La eutanasia social: que se suiciden los más desfavorecidos

Redacción 5 abril 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de La eutanasia social: que se suiciden los más desfavorecidos

El caso de la mujer aquejada de esclerosis múltiple a la que su marido provocó la muerte reabre una vez más el debate sobre la eutanasia. No se trata seguramente de una reapertura inocente. Es probable que este tipo de casos sucedan periódicamente sin que se hable demasiado de ellos. Se ha decidido por tanto que ahora este sea un tema de debate, que este tema irrumpa en la campaña electoral y que desplace a otros temas, como la amenaza separatista catalana o la revelación de que los viernes sociales son ya más bien los viernes abertzales.

X

No se trata sin embargo de rehuir el complejo tema de la eutanasia. Como siempre en estos casos, como en el del aborto y otros, el asunto se propone a partir de una serie de casos extremos apuntando a la emocionalidad del debate más que a la racionalidad del mismo. A nadie nos gusta que una persona sufra. Si para dejar de sufrir una persona tiene que morir, pongamos bajo el foco a una persona con el máximo sufrimiento.

X

El problema es que con un ejemplo excepcional con el que se abren telediarios o se hacen películas se abre una puerta por la que al final caben muchas otras situaciones, que no son las que nos han contado y que al final constituyen el 99% de los casos de eutanasia o de aborto.

X

¿Quiénes son las personas hacia las que va dirigida la eutanasia? ¿Los sanos? ¿Los guapos? ¿Los jóvenes? ¿Los triunfadores? ¿Los ricos?

X

No, el público objetivo de la eutanasia son las personas mayores, las personas a las que nadie cuida, las personas que padecen la soledad, las personas que no triunfan, las personas que no se sienten apreciadas, las personas enfermas, las personas con discapacidades, las personas sin recursos, las personas imperfectas…

x

x

X

Hay personas en una silla de ruedas que no son infelices. Estar en una silla de ruedas sin duda es un enorme problema cuando una persona debe enfrentarse a ello. Pero la silla de ruedas no determina la infelicidad. El mensaje para un parapléjico no puede ser por tanto que su vida no tiene sentido, que es imposble que sea feliz, que nada le puede llenar y que reclame una inyección letal, porque en la decisión de querer o no querer vivir hay una enorme dosis de subjetividad.

x

X

Una sociedad que propicia la eutanasia parece una sociedad humanitaria y sensible que rechaza el dolor, pero también puede ser una sociedad que envía sus miembros un mensaje totalmente tóxico. El de que la vida de las personas pierde valor conforme van teniendo taras, imperfecciones, enfermedades y problemas. Es sin embargo la misma sociedad que rechaza la pena de muerte porque la vida del más horrible criminal es sagrada la que en cambio acepta la indignidad de tener que vivir en una silla de ruedas o postrado en una cama. La ciencia ficción está llena de sociedades (La fuga de Loga, Un guijarro en el cielo) en las que llegados a cierta edad los ciudadanos deben morir antes de convertirse en una carga para la sociedad. En realidad da igual que llegado a cierto punto la policía venga a matarte o que la propia sociedad te presione para hacerlo por tu propia mano haciéndote sentir un sobrante indigno de seguir viviendo.

x

X

Como es lógico a todos nos repugna el dolor innecesario. No se trata de oponerse a luchar contra el dolor. A todos nos parecen bien los cuidados paliativos y todos rechazamos el encarnizamiento terapeútico. Otra cosa es asumir que el dolor justifica el suicidio-asesinato asistido porque el debate sobre el dolor es muy complicado. Habremos de admitir por ejemplo que el dolor puede ser físico o moral, que dos personas soportan de muy distinta forma el dolor y que resulta muy difícil determinar cuánto dolor objetivo puede justificar un acto de eutanasia. ¿Dónde está el límite? ¿Existe una medida objetiva del dolor? ¿O cualquier cosa puede justificar la eutanasia? ¿Cambiamos las órdenes a los bomberos para que en vez de intentar salvar a los suicidas los ayuden empujándoles al vacío? No necesitamos tantos likes como pensamos en nuestro perfil para que nuestra vida merezca la pena. Nuestra sociedad crea unos cánones de éxito, salud, belleza y superficialidad que muchas personas ni remotamente pueden cumplir y después, por amor y solidaridad, ofrece la eutanasia abriendo una fosa social en el suelo para que se arrojen a ella todas las personas que no soporten no encajar en el canon. Pues a lo mejor eran algunos cánones de esta sociedad y no a las personas a los que habría que echar a la fosa.

x

X

La idea de una muerte digna incluye el reverso de la idea de una vida indigna. Si una persona con ciertas enfermedades o cierto sufrimiento pide la muerte y se le concede en virtud del principio de que su vida es indigna, directa o indirectamente se está enviando el mensaje de que todas las personas en sus mismas condiciones tienen una vida indigna. Lo que se nos vende como una propuesta progresista y social, una vez eliminado el maquillaje puede ser la propuesta más antiprogresista y antisocial que se pueda concebir.

