Las posibilidades de Enrique Maya para ser alcalde de Pamplona

Redacción 12 junio 2019 Noticias
Imagen de Las posibilidades de Enrique Maya para ser alcalde de Pamplona

En el sinuoso camino que nos lleva decidir el Ayuntamiento de Pamplona (u otros ayuntamientos) y el Gobierno de Navarra, se hace preciso distinguir que nos encontramos ante dos procedimientos de elección totalmente distintos que por tanto pueden conducir a resultados completamente diferentes. Ayer, por ejemplo, se le preguntaba a la candidata socialista a la alcaldía de Pamplona, Maite Esporrín, si Maya puede ser alcalde por ser Navarra Suma la lista más votada y cuál sería la postura entonces del Partido Socialista. Esporrín contestaba que: “Eso sería un segundo paso. Si nosotros nos presentamos y nos quedamos en minoría porque EH Bildu decide no apoyar nuestro proyecto, Navarra Suma es la lista más votada y en los ayuntamientos la función se organiza de esta manera, que la lista más votada es la que alcanza la alcaldía; entonces sería alcalde Enrique Maya, pero en minoría”.

x

Efectivamente, el artículo 196 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, determina que en la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de alcalde, de forma que se proclama al candidato cabeza de lista que obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales. Si no obstante ninguno de ellos obtiene mayoría absoluta, la ley establece que es proclamado alcalde el candidato de la lista que haya obtenido mayor número de votos populares. Más aún, en un hipotético caso de empate, que obviamente no es el caso de Pamplona aunque así haya sucedido en varias localidades españolas, la ley prevé que la elección “se resolverá por sorteo”.

x

x

Volviendo al caso que nos ocupa, el hecho es que la elección del alcalde de Pamplona, o de los alcaldes en general, difiere totalmente de la elección del presidente del Gobierno de Navarra. Si Bildu no apoya a Esporrín y no se produce ninguna mayoría absoluta, Maya pasaría a ser alcalde automáticamente y por ley como cabeza de lista de la candidatura más votada.

x

Respecto a lo que pueda hacer Bildu en la votación para elegir alcalde de Pamplona, Asirón ofreció ayer una rueda de prensa proponiendo 3 vías a PSN y Geroa Bai para seguir él como alcalde de la capital navarra. La primera vía sería un acuerdo programático entre Bildu, PSN y Geroa. La segunda un intercambio de cromos, de forma que si PSN apoya a Asirón entonces Bildu apoyaría al PSN en otros ayuntamientos. La tercera votar simplemente a Asirón para establecer una alcaldía “progresista” sin compromiso alguno, confiando en el futuro entendimiento de las tres fuerzas de “progreso”. Asirón, eso sí, descartó “absolutamente” una reedición de lo sucedido en 1979 cuando Batasuna apoyó el nombramiento del socialista Julián Balduz.

x

Lo que suceda este sábado en el Ayuntamiento de Pamplona puede resultar trascendental de cara a lo que pueda suceder a su vez en el Parlamento de Navarra. El mero hecho de que Bildu no apoye al PSN para nombrar a Esporrín ya podría resultar indicativo, pero es que si el PSN tampoco apoya a Bildu, permitiendo que Enrique Maya le quite el puesto a Asirón, los socialistas le estarían pidiendo a Bildu que les de la presidencia del Gobierno de Navarra y un cheque en blanco para gobernar después de haberles desalojado de la alcaldía de Pamplona, la segunda instancia de poder más importante de Navarra. Es decir, los socialistas pretenderían que Bildu les apoyara después de haberle asestado una auténtica bofetada política.

x

Obviamente el rompecabezas de Pamplona podría incluir otras fórmulas adicionales a las tres propuestas por Asirón, como que quien se presentara a la alcaldía fuera la candidata de Geroa Bai y PSN y Bildu la apoyaran. El punto es que si Asirón cae a lo mejor Bildu posibilita a pesar de todo un gobierno del PSN, pero no se le puede poner más difícil a Bildu esa decisión. Por otra parte el PSN podría humillar a Bildu y ganar el día de la investidura, pero esa humillación Bildu se la podría empezar a hacer pagar al PSN desde el mismo día siguiente a la investidura.

x

Finalmente y en esa línea es preciso recordar que para que Esporrín sea alcaldesa de Pamplona, o para decidir cualquier cosa tras ser elegida, precisaría el apoyo de la concejala de Bildu Amaia Izko, la cual irá a juicio en septiembre por formar parte, según la Fiscalía, del entramado de ETA, concretamente en el llamado frente de cárceles a través del colectivo de abogados. Resulta evidente que el PSN no puede prescindir de Bildu y de Navarra Suma al mismo tiempo, por una mera cuestión aritmética, por lo que la decisión de establecer el cordón sanitario a Navarra Suma le aboca a depender del voto de personajes como Amaia Izko.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark1 Acometo con ganas esta recomendación literaria volviendo a la Historia, que siempre nos aporta, además de conocimiento objetivo, un disfrute literario, en cuanto la personalidad del historiador, su distancia o su pasión, comportan una creación estética. En este caso,…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Qué cree usted que pasará ahora en la investidura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de diciembre de 2014