La deuda y el paro de Barcos

Redacción 18 enero 2019 Noticias
Imagen de La deuda y el paro de Barcos

Si el bienestar de los navarros avanzara al ritmo del ego de Barcos, seríamos Luxemburgo. Lamentablemente, el balance de la legislatura del cambio resulta mucho más controvertido, cosa que no puede reconocer Barcos la cual, por el contrario, suele responder a las críticas cubriendo de improperios a quien osa expresárselas. Pero contra los improperios están y prevalecen los datos. Por ejemplo el del endeudamiento. Algo antes de fin de año la Cámara de Comptos presentaba su informe sobre las Cuentas Generales de Navarra en 2017, y el capítulo de la deuda merece un comentario específico si comparamos los datos con los del informe de las Cuentas de 2015, cuando llegó el gobierno del cambio.

X

Si comparamos los dos informes de Comptos, observamos que en términos porcentuales respecto al PIB la deuda se ha mantenido e incluso ha crecido, pasando del 18,2% al 18,6%. Que la deuda se mantenga como porcentaje del PIB e incluso crezca respecto a él es una muy mala noticia, porque si el PIB crece y la deuda no debería bajar el endeudamiento respecto al PIB. Si el porcentaje no baja significa que los partidos en el gobierno, los mismos que clamaban contra la deuda heredada (aunque al principio de la crisis exigían más deuda y menos recortes), siguen endeudándonos e incluso endeudándonos por encima del crecimiento. Más allá de las reflexiones abstractas o las consideraciones fiolosóficas sobre la coherencia del discurso de Barcos, el resultado es que en 2015 la deuda pública foral ascendía a 5.186 euros por habitante, mientras que en 2017 fue de 5.640 euros por ciudadano navarro. Esto significa que, pese a subirnos los impuestos, o además de subirnos los impuestos, el cuatripartito ha aumentado la deuda en 306 millones de euros y que Barcos nos deja una deuda de 454 euros por cabeza más que en 2015, o 1.816 euros más a pagar considerando un hogar de 4 miembros. Y eso en tiempos de bonanza. He aquí por consiguiente uno de los apartados más oscuros del balance de Barcos.

X

x

Ahora que la legislatura se acaba, otro de los aspectos en los que la gestión de Barcos resulta más decepcionante es en el de la creación de empleo. Para comprobarlo basta observar la siguiente gráfica.

X

x

Como puede apreciarse, mientras que el paro baja de forma intensa e ininterrumpida en el conjunto de España, en Navarra el paro apenas desciende desde el cuatro trimestre de 2016.

x

Al inicio del gráfico, la diferencia entre el paro del conjunto de España y el de Navarra es de 6,73 puntos, mientras que al final la diferencia sólo es de 4,9 puntos. Es decir, el paro ha bajado mucho más en el conjunto de España que en Navarra.

X

Desde el citado cuarto trimestre de 2016, el paro en Navarra sólo ha bajado 0,36 puntos, mientras que en el conjunto de España, en ese mismo período, descendió 4,08 puntos.

X

Si comparamos los datos del segundo trimestre de la EPA de 2015 (fecha del cambio de gobierno) con los del tercer trimestre de 2018 (los últimos publicados), tenemos lo siguiente: en el conjunto de España el paro ha bajado un 35%, en Navarra un 23,2%, en la CAV un 41%, en La Rioja un 41,5%, en Cantabria un 50,5% y en Baleares un56%. Así se entiende que en el segundo trimestre de 2015 Navarra fuera la comunidad con menos paro y ahora sea sólo la quinta, por detrás de las mencionadas.

X

Lo único que a lo largo de esta legislatura se mantiene sin crecer lo más mínimo, a diferencia de la deuda, es la autocrítica, que tras estos 3 años y medio permanece al 0%.

x

No provocar el apocalipsis no equivale a no ser inútiles

¿Ha llegado el apocalipsis con Barcos? Pues no, faltaría más con la corriente económica mundial a su favor, pero precisamente con la corriente económica a su favor se aprecia que nos ha seguido endeudando y que bajo su gobierno Navarra ha creado menos empleo. La realidad es que resulta mejor y más sostenible poner a más gente a trabajar que presumir de pagar más rentas de inclusión. Y si hay más gente trabajando, también se generan más ingresos sin necesidad de subir los impuestos. Porque subiendo los impuestos y espantando a los inversores se asfixia el consumo, vienen menos empresas y se crea menos empleo. Por eso Barcos heredó la comunidad con menos tasa de paro de España y ahora no ha llegado el apocalipsis, pero hemos pasado al quinto puesto. Nunca es una buena cualidad la soberbia, pero si una persona no obstante quiere ser soberbia, el derecho a la soberbia hay que ganárselo con resultados.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 10 de septiembre de 2010