Una reflexión en el estío

Carlos García 19 agosto 2019 Claves, Noticias destacadas
Imagen de Una reflexión en el estío

Con la perspectiva de pasadas ya unas semanas desde la constitución del nuevo Gobierno de Navarra, debemos analizar lo qué ha ocurrido en la política navarra en estos últimos meses, desde la que podamos ubicarnos a este nuevo contexto:

1.- Hemos vivido unos años de intensa oposición al Cuatripartito. Los constitucionalistas les hemos ganamos la partida, de 26 parlamentarios bajaron a 19 y su poder municipal ha mermado sustancialmente, recuperándolo sobre todo Navarra Suma. Es destacable la aparición de un incipiente movimiento asociativo que ha surgido en la labor de oposición al Cuatripartito y que antes apenas existía.

2.- Debemos valorar lo conseguido en las pasadas elecciones, pues ha sido el resultado de una lucha muy importante y nada fácil. El Gobierno Cuatripartito utilizó todos sus numerosos resortes para consolidarse en el poder, y para así acabar con lo que ellos denominan el Antiguo Régimen. Su principal meta era permanecer en el poder para profundizar en la implantación inexorable del nacionalismo vasco en Navarra y así derrotar a lo que ellos llaman la alternativa a la derecha navarra. En circunstancias normales cualquier Gobierno con la económica soplando a su favor lo lógico es que hubiese repetido mayoría absoluta.

3.- El Gobierno recién constituido no ha sido una sorpresa, para nadie que estuviese un poco avezado en la complicada política navarra. Los socialistas navarros han hecho lo que tenían anunciado que iban a hacer. Y esta vez les ha salido bien la jugada, pues contaban con un buen valedor en la cúspide del poder socialista en Madrid, el tal Santos Cerdán que ha sido el verdadero adalid de la operación Chivite.

4.- Podemos entre ver que va a ser más difícil hacer oposición a este nuevo gobierno, porque contamos con menores fuerzas opositoras -al abandonar el PSN el frente constitucionalista- es indudable que nos deja más debilitados. Pero a la vez ha dejado mucho más clarificado el panorama político. No es útil pensar que siempre el último gobierno es lo peor.

5.- El Gobierno Chivite será un Gobierno menos malo que el anterior. Siempre pensamos que un Gobierno donde estuviesen los socialistas junto con los nacionalistas y la extrema izquierda, sería menos malo que lo que hemos vivido en la pasada legislatura. Y seguimos pensado lo mismo, con lo que tendremos que ser más listos para combatirlo e intensificar los esfuerzos de todos los opositores.

6.- Nunca fue muy sólida la postura constitucionalista del PSN debilitada por no entender la lucha contra los nacionalistas. Siempre intentaron una y otra vez pactar con los llamados “progresistas” según su argot que por dos veces se lo frustaron desde Ferraz. Conocemos que siempre consideraron que las alianzas con los nacionalistas las eran positivas, incluso ahora son los sostenedores del nacionalismo moderado en País Vasco, por no mencionar la deriva de los socialistas tanto en Cataluña, como en Valencia y en Mallorca.

7.- Los del PNV son sobre todo nacionalistas, es un error de bulto volver a repetir el falso análisis de que siguen siendo la derecha más reaccionaria. No nos valen los análisis desde Madrid. Pues llevamos años comprobando que en su intento de articular un movimiento nacionalista vasco hegemónico solo liderarlo ellos, han hecho suyas las numerosas banderas del progresismo social más a la mode, en un montón de facetas que ya no tienen nada que ver con sus orígenes, y se contempla mas claro en el caso de Geroa Bai que no es exactamente el PNV al contar entre sus filas como coartadas unos acompañamientos desde los que justificar sus facetas más progresistas que les permite articular alianzas programáticas muy fácilmente con los extremismos de izquierda.

8.- Interesadamente muchos no vimos que el PSN cambió y enterró hace tiempo la posible implementación de la política del quesito. Hoy por hoy, no podemos esperar nada de ninguna alianza ficción con el PSN, han cruzado el puente y es necesario cambiar de chip. Habrá que reconocer la necesidad de trabajar para alcanzar una mayoría absoluta con las fuerzas de los partidos constitucionalistas del centro derecha, y punto. Contemplémoslo como una magnífica oportunidad.

9.- No es una tarea fácil articular una mayoría alternativa, pero no es imposible. Deberemos huir de toda política de trazo grosero contra los socialistas navarros. Queremos y necesitamos ganarnos a parte de sus votantes, por lo que no debemos trabajar solo para los nuestros ya convencidos sino que tendremos que estudiar las mil y una maneras para atraernos a los muchos navarros, que recelan del centro derecha y miran con cierto interés y confían en las posibilidades de la nueva partitura que los socialistas navarros quieren practicar, “un mundo nuevo lleno de dialogo e inclusión entre las distintas sensibilidades que existen en Navarra”.

