Las maravillosas cuentas de Bildu en Pamplona 2018

Redacción 1 marzo 2019 Noticias
Imagen de Las maravillosas cuentas de Bildu en Pamplona 2018

Qué gran noticia. El Ayuntamiento de Pamplona reduce su deuda un 38 % en la legislatura y cierra 2018 con superávit de 9,5 millones de euros, mientras las inversiones crecen un 183% respecto a 2014, cuando lo dirigía UPN. ¿Quién dijo que la extrema izquierda no sabía gestionarl? ¿Es esto el apocalipsis?

X

x

No todo el mundo, sin embargo, ha saludado esta noticia con alborozo. En realidad, UPN señala que básicamente todo lo que refleja la noticia es falso. Así, por ejemplo, denuncia que no se puede vender como éxito la reducción de la deuda o el superávit cuando, en realidad, “son fruto de los altísimos niveles de inejecución y no una circunstancia planeada en presupuestos”.

x

Los regionalistas también indican que la reducción de la deuda no es un mérito de Asirón y el cuatripartito, ya que debido a la llamada Ley Montoro el Ayuntamiento está obligado a destinar a la amortización de deuda la mayor parte del presupuesto no ejecutado; por tanto, por lo que “habría que agradecer al ex ministro y no a Asirón que ésta se haya reducido en estos años”.

x

UPN ha aportado algunas cifras al respecto cifrando en 62,7 millones de euros la inejecución global acumulada durante los años 2015 (17,8 millones de euros), 2016 (22,8 millones de euros) y 2017 (22,1 millones de euros). A esto, habría que sumar las cantidades de 2018.

x

A la vista de lo señalado, cabe pensar que los amantes de la austeridad y el equilibrio presupuestario seguramente serán capaces de contener el impulso de votar a Asirón tras una segunda lectura explicada de las cifras. Los datos respecto a la inejecución del presupuesto, por el contrario, tal vez deberían inquietar a los amantes del gasto. Es decir, hace escasas fechas Irene Montero reprochaba al PSOE la inejecución de partidas presupuestarias tildándolas de recortes encubiertos.

x

¿Más inversión que con UPN, o tampoco?

A UPN tampoco le ha sentado bien que el Ayuntamiento pretenda haber multiplicado la inversión respecto a los tiempos de UPN, por otro lado en plena crisis, pero los regionalistas van incluso más allá asegurando que “el equipo de Asirón manipula los datos económicos de 2014 para intentar engañar a los pamploneses y tapar el fracaso de su gestión al frente de la ciudad”.

X

Según han explicado, Bildu ha fabricado su titular asegurando que las inversiones durante 2014 se reducían a 11,53 millones de euros, ofreciendo una interpretación sesgada de la realidad económica del consistorio y sin incluir el total de inversiones de todo el Ayuntamiento y de sus organismos. De hecho, alegan los regionalistas, el informe de cierre de cuentas de 2014, firmado el 9 de septiembre de 2015 por el propio director de Hacienda, cargo de libre designación nombrado por Bildu, recoge que las inversiones llegaron a 19,2 millones de euros. En concreto, el documento afirma que “las dotaciones para la formación bruta de capital, es decir, para inversiones propias y para la cofinanciación de las efectuadas por terceros, se elevan a 19,2 millones de euros”. Más adelante, el informe detalla que esa cantidad resulta de la suma de 12,7 millones de euros de inversiones reales y 6,5 millones de transferencias de capital. Por tanto, UPN denuncia que “se está tratando de mentir a los pamploneses de forma indisimulada y, lo que es más grave, se está haciendo desde canales oficiales del Ayuntamiento de Pamplona para ello”.

x

Por si fuera poco, también señalan que Bildu ha ocultado en la presentación de los resultados la contratación de un préstamo de 5 millones de euros realizada a través de la sociedad municipal Pamplona Centro Histórico y que no se ha computado en los datos ofrecidos.

x

Frente al panorama autocomplaciente de Asirón y su equipo, UPN lamenta que en realidad las inversiones se han reducido mientras se multiplicaban los gastos corrientes, al punto de que la estructura municipal es hoy 8 millones de euros más cara sin que se hayan puesto en marcha nuevos servicios que mejoren de forma real las condiciones de vida de los pamploneses.

x

El tenebroso diagnóstico de UPN se remata con la acusación de haber financiado el gasto de forma irresponsable a través de la venta de las reservas de suelo, “agotando el patrimonio municipal sin que se hayan generado nuevas operaciones que garanticen la viabilidad futura del Consistorio”. Y por si fuera poco, UPN ha destacado que el periodo medio de pago a los proveedores del Ayuntamiento ha pasado de 25,45 días en 2015 a más de 40 en 2017.

x

Parece ser al final que los amantes del gasto descontrolado y la mala gestión pueden por tanto seguir votando tranquilos al cuatripartito.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de octubre de 2019