La normalidad de tirar bombas de mano en Alsasua a la Guardia Civil

Redacción 29 agosto 2019 Noticias
Imagen de La normalidad de tirar bombas de mano en Alsasua a la Guardia Civil

En los carteles del Ospa Eguna de Alsasua aparece un muñeco lanzando bombas de mano a los cuerpos policiales que quiere expulsar de la localidad. ¿Hace falta argumentar que esto es cualquier cosa menos normal? Tampoco es un hecho extraordinario, respecto al que se pueda pensar que este año se les ha ido la mano con el el cartel, porque la misma incitación a la violencia la encontramos en carteles del año pasado.

x

x

Condenable o no según el amenazado

¿Alguien puede imaginar que los colectivos amenazados no fueran la Guardia Civil o la Policía Foral? O sea, ¿qué pasaría si en un pueblo se organizara un acto para exigir la expulsión de la localidad de los homosexuales, o los vascoparlantes o los nacionalistas vascos? ¿Qué se diría si se incitara al lanzamiento de bombas de mano contra estos colectivos? Todo eso que se diría, con razón, ¿por qué no es aplicable cuando se incita a la violencia contra los guardias civiles, los policías forales, sus parejas o todo aquel al que quieran echar de Navarra los organizadores de los Ospa Eguna? Si alguien reaccionaria de una manera si se tratara de echar a bombazos a los gitanos de un pueblo y de otra distinta si de lo que se trata es de echar a la policía, es claramente un farsante en términos morales y democráticos.

x

Si alguien está preocupado por la amenaza de expresiones y fenómenos fascistas en la sociedad actual, su principal motivo de preocupación y denuncia en este momento debería ser Alsasua, o su supuesta lucha contra el fascismo también sería una farsa.

x

Los preocupados por la mala imagen de Alsasua y por los interesados en ensuciar el nombre de la localidad, contra quien debieran estar lanzando sus invectivas en este momento y preparando sus portadas es contra los autores de este tipo de carteles y los organizadores de este tipo de actos, así como contra los defensores de este tipo de actos.

x

Que quienes promueven y apoyan estos actos, por otro lado, si después se produce una agresión contra unos guardias civiles y sus parejas en un bar del pueblo que no nos digan luego que es una trifulca tabernaria como cualquier otra. Porque a la vista está que no lo es, salvo que en el resto de localidades se organicen campañas de odio y de incitación a la violencia previas a las agresiones que después se cometen.

x

Que quienes promueven y apoyan estos actos, incitando a la violencia a los “txabales” más animales y brutos del pueblo, tampoco finjan que se solidarizan mucho con su sufrimiento y con el de sus familias cuando luego los metan en la cárcel, tras cometer delitos a los que quienes promueven y apoyan estos actos a fin de cuentas parecen querer incitarlos con estas campañas de odio.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. ultzama says:

    mmmmmm….., vamos que me imagino que hacer el DIA del TIRO al “FUMAO” que se cree que existen paises, como esos de euskadi, euskalherria, pitufilandia, narnia…. mmmm…, estará mal visto o no…. jajajaja…, hacer el DIA del TIRO al VARDULO que SUEÑA con ser VASCO estará mal visto o no…, hacer el DIA del TIRO al CARISTIO que SUEÑA con ser VASCO…estará mal visto o no, hacer el DIA de PEGAR un TIRO EN LA NUCA al que NO piensa como tu, estará bien visto o no…., hacer el DIA del TIRO a los que PINTAN DIANAS o TIRAN ESTIERCOL en casa del que NO piensa como tu, estará bien o no…., joooooo… der la de atracciones de feria que se me están ocurriendo jajajaja…., aunque creo que si lo hago, acabaré flotando en alguna PLAYA del norte del Reyno de Castilla (cuna de Vardulos, Caristios y Autrigones) jajajaja….

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 3

Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 24 de noviembre de 2008