Gracias Joseba Asirón, por dejarme sin coche

Maria López Roa 21 diciembre 2018 Cartas al director / Agenda

 

 

 

 

Escribe esta carta un ciudadano de a pie, y lo digo literalmente, ya que por desgracia me he quedado sin mi vehículo. Tras años y años apretándome el cinturón para poder llegar a pagar un humilde turismo, me encuentro sin medio de transporte con el que acudir cada día a trabajar. Y todo gracias a nuestro respetable alcalde, don Joseba Asirón. Puede que algunos se pregunten qué relación puede yacer tras semejante asociación. Y eso es porque seguramente no han pasado últimamente por la rotonda de Príncipe de Viana, donde se han registrado más de 47 accidentes al año durante los últimos tres años.

No obstante, nuestro honorable ayuntamiento ha decidido invertir parte del dinero de nuestros impuestos en poner patas arriba y, por qué no decirlo, reinventar el concepto de “aceras anchas” a lo largo y ancho de la Calle Pío XII, una de las más importantes arterias de nuestra gloriosa ciudad que, hasta la fecha, siempre había funcionado con normalidad por sí misma y cuyas orejas servían de útil acceso a varios de los barrios más transitados y comerciales de la capital navarra. Gracias, Joseba Asirón.

Considero que hablo en nombre de un amplio sector de los y las habitantes de Pamplona cuando afirmo sin lugar a la duda, que existe en nuestro amplio sistema vial urbano un sinfín de vías, tramos, rotondas, cruces, pasos de cebra, etc. que imploran a viva voz un reacondicionamiento digno del creciente volumen de tráfico que soportan a diario. A mi modo de entender, los escalofriantes y lamentablemente frecuentes atropellos acaecidos en diferentes calles de Pamplona estos últimos meses son una cruel muestra de que existen graves déficits, lo cual debería ser razón más que suficiente para que el ayuntamiento emprendiese un plan de acción en los puntos negros de la ciudad, en lugar de dedicarse a jugar a los constructores y realizar cambios de manera gratuita (ojalá lo fuera). Gracias, honestamente, al equipo al completo de Joseba Asirón.

La guinda del pastel es su despiadado ataque a los comerciantes del casco antiguo con el satíricamente llamado Plan de “Amabilización”, que condena a un lento e inexorable declive a los establecimientos situados en esta zona que se ven privados del flujo de clientes que, hasta hace unos meses, podían acceder con sus coches al casco antiguo sin ocasionar ningún perjuicio a nadie ni causar grandes congestiones.

Día tras día, mientras crece y se ensalza mi indignación, me pregunto en qué momento exacto me pareció una buena idea votar a este partido político que, lamentablemente, lejos de proteger a sus ciudadanos nos gobierna dando palos de ciego y hace oídos sordos a nuestra opinión y necesidades cotidianas. Gracias una y mil veces, señor Asirón, por convertir la ciudad de Pamplona en una perfecta ratonera.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Javier31 says:

    Su intención era convertir Pamplona en una ratonera, así lo dijo recientemente el concejal de Urbanismo. No tratan de mejorar lo que les gusta, sino de empeorar lo que no. Ellos deciden por ti, por tu vida. Son comunistas y no les gusta la libertad, se quieren meter en tu casa a decidir por ti. Échales, que se vayan, y bien lejos.

    ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 3

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Teología en la Música

Hace unos días la Orquesta Sinfónica de Navarra se presentaba al público con una sola sinfonía, la número cinco de Anton Bruckner (1824-1896). Para el profano en la materia, la interpretación de una toda sinfonía en solo una velada puede sugerir encontradas reacciones: o la obra es demasiado larga como…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Con quién simpatizaría más ante unas elecciones?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de junio de 2009