta ellos mismos anuncian que exhumar a Franco es sólo el principio. Si por otra parte alguna necesidad grave tiene este país es la de reconciliación y entendimiento. Justo lo contrario de lo que se está sembrando ahora mismo.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (3)
  1. Alambique says:

    La profanación de la tumba de Franco es propia de un sistema totalitario. En el Valle de los Caídos no se hacían homenajes ni había disturbios. El gobierno en funciones del PSOE ha pisoteado los derechos más elementales. Si Sánchez ganara las elecciones,(a saber cómo) deberíamos prepararnos para lo peor.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 0

  2. gocrespo says:

    Las fotografías que acompañan este artículos son impresionantes, propias de una necrofilia o necrofagia enfermiza. Es propio de las películas de terror

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 1

  3. Alambique says:

    La gente sin principios ni moral, reducida a la condición de bestias amaestradas comete semejantes tropelías. Las derechas jamás hicieron nada semejante.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 30 de enero de 2020