Balance de legislatura: la amabildunización del Ayuntamiento de Pamplona

Redacción 22 mayo 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de Balance de legislatura: la amabildunización del Ayuntamiento de Pamplona

 

A la hora de hacer balance sobre lo que ha sido la legislatura de Asirón en el Ayuntamiento de Pamplona, nos encontramos en otro de esos casos en los que se puede callar y simplemente dejar hablar a los tribunales. Y es que las sentencias y resoluciones de los tribunales dejan bastante claro y de una manera objetiva hasta qué punto Bildu y Podemos-Aranzadi han convertido el consistorio pamplonés en un auténtico cortijo de amiguetes. O juzguen ustedes mismos cómo llamar a esta sucesión de contrataciones ilegales, concursos ilegales y bajas por corrupción encubiertas como dimisiones por cuestiones personales.

x

x

Amiguismo, corrupción o lo que ustedes decidan que casa mejor con lo sucedido es lo que se refiere a la anulación por parte de los tribunales de la publicidad institucional del Ayuntamiento, excluyendo a los medios políticamente desafectos y favoreciendo arbitrariamente a los medios afines. En un ayuntamiento de derechas se habría hablado no ya de un escándalo de corrupción, sino de si las elecciones municipales son limpias con los medios afines al cuatripartitto sobredopados por el dinero público.

x

x

En el histórico de la legislatura de Asirón no pueden dejar de citarse los gritos fantasma de “Asirón ejecución”, que el Noticias se sacó de la manga y el concejal de Seguridad de Bildu, Aritz Romeo, aseguró a todos los grupos que estaban grabados en las cámaras de seguridad del Ayuntamiento, para convencer a todos los grupos de que suscribieran un comunicado de condena. La Justicia puso posteriormente en evidencia al Noticias, rechazando que hubiera ninguna prueba de la existencia de esos gritos, y tras declarar secreto el contenido de las grabaciones de las cámaras municipales Bildu tuvo que reconocer que las cámaras no tenían audio. Jamás existió por tanto prueba alguna de la existencia de esos gritos y Aritz Romeo, o sea Bildu, mintió al asegurar que estaba todo grabado. No olvidemos por supuesto que se trató de un montaje contra un grupo de católicos que protestaban por la utilización de formas consagradas en una exposición sacrílega, nada menos. Otra cosa execrable y ofensiva para los creyentes que también sucedió en la Navarra del cambio.

x

x

El amiguismo, las corruptelas y las adjudicaciones ilegales vivieron otro episodio que sumaba lo irregular a lo abyecto en el caso de la cesión ilegal del palacio Fermín-Cruzat a un grupo llamado Plazara, en el que participaban personas afines al cuatripartito, dándose el agravante de que el palacio indebidamente cedido a dedo se usó para montar una exposición en la que se vinculaban las Javieradas a Franco y a Hitler.

x

x

La expulsión ilegal de las familias castellanoparlantes de dos escuelas infantiles fue otra expresión más de la política del cuatripartito, consistente en aplastar y pasar por encima de los derechos de todos los pamploneses que pasaron a ser ciudadanos de segunda con el cambio.

x

x

Las idas y venidas con los okupas, que han campado a sus anchas todos estos años, han sido otra de las notas características de la legislatura. Tras tres okupaciones y desokupaciones en el Palacio Rozalejo, el Ayuntamiento se ha gastado 648.833 euros en reacondicionar el anteriormente citado palacio Fermín-Cruzat, que ha sido expresamente ofrecido a los okupas aparentemente para que estén tranquilos hasta después de las elecciones, y que efectivamente lo están. O no, si recordamos el triste broche a la tolerancia con los okupas que ha consistido en la denuncia de una violación en grupo en un inmueble municipal okupado. Pero a diferencia de las violaciones en grupo en las que los acusados no son okupas, no sería prudente ir por ahí hablando de esto.

x

x

A todo lo anterior podríamos añadir la imposición de la ikurriña en el Chupinazo y las multas consiguientes a pagar entre todos los navarros. Significativamente, cuando la pena el año pasado amenazaba con alcanzar penalmente a Asirón y no ser una mera multa a pagar entre todos, ahí nuestro alcalde decidió que mientras el castigo fuera a los ciudadanos adelante con la ikurriña, pero que si el castigo iba a ser para él entonces ya mejor dejar un mástil vacío.

x

x

Por lo demás, la legislatura se cierra sin ningún avance tangible para los ciudadanos de Pamplona, salvo que entendamos como tal cambiar el nombre a la Avenida del Ejército. Por el contrario, aparte de todo lo citado, lo único que han visto los pamploneses es cómo se amabilduzaba el Casco Viejo o se desbarajustaba todo Pío XII generando un enorme agujero económico al pequeño comercio y un ostensible caos circulatorio en algunos momentos.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Alambique says:

    Otra ofensa execrable para los creyentes se produjo ayer y no la protagonizó el vergonzante alcalde. Un jugador de Osasuna gritó desde la fachada del ayuntamiento: “Aupa Osasuna, me cago en D…” ¡Qué bestia! Nadie le dijo que pidiera disculpas.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 22 de octubre de 2018