Venezuela: Guaidó, ¿salvación o más de lo mismo?

Eduardo José Flores 21 enero 2019 Opinión
Imagen de Venezuela: Guaidó, ¿salvación o más de lo mismo?

Juan Guaidó es el caso extraño que no toma el poder, es el presidente del parlamento, el presidente de la extinta Asamblea Nacional, no el presidente interino de la República de Venezuela tal como ha debido serlo tras el vacío de poder existente en el país producto de la ilegítima juramentación o autoproclamación del dictador Nicolás Maduro como “presidente” ante un Tribunal Supremo de “justicia” en desacato a la norma legal.

Este caso así como genera esperanza e ilusión en una gran parte de la sociedad venezolana, también genera confusión, incertidumbre y hasta desconfianza, pues a un pueblo golpeado y traicionado por sus representantes “opositores” se le hace difícil confiar en quien ha apoyado por décadas y siempre la espalda le ha dado. Sabemos muy bien que la “oposición” venezolana está quebrantada y al igual que el régimen presenta una gran fractura que la desestabilizó, al punto en donde la popularidad cae de picada y la credibilidad es nula, lo cual deja tela que cortar y mucho que decir, pues hoy no hay tiempo para interpretaciones, ni palabras, ahora es momento de acciones, Venezuela no está para esperar, el país es un bombillo que está que revienta.

Tras la no juramentación de Guaidó como presidente legítimo, encargado o interino de la República se puede hablar de evadir el deber ser o la responsabilidad que se ha debido asumir justo en el momento preciso en el que el dictador se autoproclama, dicha omisión lleva a una detención, por cierto bastante sospechosa y se puede analizar desde dos perspectivas, la primera la mencionada anteriormente, es decir, la consecuencia de no actuar en el momento indicado u oportuno  y la segunda es lamentable ya que estaríamos hablando de que es un escenario muy bien montado por ambas partes con el fin único de darle un disparo de popularidad a la presunta oposición bajo la imagen de un rostro nuevo y joven que genere esperanza e ilusión donde la hay y por supuesto recupere la credibilidad pérdida de los actores o la élite política que dice ser oposición pero ha venido trabajando en pro del dictador.

En Venezuela se conoce a los actores políticos más por palabras que por acciones, pues el plabrerio siempre va bajo el engaño y la omisión, mientras que la acción continúa a la espera, una espera que en este caso desespera, condición y genera hasta resignación. Hoy Venezuela o gran parte de ella sigue esperando, por algo incierto o hasta predecible que sucederá el día 23 del presente mes, una acción que irónicamente nos ha mantenido bajo el yugo del dictador por 20 años.

Desde mi punto de vista amanecerá y veremos, soy un hombre de fe sin esperanzas y de ver para creer; que ha aprendido que la necesidad del hombre en generar esperanza es un arma de doble filo, pues termina en ilusiones que llevan a desengaños.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Othelo y Otello (Shakespeare y Verdi)

Este mes de enero he estado enfrascado con la tragedia de Shakespeare por motivos escolares. La Literatura Universal es una de las asignaturas más hermosas que un amante de la literatura puede impartir. El respetable, de edades entre los dieciséis y diecisiete años, responde perfectamente a las dificultades que entraña…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Qué cree usted que va a pasar ahora con el adelanto electoral?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 29 de septiembre de 2015