X

Naturalmente la complejidad del debate sobre la eutanasia y sus contraindicaciones sólo afecta al ciudadano que intenta reflexionar por sí mismo con una cierta sensibilidad. Para algunos políticos el debate sobre la eutanasia, como todos los demás, es una cuestión bien simple que se reduce a si le da o le quita algunos votos, y si se los da la apoya y si se los quita la rechaza. En este sentido quienes cuestionan la eutanasia pocas dudas pueden tener sobre su honradez intelectual, ya que como así lo ha decidido Soros la defensa de la vida es una causa impopular.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (5)
  1. Erytronium says:

    Ese hombre no ha ayudado a morir a su mujer, sino que la ha matado, aunque ella estuviera de acuerdo, que también es dudoso, porque a lo mejor ya no se podía expresar.
    Es verdad que algunos enfermos cuando tienen mucho sufrimiento, piden que Dios se los lleve, si son creyentes o terminar con su vida, si no lo son. Pero si se les calma el dolor la reacción normal es querer seguir viviendo. Lo importante en estos casos son los CUIDADOS PALIATIVOS, no tienes por qué matar a una persona q ya va a morir inminentemente, no se puede abrir la VEDA de CAZA del SER HUMANO. Cuando hay un deterioro importante la muerte se produce de forma natural, no hay por qué anticiparla unos días, si no aliviar a la persona en sus últimos días o meses de vida. La eutanasia es otro negocio de muerte, como el aborto, disfrazada de buenísmo.

    Los nazis, los auténticos, los que eliminan a los más inocentes y débiles (niños no nacidos y enfermos, ancianos y personas terminales) siguen entre nosotros. Hay gente que cree que puede acabar con sufrimiento en el mundo (el propio, en realidad), matando, pero se equivocan.

    http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=34506

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 14 Thumb down 7

  2. perroflauta says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 7

  3. Javier31 says:

    A ver perroflauta, que se trata de que nadie mate a nadie, de que la depresión y el sufrimiento no se conviertan en enfermedades mortales, de respetar la dignidad de la vida humana. Que parece que no te enteras. Que si la religión dice no matarás, no se trata de porque creas que Dios no existe ya puedas matar a diestro y siniestro. “No es que yo no creo y por eso ya puedo matar”, Que tenéis una dialéctica de niño de diez años que acaba de caerse del guindo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  4. perroflauta says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 7

  5. Erytronium says:

    1 Creer en Dios no te incapacita para pensar ni hace menos creíble la opinión del creyente. Muchisimos científicos creyentes han aportado mucho a conocimiento de la verdad, como Mendel, Lamaître, Lejeune…
    2. Que la noticia de que existe una diputada holandesa que propone no tratar ni operar a mayores de 70 años, la publique una web católica no afecta s la veracidad de la noticia..Al contrario, la refuerza.
    3.Es correcto que cada individuo es libre para tomar sus decisiones. Y todo el mundo se puede suicidar, dejar de comer está al alcance de todo el mundo. Por eso mismo no me pueden obligar a mí a costear con mis impuestos la muerte de personas. Ya existe el testamento vital y los cuidados paliativos para que te mate la enfermedad sin que intervengan familiares más o menos interesados. Tambien existe lo contrario, personas que se empeñan en alargar vegetativamente e innecesariamente la vida.

    Las personas tienen que morir cuando les toca, ni un minuto antes ni después. Pero siempre hay que intentar curar, aliviar y acompañar a una persona enferma. Si se legaliza la eutanasia, como ocurre con la pena de muerte, morirán muchos “antes de tiempo”.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Música y palabra

La labor del crítico musical, de la que tengo cierta experiencia desde hace unos años, consiste, a mi entender, en preguntarse por todo el conjunto de un concierto: desde la coherencia del programa hasta el disfrute del público. El que paga la entrada tiene derecho, nos guste o no, a…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Qué cartel elegiría este año para anunciar los Sanfermines?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 8 de octubre de 2012