¿Y si la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados ya no es 176 sino 174?

Redacción 3 mayo 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de ¿Y si la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados ya no es 176 sino 174?

Al evaluar los resultados de las elecciones generales solemos dar por hecho que, puesto que el Congreso de los Diputados tiene 350 escaños, la mayoría absoluta se obtiene al alcanzar al menos los 176. Pero en esta ocasión puede no ser así, dando lugar a un escenario propio de Juego de Tronos.

X

Entre los candidatos que el pasado domingo consiguieron un escaño en el Congreso se cuentan Oriol Junqueras por ERC y Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull por JxCAT. Todos ellos se encuentran presos y procesados por rebelión. La pregunta entonces es si van a poder actuar como diputados y participar en las votaciones o no. En este sentido la respuesta parece no estar clara y existir un cierto grado para la interpretación. Más aún, en manos de los propios presos está despejar o no la situación. Y por tanto hay lugar para la negociación, el enredo maquiavélico y la conspiración.

X

¿Qué sucedería si estos cuatros diputados fueran suspendidos o no pudieran votar? En tal caso el número de diputados efectivos en el Congreso ya no sería 350, sino 346, y por consiguiente la mayoría absoluta ya no sería 176, sino 174.

x

Que la mayoría absoluta bajara a 174 resultaría un hecho relevante, puesto que PSOE+Podemos suman 165 diputados. Por tanto ya no les harían falta 11 diputados para alcanzar la mayoría absoluta, sino 9.

x

En consecuencia, Pedro Sánchez podría revalidar su presidencia con los votos de PSOE y Podemos más los de PNV, Coalición Canaria y Compromís. Aún le sobraría el diputado cántabro de la formación de Revilla. El apoyo de Coalición Canaria podría ser problemático, pero sólo eso: problemático. O sea, caro.

X

El dibujo de la jugada parece claro porque de este modo Pedro Sánchez ya tendría una mayoría absoluta y además sin tener que contar con los separatistas.

X

Aparentemente nos encontramos ante una paradoja porque Pedro Sánchez podría revalidar en Moncloa sin los separatistas y quedar bien con el conjunto de España gracias a la propia actitud rebelde de los separatistas. Por otro lado, los separatistas quedarían bien ante su electorado gracias a su actitud rebelde. No obstante, parece evidente que los separatistas le hacen un favor a Sánchez. Es decir, los diputados electos podrían renunciar en cualquier momento y serían sustituidos por el siguiente en la lista. ¿Por qué entonces bajar a 174 la mayoría absoluta y hacerle el favor a Sánchez? Aquí es donde empiezan a aparecer las sospechas de si no estará todo preparado y negociado. Por eso el PSOE ni se plantearía un gobierno pactando con Ciudadanos.

X

Para rematar la exposición de esta hipótesis maquiavélica interesa aclarar algunos extremos del proceso, para empezar que ya existen precedentes de mayorías rebajadas por debajo de 176 en anteriores legislaturas. Por consiguiente, cuando la normativa establece que nombrará al presidente “la mayoría absoluta de los miembros del Congreso”, ya se ha interpretado en el pasado que esa mayoría no era la mayoría teórica de la mitad más uno de 350, sino la mayoría efectiva restados los diputados que no podían votar en ese momento. Según recuerda eldiario.es, por ejemplo, en 1989 Felipe González fue investido con una mayoría “absoluta” de sólo 167 votos, ya que los diputados electos por Pontevedra, Murcia y Melilla habían sido impugnados tras la denuncia de irregularidades en el proceso electoral, por lo que los tribunales obligaron a repetir en esas circunscripciones. El día de la investidura solo estaban sentados en sus escaños 328 diputados y González consiguió ser investido con 9 votos menos de los 176 en los que está fijada la mayoría absoluta con carácter general.

X

Otro precedente es lo sucedido en el Parlament de Cataluña tras las autonómicas de 2017, en aplicación del 155 tras el intento fallido de rebelión. En aquella ocasión los presos y fugados delegaron el voto en otros diputados, pero no parece que semejante solución sea aplicable al Congreso ya que el artículo 73 de la Constitución prohíbe la delegación del voto en el Congreso y el Senado. Los otros elementos en juego son lo que pueda determinar el Supremo que está juzgando a los diputados presos respecto a la suspensión de sus funciones y también lo que establezca la Mesa del Congreso. Los diputados presos, como se ha señalado, también tendrían el comodín de renunciar para ser sustituidos por el siguiente en la lista y restituir la mayoría de 176. Tanto si los presos usan este comodín como si no lo hacen y rebajan la mayoría absoluta a 174 la cuestión es el porqué. A falta de una declaración más explícita de los interesados, los hechos posteriores seguramente serían los únicos que podrían facilitarnos la explicación. Esto sucedería si, por ejemplo, el PSOE gobernara haciendo concesiones a los golpistas como si tuviera un pacto con ellos aunque aparentemente no lo tuviera ni estuviera gobernando con ellos. Entretanto vamos aprendiendo que el Congreso de los Diputados es una cámara con un cierto número de diputados y que la mayoría en esa cámara es otro número que exactamente y con total certeza a lo mejor tampoco sabemos.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 4 de septiembre de 2013