10.- El terreno de juego y los actores han cambiado. Asumámoslo rápido, a partir de ahora el discurso en el que se tendrán que apoyar los socialistas navarros serán en parte en los “argumentarios viejos” de sus “nuevos socios”. Necesariamente son unos argumentarios “buenistas”, llenos de post verdad, donde ellos se colocaran encima de una nube -alejada de la realidad- desde la que impartirán sus doctrinas. Necesitan, repetir una y otra vez el “mantra” de que los que no pensamos como ellos “es porque practicamos la intransigencia, la radicalidad, la falta de diálogo entre distintos, etc”.

11.- Los socialistas navarros intentarán en la medida de lo posible desmarcarse de Bildu, para lo que deberán contar con argumentos propios, tarea difícil que siempre pasará por acercase más a Geroa en temas vasquistas y a la extrema izquierda en temas sociales. Para Bildu a corto sus enemigos son Geroa y PSN, saben que un Gobierno éxitoso donde cuenten poco con Bildu les debilitará. Por eso unos y otros utilizarán siempre un tono bajo de crítica entre ellos. Pues el drama es que al Gobierno Chivite los números no les dan. Solo podrán dar pellizcos de monjas, cabrearse, pero no mucho. Tampoco podrán romper el Gobierno pues sería letal para los cinco. La argamasa del poder siempre es muy fuerte cuando el pesebre a repartir es abundante. Eso ayuda a practicar la realpolitik.

12.- Los Bildus necesitan equiparar unas violencias con otras violencias, necesitan tergiversar tanto los relatos antiguos como los modernos, utilizan siempre componentes emocionales desde donde “justificar” todas sus atrocidades terroristas y así no debilitar “su relato” de siempre ante sus seguidores, en eso están y estarán juntos tanto Bildu como el PNV de apoyo. Ahora necesitan trabajarse el refuerzo de los socialistas para terminar de imponer “su relato” a todos los demás.

13.- En políticas sociales y de gestión ordinarias, lógicamente es esperable que se desarrollarán dentro de los parámetros socialdemócratas, y en él tema de Skolae a favor de las políticas más sectarias contra la enseñanza concertada y la falta de respeto a lo que quieran los padres respecto a la educación de sus hijos. También se podrán contrastar con las políticas mucho más respetuosas y liberales de la Comunidad Madrileña, tanto en educación como en temas fiscales. Hay que reconocer que algunos consejeros tienen mucho mejor perfil que los anteriores de Barcos.

14.- La clave para centrar la oposición será la política lingüística. Pensamos que en la política de los símbolos el Gobierno Chivite será mucho más respetuoso que el Cuatripartito anterior, y la clave será si mantienen o no y en que medida, la preeminencia del vascuence en el tema educativo y en el acceso a los puestos de funcionariado, cuestión clave en su proyecto de construcción nacional vasca. Ahí se verá cómo está de atrapada María Chivite y que precio estará dispuesta a pagar al nacionalismo para seguir en el sillón presidencial. Habra mucho tira y afloja.

15.- Todo el movimiento opositor lo debemos contemplar en movimiento. No hay que repetir necesariamente lo que se hizo antes. Se necesitará no sólo hacer la oposición desde las instituciones. Fue un acierto el impulsar las dos grandes movilizaciones de la Bandera y contra la Discriminación por el conocimiento del vascuence. Fueron dos jornadas gloriosas que permitieron tomar el pulso de la calle contra el Cuatripartito. Siempre habrá ocasiones si se trabajan y se eligen bien el tema de la convocatoria.

16.- Ahora toda la oposición se articula desde una coalición de tres partidos, en Navarra Suma que lógicamente deberá ser desde donde se implemente -desde el minuto uno- la oposición al actual Gobierno. No sólo desde las instituciones sino también desde las acciones en la calle. Entre todos tendremos que fortalecer una gran corriente de opinión apoyada en los partidos, movimientos, asociaciones, medios de comunicación, etc. que ayuden a fortalecer el movimiento opositor y que puedan llegar a articular una mayoría social que terminará por convertirse en una mayoría electoral.

17.- Necesitamos una mirada inteligente e inclusiva. No todos debemos hacer lo mismo ni de la misma manera. Hay que entender que no es lo mismo la repulsa de las organizaciones de víctimas del terrorismo en su relación con el PSN, que otros tipos de asociaciones, blog, NA+, etc. Unas veces una opocisición será mas cruda en sus críticas y otras más suaves. Todo es bueno, ya que todos no son lo mismo, ni necesariamente hay que hacer todo igual.

18.- Si queremos ayudar a conseguir la mayoría absoluta, tenemos mucho que mejorar: ser más finos, más trabajadores, saber sumar, pensar en el largo plazo, tener una alternativa y un proyecto de convivencia que respeten la verdad, nuestra realidad institucional y que demos credibilidad a una oferta realmente atractiva. Necesitamos de la lluvia fina para convencer a los alejados y no solo buscar el aplauso de los ya convencidos, para que se pueda llegar a ser una mayoría social, que tenga su reflejo en las elecciones dentro de cuatro años. y no tener que esperar más.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Ignatius says:

    Tenemos un Gobierno que no ha sido elegido por los navarros. Igual que el anterior, igual que el próximo.
    Con unas elecciones separadas para presidente se arreglaría el problema de la ausencia de separación de poderes y la carencia de legitimidad democrática del Gobierno.
    Pero a ver quién le pone el cascabel al gato…

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 2

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 25 de agosto de 2010