Otra vez la monserga de la economía sumergida

Redacción 7 octubre 2019 Noticias
Imagen de Otra vez la monserga de la economía sumergida

En los últimos días se repiten las noticias y los análisis sobre un estudio de la UPNA referido a la economía sumergida en Navarra, cuyo resumen breve viene a ser que si el fraude fiscal se rebajara a la mitad el gobierno foral tendría 200 millones más para gastar, lo cual sería estupendo. O que cada navarro estaría pagando 848 euros de más en impuestos y cotizaciones por los que no pagan.

x

x

Que nadie se engañe, claro que es malo que hay gente pagando más impuestos por los que eluden sus deberes fiscales y pagan de menos. Pero eso es indiscutible y hasta ahí llegamos todos. Los problemas son otros.

x

Para empezar, esto de recaudar tropecientos millones más reduciendo la economía sumergida es una historia que nos repiten periódicamente y que siempre tiene el mismo origen: es la respuesta que ofrecen los políticos populistas cuando se les pregunta cómo van a pagar sin subirnos los impuestos todas las cosas que nos prometen.

x

Así pues, que ahora nos sigan hablando de la economía sumergida como chistera mágica de la que sacar todo el dinero que les hace falta resulta un tanto sospechoso, porque este mismo discurso ya nos lo vendieron hace 4 años. ¿Por qué nos dicen ahora que se podrían sacar 200 millones reduciendo la economía sumergida a la mitad? ¿Por qué no la han reducido a la mitad en estos cuatro años si ya hace cuatro años que nos empezaron a vender este discurso?

x

La primera realidad es que la economía sumergida en Navarra era alrededor del 10% hace 4 años y ahora sigue siendo presumiblemente la misma. La segunda realidad es que la recaudación no ha aumentado significativamente por ninguna reducción de la economía sumergida, sino porque se ha subido los impuestos intensamente a las familias y a las clases medias que ya estaban pagando impuestos y que no estaban en la economía sumergida.

x

Lo cierto es que la economía sumergida en Navarra, representando poco más del 10%, es muy baja y comparable e incluso inferior a la mayoría de países europeos avanzados. Resulta bastante utópico de entrada pensar que podría reducirse a la mitad la economía sumergida cuando tenemos una economía sumergida escasa.

x

x

Acabar completamente con la economía sumergida, por otro lado, podría no ser del todo beneficioso. Para empezar podría no ser posible. Acabar con el fraude es un poco como pretender acabar completamente con la mentira o con el robo. Pero es que además la economía sumergida se nutre en parte de negocios que serían inviables en la economía emergida. Si se sube el salario mínimo a 1.500 euros, por ejemplo, habría 3 tipos de empresas: las que subirían el salario, las que cerrarían y las que pasarían a la economía sumergida pagando menos. Paradójicamente, sería bajando la presión fiscal, las cotizaciones y eliminando el salario mínimo como a lo mejor se podría reducir la economía sumergida. No necesariamente los países con más presión fiscal son los que tienen más economía sumergida, pero puede que sí haya una correlación más visible con los que tienen que sufrir, como España, un elevado esfuerzo fiscal.

x

Tampoco es del todo exacto, como parece derivarse de muchos análisis, que la lucha contra el fraude fiscal sea un batalla contra los ricos y las grandes empresas. Por el contrario, la experiencia cercana de muchos ciudadanos es que buena parte de la economía sumergida corresponde a personas que por una parte están cobrando una prestación, mientras que por otra realizan un trabajo en la economía sumergida por el que cobran en negro, acumulando ambas vías de ingresos.

x

En definitiva, como fórmula mágica de pago la cantinela de la lucha contra la economía sumergida deja bastante que desear. Hace cuatro años leíamos los mismos argumentos que ahora, y ahora tenemos las mismas cifras de economía sumergida pero pagamos más impuestos que hace cuatro años. El pronóstico para dentro de 4 años es por tanto que nos volverán a vender el mismo argumento, habrá las mismas cifras de economía sumergida y tendremos más impuestos que ahora (y estaremos más endeudados). No es ser profeta, es simplemente prever el destino manteniendo velocidad y rumbo. Lo que nos sorprendería de algún político no es que nos anuncie que va a gastar más, sino que nos dijera cómo va a hacer más con menos. La buena gestión, a fin de cuentas, es eso.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (4)
  1. Cuenco says:

    ¿A quién no le tienta escaquear el escandaloso 21% del IVA? ¿A quién no le repugna el infame impuesto de sucesiones? ¿Hay algo por lo que no haya pagar tasas o impuestos? Que prueben a bajar y eliminar impuestos y se llevarán una sorpresa.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 16 Thumb down 1

  2. Urko Jon says:

    ¿Y qué pasa con la política sumergida? Es esa en la que se gastan cientos de millones de euros para beneficiar a unos pocos en detrimento de la mayoría que no obtiene nada a cambio. ¿Qué porcentaje representa la política sumergida que subvenciona y enriquece a grupos minúsculos con respecto a la política que mejora la vida de la mayoría?

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 12 Thumb down 0

  3. Cuenco says:

    Qué razón tienes. El cáncer de las subvenciones es la forma que tienen todos los socialismos de “redistribuir la riqueza”, mejor dicho, de quitar el dinero a los que trabajan para dárselo a los que viven del cuento.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 12 Thumb down 0

  4. De Navarra says:

    El día que tengamos en España más creadores de riqueza y menos redistribuidores de la nada, nos salimos. (Daniel Lacalle, economista).
    ¿Para cuando un estudio de la UPNA sobre la necesidad de creadores de riqueza en Navarra?. Porque redistribuidores nos sobran.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que aunque Chivite sea la presidenta se encuentra sometida a la tutela de Uxue Barcos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de agosto de 2017