Aborto vs vientre de alquiler

Redacción 7 diciembre 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de Aborto vs vientre de alquiler

Tratando de buscar aspectos positivos en la frenética actividad del movimiento feminista, uno de ellos sería sin duda el rechazo a los vientres de alquiler. Lo que sucede es que el discurso feminista y progresista en general se encuentra plagado de incoherencias en lo que se refiere a esta cuestión.

X

En las últimas fechas, por ejemplo, precisamente porque en las últimas manifestaciones feministas han proliferado los eslóganes contra la legalización de la gestación subrogada, se ha suscitado un debate interno dentro de este colectivo puesto que tampoco se trata de un asunto totalmente pacífico. Curiosamente, las feministas que defienden el vientre de alquiler lo hacen amparándose, con cierta razón, en los argumentos de las feministas para apoyar el aborto. Si la mujer puede decidir sobre “su cuerpo” para abortar, ¿por qué no puede decidir sobre su cuerpo para prostituirse o gestar?

X

Amelia Valcárcel, una de las pensadoras de referencia del movimiento feminista que se opone a la gestación subrogada, en una entrevista en el Diario Vasco publicada hace unos meses se refería a este asunto diciendo que “’Mi cuerpo es mío’ es un eslogan, afortunado por cierto, pero no es un fundamento de derecho. No puedes decir mi cuerpo es mío para quedarte con el de otra persona. Lo más terrible que ocurre en este submundo que muchas personas quieren crear es querer utilizar el más hermoso de los nombres, que es el de la libertad, para avalar semejante asunto. Eso es lo más repugnante. ”. Efectivamente la argumentación de Valcárcel es válida, pero si lo es lo es también, casi palabra por palabra, para el aborto.

X

El derecho es del niño, no de la madre

Podríamos también recurrir en este asunto a los argumentos que la izquierda está utilizando para imponer SKOLAE, asegurando que el derecho a la educación es del niño y no de los padres. Y efectivamente es así, otra cosa es que la tutela de ese derecho, como el niño no lo puede ejercer por sí mismo, con carácter general lo ejerzan los padres, como en las democracias, o lo ejerza el gobierno, como en las dictaduras. Pero en fin, volviendo al debate de la gestación subrogada, si el derecho a la educación no es de los padres, sino del niño, ¿no es también del niño el derecho a la vida?

x

Es decir, en el aborto se le niegan los derechos al niño porque no se le considera un ser humano, y en la gestación subrogada se le niegan porque se le considera una cosa, y como tal se le vende o se le compra.

x

En realidad resulta un tanto chocante que en una sociedad tan aparentemente respetuosa, progresista, humanitaria y solidaria con el débil, haya que discutir si un niño es una cosa o si es un ser humano. Que no es una cosa resulta bastante evidente, y desde luego no puede ser una cosa si es un ser humano. Y que es un ser humano también está bastante claro porque es un ser vivo distinto de la madre (al punto que una mujer puede dar a luz a un hijo vivo bastante después de haber muerto), y porque las hembras de la especie humana no se quedan embarazadas de seres vivos de otra especie que la humana. Por tanto sus hijos son seres humanos. Otra cosa es que sean seres humanos no nacidos o en sus primeras etapas de desarrollo, pero es que lo que hace a un niño humano no es nacer ni pasar de una etapa a otra, sino el mero hecho de ser. Es decir, si tenemos a dos mujeres en el mismo mes de gestación y una tiene un parto prematuro y la otra no, es ridículo pensar que el niño prematuro es un ser humano por haber nacido y el otro no. Tampoco existe un momento posterior a la concepción en el que se pueda decir que hasta aquí es un ser humano y después no. Porque a partir de la concepción se inicia un proceso de desarrollo continuo, no hay una raya o un instante mágico en el que lo que no era humano un segundo antes lo es un segundo después. Podemos discutir si un billete es lo mismo que una moneda, o si una moneda de 2 euros es lo mismo que una moneda de 1 céntimo, pero no podemos discutir que es dinero. Tampoco podemos discutir que el niño es humano desde el primer momento en que se inicia su desarrollo, en el momento de la concepción, cuando comienza el embarazo.

X

La gestación subrogada-vientre de alquiler expresa también el conflicto de principios en el seno del progresismo y el feminismo al ser en parte una consecuencia perversa de la normalización del matrimonio homosexual, que demanda vientres de alquiler para conseguir los niños que las parejas gays por sí mismas no pueden procrear. Como en tantas otras ocasiones, el discurso progresista promueve por un lado lo que rechaza por otro. O repudia las consecuencias mientras alimenta las causas.

X

Naturalmente la normalización del vientre de alquiler conlleva la normalización de todo tipo de aberraciones. Desde el bebé medicamento a la eugenesia. Los niños como mercancía implicarían mercados de niños compitiendo por calidades y precios. Niños made in Germany a tantos euros. Si no le alcanza la cartera, busque el precio de madres chinas. No compre un niño ahora, espere al Baby Black Friday, plazo de devolución extendido hasta el 7 de enero con derecho a reembolso.

X

Pero claro, esto nos devuelve al principio de por qué se puede matar a un niño pero no venderlo. De hecho, ya puestos, por salvaje que fuera casi es mejor lo de venderlo. Un niño que iba a ser abortado, ¿total no es mejor dejar que nazca y matarlo sólo después de que se le pueda extirpar un órgano para transplantárselo a otro niño y salvarle la vida? Y para no dejar esto a la casualidad y asegurarse de que el niño que necesita el trasplante tiene el órgano que necesita, ¿no sería mejor poner un precio y dar una pequeña gratificación a los padres donantes? ¿Dónde está el límite una vez que decidimos que la vida humana no es sagrada desde su inicio?

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

De profundis, de Oscar Wilde

Termino de leer conmovido las que fueron las últimas obras de Oscar Wilde, escritas tras una experiencia fundamental en su vida, que fue la pena de dos años de cárcel en la prisión de Reading. Como prólogo a esta recomendación, empezaré diciendo que, una vez más, he descubierto la relevancia…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Qué le parece que Barcos haya aumentado la deuda pública de Navarra?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de marzo de 2012