¿Qué hará Pedro Sánchez?

Redacción 14 febrero 2019 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de ¿Qué hará Pedro Sánchez?

Supuestamente ayer vivimos un momento muy trascendente, que fue el rechazo del Congreso a los Presupuestos presentados por Pedro Sánchez. Cabe preguntarse si, no obstantes, en una sociedad de consumo y también de consumo mediático como en la que vivimos, casi todo el rato supuestamente vivimos un momento trascendente tras otro para mantenernos en un cliqueo constante. O sea, que a lo mejor no pasa absolutamente nada después de que el Congreso le tirase ayer a Pedro Sánchez los Presupuestos.

X

Pedro Sánchez no puede prescindir fácilmente de los separatistas, pero tampoco estos de Pedro Sánchez

¿Qué ha cambiado entre el éxito de la moción de censura y la votación de ayer? Básicamente la postura de los separatistas de ERC y PDCAT. Pero tampoco exageremos el castigo al PSOE del separatismo catalán. Es decir, el separatismo catalán entre lo que puede escoger ahora es entre:

x

a) Echarse al monte, declarar la independencia y ordenar a los Mossos y los CDR disparar a matar.

b) Mantener un gobierno español débil que depende de ellos.

c) Promover un cambio que permita un gobierno fuerte dispuesto a aplicar un 155 hardcore, para quitarles el dinero, los medios y el control de los Mossos.

x

¿Qué harán los separatistas? Seguramente ni ellos lo saben, pero una cosa es tirarle el Presupuesto al PSOE y otra muy distinta pasar del cómodo escenario “b” al “a” o al “c”.

x

Si convoca elecciones, se carga la promoción de su libro

Por su parte, el dilema de Pedro Sánchez es que o vende libros, o convoca elecciones. Aguanta, Pedro. Leete tu propio libro. Si se raja y convoca elecciones, ¿que clase de promoción sería esa para su “Manual de resistencia”? Sería como si alguien que estuviera promocionando un libro titulado “Cómo mantener felizmente un matrimonio” de repente anunciara su divorcio. Claro que, de atender a las malas lenguas, la que a lo mejor resistiría en la presidencia siendo coherente con el contenido del libro sería Irene Lozano.

X

Las elecciones son el mal, cuando ya estás en el poder

No nos equivoquemos. Las elecciones no son una gracia de los dirigentes al pueblo. Las elecciones son más bien una insufrible imposición del pueblo a los gobernantes. Lo que los gobernantes querrían es no tener nunca elecciones. Así que los gobernantes, por norma general, o sólo adelantan las elecciones si están muy seguros de que las van a ganar (aunque después se equivoquen penosamente) o agotan el plazo en el poder hasta terminar la legislatura. Eso si no se marcan un Maduro después de ser derrotados en las urnas. La historia abunda mucho más en políticos aferrados al poder que en gobernantes desapegados. En palabras de Santiago Cervera: “No existe el político frío, siempre reflexivo, ausente de sus propias pasiones y conflictos de personalidad. Sánchez refrenda este modelo. Está enamorado de sí mismo y ha descubierto que el espejo del cuarto de baño de Moncloa es el que mejor imagen le devuelve cada mañana”. Casi ningún expresidente ha superado la cota alcanzada como presidente, y en el caso de Pedro Sánchez parece bastante claro que confirmará la regla, particularmente si la alternativa es hacerse escritor. Si el propio Pedro Sánchez es consciente de esto, tenemos presidente para rato. Aunque por otro lado ser consciente de esto implicaría un grado de lucidez y modestia que acaso invalidaría el razonamiento.

X

Así las cosas, saber lo que hará Pedro Sánchez tras ver cómo le devuelven los Presupuestos es cosa que seguramente pertenece más al ámbito de la futurología que al del análisis político. Si adelanta las elecciones, eso sí, habrán acertado el pronóstico la mayoría de tertulianos y comentadores políticos. Este podría ser un buen motivo para poner en duda tal adelanto. Al igual que los economistas, en lo que realmente son expertos los analistas políticos es en explicar por qué se equivocaron en sus pronósticos. Y en realidad esta es también la base de la persistencia de cualquier futurólogo. Así que pronto saldremos de dudas respecto a si lo de ayer fue o no un momento realmente trascendente, antes de pasar al siguiente momento trascendente que a su vez lo será o no, pero que nos mantendrá como siempre enganchados a la actualidad y los medios.

X

El fin del Pedro Sánchez quizá sí, quizá no, pero al menos fue el fin de los Presupuestos

Todo ello por no mencionar que acaso lo trascendente en el día de ayer fue precisamente el escasamente valorado hecho en sí de que se rechazaran unos Presupuestos horribles, al margen de lo que haga ahora Sánchez, que eran en una parte subidas de impuestos, en otra regalos al PNV y a los separatistas catalanes para intentar comprar su apoyo con dinero en vez de con concesiones políticas, en otra populismo podemita barato y en otra números fantasiosos para cuadrar unas cifras de gasto fundamentalmente disparatadas.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 3 de octubre de 2016