Pedro Sánchez y la mitificación de Azaña y la Segunda República

Redacción 25 febrero 2019 Noticias
Imagen de Pedro Sánchez y la mitificación de Azaña y la Segunda República

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó ayer domingo en Francia las tumbas de Manuel Azaña y Antonio Machado, para homenajear el exilio republicano. Sánchez, en su discurso, declaró que acudía para “rendir homenaje a aquella democracia española que fue derrotada por la tiranía”, y refiriéndose a los exiliados señaló que “España tendría que haberles pedido perdón mucho antes por la infamia”.

X

Como suele suceder ante este tipo de actos, y más aún de la manera en que suelen organizarse, también al homenaje de ayer se le podrían poner muchos “peros”.

x

Por ejemplo, ¿por qué en el acto sólo estaba Pedro Sánchez, su ministra portavoz y una pequeña cohorte de famosos significadamente partidarios del PSOE? Que por cierto, o cada vez son menos eminentes o para este fin de semana no se pudo conseguir nada mejor. ¿Por qué no había líderes políticos de otros partidos? ¿Les había invitado? ¿Se negaron a ir? O Pedro Sánchez no quería que estuvieran porque de lo que se trataba era e usar a Machado, Azaña y la Guerra Civil no para cicatrizar y reconciliar sino, todo lo contrario, para reabrir heridas y brechas y utilizarlas electoralemente. ¿No merecen Azaña, Machado y el resto de españoles exiliados algo mejor?

X

No demonicemos ni mitifiquemos a los exiliados

Hablar en general de los españoles exiliados de la Guerra Civil resulta un tanto confuso porque el grupo abarcaría desde personajes excelentes y de gran talla intelectual hasta criminales responsables de las checas que, tras ejecutar crímenes atroces y coger el dinero robado a sus víctimas, pusieron pies en polvorosa. Entremedio un gran número de españoles, incluidos excombatientes, con miedo comprensible a lo que pudiera pasar. Pero aclaremos un par de puntos. Los combatientes de la Guerra Civil no luchaban por la democracia. Ni los de un bando ni los el otro. El resultado de la guerra hubiera sido o una dictadura de derechas o una de izquierdas. No tiene sentido que los políticos de 2019 vengan a enmendar la plana a lo que decían los propios políticos de la época y ahí están las hemerotecas. Si unos se rebelaron contra el sistema republicano en 1936, otros lo hicieron en 1934. Y si hubieran ganado la guerra los otros, los cientos de miles de exiliados hubieran sido nacionales, así como las decenas de miles de represaliados. No es política ficción, es asumir que lo que sucedía en la zona roja se hubiera extendido a todo el territorio y a la posguerra, en vez de a la inversa.

X

No mitifiquemos a los políticos de la época

Cuando un país acaba en una guerra civil brutal, carece de sentido pensar que los políticos de la época eran fenomenales y admirables. No es por lo estupendos que son los políticos del momento que un país acaba en una guerra civil. Y Azaña no es diferente en esto. Seguramente no era el peor de los gobernantes que tuvo España, pero en medio de una clase política deplorable quizá eso sea lo mejor que se pueda decir de él. Azaña es corresponsable de llevarnos a la guerra y corresponsable de las decenas de miles de crímenes que se llevaron a cabo en su lado y estando él gobernando. Cuando se estaba masacrando a media España, Azaña miró para otro lado. Nunca quiso enfrentarse a los radicales que eran sus aliados. Prefería que siguieran cometiendo sus atrocidades (de las que era muy consciente) y lamentarlas en sus escritos que impedirlas en el mundo real. Esto lo hizo incluso antes de la guerra. Pero eso no lo hace un político modélico, sino un cobarde y un engreído que quiere lavar en sus memorias lo que no impidió durante su gobierno. Cierto es que impedir las atrocidades de sus socios le hubiera llevado a una guerra dentro de la guerra con ellos, pero que se conozca entonces la calaña de los socios de Azaña. Y que así y todo eran sus socios. Otro reproche importante que cabe hacer a los políticos republicanos es la división que generaron y que aún perdura oficializando otra bandera de España, la tricolor, cuando la bandera de la Primera República ya era rojigualda y el color morado no tenía otro sentido que aumentar innecesariamente la visibilidad de Castilla, y cuando el pendón de Castilla ni siquiera está claro que fuera morado lo que acaba de rematar el sinsentido de la tricolor. En la desmitificación de Azaña podría citarse incluso a otro presidente republicano, Niceto Alcalá Zamora, que en 1936 acusó a Azaña, que le sucedió, de dar un “golpe de estado parlamentario” para quitarle el puesto.

