La crisis del Parlamento de Navarra como metáfora

Idoya Garde 10 enero 2019 Opinión
Imagen de La crisis del Parlamento de Navarra como metáfora

Todos los parlamentarios que votaron a la actual presidenta del Parlamento sabían de su poca preparación para el cargo y de su fatuidad, pero sabían que tenían que dar una pieza importante a Podemos a cambio de conseguir el Gobierno. Todos  ganaban. Izquierda Unida, que siempre ha sabido vender bien sus pocos votos, encontró en media docena de nóminas su plato de lentejas. Bildu tocaba poder (y dinero para repartir a su clientela) en ayuntamientos y mancomunidades. Tampoco le importaba mucho que las cosas salieran mal, se mueve bien en aguas turbulentas y el mal funcionamiento de las instituciones navarras quizá pueda llevarnos antes a su anhelada Euskal-Herria independiente. Y la Señora Barcos, encantada. Su ambición no tiene escrúpulos políticos si el apaño le beneficia. Poner a sabiendas a personas no preparadas en cargos públicos es la modalidad de corrupción con la que se inició el cuatripartito. Después, todos han hecho la vista gorda a las  desdichadas ocurrencias de la Sra. Aznarez y a la vacuidad de esta legislatura. Pero de esta pieza dependía el Gobierno y mejor mirar hacia otro lado. Pues bien, la inutilidad de la presidenta ha llevado a la mayor crisis institucional de nuestra democracia. Todos los que la pusieron, saben que no debe seguir en el cargo, pero lo siguen consistiendo. Si un Parlamento no cumple su reglamento, ¿qué credibilidad tiene? Ninguna. Bildu, Geroa Bai e Izquierda Unida están alargando los plazos y los días para que no caiga el Gobierno. Corrupción también al final de la legislatura. Es evidente que como dice el refrán “los pescados se pudren siempre por la cabeza”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Teología en la Música

Hace unos días la Orquesta Sinfónica de Navarra se presentaba al público con una sola sinfonía, la número cinco de Anton Bruckner (1824-1896). Para el profano en la materia, la interpretación de una toda sinfonía en solo una velada puede sugerir encontradas reacciones: o la obra es demasiado larga como…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Con quién simpatizaría más ante unas elecciones?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 25 de noviembre de 2009