Unas palabras del inversor Warren Buffettt sobre las que pensar

Redacción 23 agosto 2019 Noticias
Imagen de Unas palabras del inversor Warren Buffettt sobre las que pensar

Warren Buffett es el inversor más famoso del mundo y también uno de los hombres más ricos del mundo. No uno de esos charlatanes que escriben libros sobre cómo hacerse rico, que obviamente con lo que pretenden hacerse ricos es vendiendo libros, sino un inversor exitoso de verdad y dentro de la legalidad. Cuando Warren Buffett habla, por tanto, casi todo el mundo escucha, sólo que este hombre de 88 años no siempre responde sobre el tema que la gente quiere escuchar.

X

Por alguna razón, en los últimos días se ha puesto en circulación una reflexión que Warren Buffet realizaba hace unos años en un encuentro con estudiantes en la University of Florida’s School of Business, donde un alumno le preguntaba sobre lo que haría para ser más feliz si pudiera volver a vivir su vida otra vez.

X

La respuesta de Buffett fue en la línea de que en realidad su vida era bastante feliz porque siempre se había dedicado a hacer lo que le gustaba, pero más allá de ello deslizó una reflexión que a todos nos podría hacer pensar.

X

Buffett señaló lo increíblemente afortunados que eran todos los chicos que le estaban escuchando, que al igual que él habían tenido mucha suerte con la bola que les había tocado en el sorteo de quiénes iban a ser y que, pensándolo bien, salvo excepciones sería una temeridad querer devolver la bola al bombo y participar en un nuevo sorteo.

X

El famoso inversor señaló lo afortunado que él mismo era, más allá de su fortuna, por haber nacido en la época actual y no en una caverna en un momento pasado de la historia en condiciones insalubres y extremas. Por haber nacido en los EEUU, sin hambre, con seguridad jurídica, libre mercado, libertad de prensa…

x

Nosotros mismos solemos no detenernos demasiado a pensar en que, si volvieran a meterse en el bombo las bolas de los miles de millones de seres humanos que habitamos el planeta en este momento, sería muy improbable que nos volviera a tocar un destino tan ventajoso como vivir en Navarra en el siglo XXI. Podemos estar bastante seguros de que casi el 90% de la humanidad vive peor de lo que se vive en Navarra, por lo que ya de entrada pertenecemos al 10% más privilegiado. Si se volviera a sortear nuestro destino, tendríamos 9 de 10 oportunidades de resultar malparados, incluso muy malparados.

X

La buena suerte de ser españoles y navarros

En definitiva, al margen de que siempre aspiremos a mejorar y que eso sea algo bueno, ¿vivimos siendo conscientes de lo afortunados que ya somos por formar parte del 10% de humanos más privilegiados? ¿O vivimos irracionalmente medio amargados por no formar parte de ese todavía más afortunado (o eso pensamos) 5% o 0,005%? ¿Cómo de insatisfecho puede uno sentirse con su destino cuando estadísticamente no tendría ningún sentido que quisiera volver a participar en el sorteo? ¿O con toda la suerte que ya hemos tenido todavía le pedimos a la suerte que nos consiga por las buenas lo que ya deberíamos conseguir por nosotros mismos?

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de enero de 2019