x

Citas de Azaña sobre Cataluña de utilidad para el PSOE

Los nacionalistas catalanes tuvieron un indeseado protagonismo al tratar de boicotear el acto, lo que sólo fue impedido por la gendarmería francesa. Toda una evidencia, por otro lado, de la contumacia de querer seguir gobernando con ellos. Dice el PSOE que no ha cedido ante los separatistas y que la prueba es que por eso no se aprobaron sus presupuestos y se han convocado elecciones, pero eso no tiene sentido cuando la fórmula bajo la que se está presentando a esas elecciones es volver a pactar con los separatistas. Si no han podido entenderse con ellos y por eso ha fracasado el acuerdo y han convocado elecciones, ¿por qué su propuesta sigue siendo pactar con ellos? No se entiende salvo que se pretenda realizar aún más concesiones.

x

Ya que Pedro Sánchez está empeñado en pactar con los golpistas, y ya que el mejor homenaje a Azaña seguramente es leerlo, resulta interesante recordar algunas de las cosas de las que desde sus escritos y memorias Azaña advierte desde el pasado a Pedro Sánchez sobre el tenor de su añorada república y también y muy particularmente sobre el separatismo catalán como aliado:

x

“En Valencia, todos los pueblos armados montaban grandes guardias, entorpecían el tránsito, consumían paellas, pero los hombres con fusil no iban al frente cuando estaba a quinientos kilómetros. Se reservaban para defender su tierra. Los catalanes en Aragón han hecho estragos. Peticiones de Aragón han llegado al gobierno para que se lleve de allí las columnas catalanas. He oído decir, a uno de los improvisados representantes aragoneses, que no estaba dispuesto a consentir que Aragón fuese “presa de guerra”. Una imposición de la escuadra determinó el abandono de la loca empresa sobre Mallorca, abandono que no había podido conseguirse con órdenes ni razones. En los talleres, incluso en los de guerra, predomina el espíritu sindical. Prieto ha hecho público que, mientras en Madrid no había aviones de caza, los obreros del taller de reparaciones de los Alcázares se negaban a prolongar la jornada y a trabajar los domingos. En Cartagena, después de los bombardeos, los obreros abandonan el trabajo y la ciudad en hora temprana, para esquivar el peligro. Después del cañoneo sobre Elizalde, en Barcelona, no quieren trabajar de noche. Valencia estuvo a punto de recibir a tiros al Gobierno, cuando se fue de Madrid. Les molestaba su presencia porque temían que atrajese los bombardeos. Hasta entonces no habían sentido la guerra. Reciben mal a los refugiados porque consumen víveres. No piensan que están en pie gracias a Madrid. En fin, un lazo de unión de todos, resultado de la lucha por la causa común, no ha podido establecerse”.

x

“Asaltaron la frontera, las aduanas, el Banco de España, Montjuic, los cuarteles, el parque, la Telefónica, la Campsa, el puerto, las minas de potasa, crearon la consejería de Defensa, se pusieron a dirigir su guerra que fue un modo de impedirla, quisieron conquistar Aragón, decretaron la insensata expedición a Baleares para construir la gran Cataluña de Prat de la Riba…”

x
“… en franca rebelión e insubordinación, y si no ha tomado las armas para hacer la guerra al Estado será o porque no las tiene o por falta de decisión o por ambas cosas, pero no por falta de ganas”.

X

“Yo nunca he sido patriotero. Pero ante estas cosas me indigno. Y si esas gentes van a descuartizar a España, prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros, o nuestros hijos o quien fuere. Pero esos hombres son inaguantables. Acabarían por dar la razón a Franco. Y mientras, venga poderes, dinero y más dinero”.

x

“No quiero ser presidente de una República de asesinos”

x

“La guerra está perdida; pero si por milagro la ganáramos, en el primer barco que saliera de España tendríamos que salir los republicanos, si nos dejaban”.

X

Dicen, para terminar, que tras llegar exiliado a Francia se dedicó a hacer turismo y visitar iglesias y catedrales, lo que le valió alguna crítica en la prensa francesa conservadora, la cual le asestó un “qué bonito que venga aquí a admirar Iglesias cuando en su país las quemaba”. En realidad no las quemaba personalmente, pero su actitud al respecto y en realidad con toda la violencia de los suyos fue la que refleja la famosa frase de que “todos los conventos e Iglesias de Madrid no valen la vida de un Republicano”. Y efectivamente bajo esa premisa nunca movió un dedo para frenar la violencia homicida de los suyos. Y la frase de Azaña citada no es de 1936, sino de 1931. Así se fue llegando a lo otro.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Alambique says:

    “Si unos se rebelaron contra el sistema republicano en 1936, otros…”
    Falso: fue un acto de legítima defensa; no contra la república. Y Azaña fue aborrecible.

    Nada más iniciarse el régimen republicano empezaron los disturbios
    :
    15/4/31 – Son asaltados y destrozados en Málaga el periódico La Unión, y en Las Palmas el diario católico  ”Defensor de Canarias”.
     
    10/5/31 – Se prende fuego al ABC, se asaltaron e incendiaron 200 edificios religiosos. El Gobierno censuró públicamente a los monárquicos y suspendió el ABC, el Debate y numerosos periódicos de derecha. En Málaga fueron incendiadas 22 iglesias. El gobernador militar, general Caminero, puso un telegrama al Gobierno: “Ha empezado la quema de iglesias. Sin novedad. Mañana continuará” Fue premiado al poco tiempo.
     
    11/5/31 – Declaraciones en el Heraldo de Madrid (periódico gubernamental): eran los propios religiosos “que disparaban con los obreros”. El Socialista publicó: En los conventos “había fusiles, arsenales y ametralladoras, como se comprobó ayer”.
     
    18/6/31 – En Sevilla: desde las terrazas y azoteas de las casas particulares los anarquistas tiroteaban a la fuerza pública” Los desórdenes se saldaron con 20 muertos.
     
    25/5/33 – Valladolid: anunciado un mitin de derecha, los republicanos de izquierda y socialistas declararon que lo estorbarían a toda costa, aunque fuese a tiros. Azaña: “Los republicanos y socialistas, furiosos… no entenderían que se procediera de otro modo” (diario de sesiones). Nunca en la república la derecha hizo algo parecido. La izquierda muy a menudo.
     
    10/6/34 – Primer asesinato cometido por falangistas. Tres falangistas que acudían a su campamento en el Pardo son apresados. Dos consiguen escapar. Juan Cuellar, de 18 años, fue linchado en las afueras de Madrid. Cuando volvieron los asesinos, fueron tiroteados por falangistas. Resultó muerta la socialista Juanita Rico. El entierro fue un alarde revolucionario de las JJSS.
    Los pistoleros socialistas ya habían asesinado a 12 falangistas, sin respuesta asesina de éstos.
     
    Octubre del 34 – Golpe de estado. Prieto, Largo Caballero y separatistas catalanes, responsables. 1400 muertos en 10 días.
     
    15/2/36 – Los presos de Oviedo y Gijón se sublevan. La Pasionaria los libera “Tenemos de la obligación, con normas o sin ellas, de devolver la libertad a los presos” Las autoridades cedieron. Es imitada en el resto de España.
     
    17/2/36 – Tras las elecciones, las turbas frentepopulistas se echan a la calle. Arden iglesias en Cáceres, Sevilla, Córdoba, Málaga, Murcia…en medio del abandono, cuando no de la protección cómplice del poder.
     
    13/3/36 – Se suspende el partido falangista. Es encarcelada su cúpula y detenidos muchos militantes. Todo sin ningún respeto a la ley.
     
    16/4/36 – Lerroux (fundador del primer partido republicano en España): “se abren las cárceles y presidios que vuelcan a la vida pública su contenido de delincuentes políticos, sociales y comunes. Todo el mes de marzo es una orgía de crímenes y una bacanal de sangre”. Azaña: A las muchedumbre salidas del penal, maltratadas durante dos años, no se les podía exigir que supiesen reserva sus agravios”.
     

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que aunque Chivite sea la presidenta se encuentra sometida a la tutela de Uxue Barcos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de junio de 2013