El nefasto salario mínimo

Redacción 16 octubre 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de El nefasto salario mínimo

Oponerse a una subida del salario mínimo es totalmente impopular. ¿Quién podría oponerse a que cualquier trabajador cobre al menos 900 euros? ¿Hay alguna lógica para oponerse? Pues la hay, aunque decir subamos el salario mínimo a 900 euros cueste siete palabras y oponerse a ello exija bastantes párrafos. En un mundo en el que el límite de profundización intelectual es el tuit, los partidarios de la subida del salario mínimo ganan seguro. Otra cosa es que tengan razón y que, una medida aparentemente tan social y estupenda, tenga muchos efectos perversos.

X

Un salario mínimo de 1 millón de euros

¿Por qué subir el salario mínimo a 900 euros mensuales y no a 1 millón de euros? Es obvio que subir el SMI a 1 millón de euros sería imposible, ¿pero por qué es obvio que sí se puede subir a 900 euros sin generar el mismo tipo de efectos negativos? Es decir, si mañana por decreto se establece un salario mínimo de 1 millón de euros, no sólo no convertiríamos a todos los empleados en millonarios, sino que los enviaríamos al paro, porque nadie podría pagar nóminas de 1 millón de euros por empleado. Naturalmente esto que pasaría al 100% de los empleados con un salario mínimo de 1 millón de euros, no pasará al 100% de los empleados con un salario mínimo de 900 euros pero, ¿y si le pasa aunque sólo sea al 10% de los empleados?

X

El coste salarial

Es preciso señalar que para un empleador el coste de contratar a un trabajador no es de 900 euros mensuales, sino de unos 1.300 añadiendo las cotizaciones sociales. A su vez, para que un empleador pueda pagar 1.300 euros al mes a un empleado existe un límite que no es la ley, la moral o la buena voluntad, sino la productividad. Malamente se le pueden pagar 1.300 euros al mes a un trabajador que no produzca 1.300 euros al mes como mínimo. Si hablamos de vender bicicletas y cada bicicleta vendida arroja un beneficio de 130 euros, o cada empleado vende 10 bicicletas o no hay manera de poder pagarle el sueldo. Lamentablemente el gobierno puede establecer un salario mínimo para el trabajador, pero no puede establecer unas ventas o unos beneficios mínimos para el empresario.

X

La economía sumergida

¿Qué pasa si el empleado del ejemplo anterior, el cual se dedica a vender bicicletas, sólo vende 8 bicicletas al mes en vez de las 10 que harían falta para cubrir su coste salarial? Una opción es que sea despedido, con lo cual la subida del salario mínimo no sólo no lo habrá beneficiado, sino que le habrá mandado al desempleo. Otra opción es que siga trabajando en la tienda de bicicletas pero en negro, formando parte de la economía sumergida y con un salario inferior al salario mínimo. En realidad podría ganar igual de lo que gana ahora pero en precario, fuera de la ley y sin que el estado ingrese las cotizaciones sociales. ¿Ha mejorado alguien algo?

X

La inflación

Existe otra posibilidad y es que el vendedor de bicicletas, para poder pagar a su empleado 800 euros al mes en vez de 900 (sin contar las cotizaciones sociales), decida subir 100 euros el precio de las bicicletas. De este modo, si el empleado al que se le ha subido el salario 100 euros va a comprarse una bicicleta, resulta que todo lo ganado por un lado lo pierde por otro. Como esto vendría a suceder en todos los establecimientos de todos los sectores, la subida de salarios por un lado se podría ver anulada por una subida de los salarios por otro. ¿Ven ustedes cómo una idea tan aparentemente buena como la de subir el SMI en realidad puede desencadenar un montón de efectos negativos? ¿Empiezan a entender cómo Venezuela ha llegado a la situación en la que está gracias al tenaz asesoramiento de Podemos?

X

¿Por qué el salario medio es muy superior al salario mínimo?

Si se establece un salario mínimo de 735 euros, o de 900 euros, alguien podría preguntarse cómo es que hay gente cobrando salarios por encima de esas cantidades. ¿Se han vuelto locos los empresarios? Si la ley sólo les obliga a pagar 735 ó 900, ¿por qué pagan 1.000 ó 1.500 euros a algunos empleados?. ¿Por bondad? La respuesta es que el precio adecuado de los salarios, como todo, lo marca la oferta y la demanda en un determinado mercado. El empresario no puede elegir el salario de sus trabajadores, sino que se ve obligado a pagar lo que establece el mercado de trabajo. Existe en la economía una constante puja por los empleos y los salarios. Si se crea mucho empleo y el trabajador puede elegir, los salarios suben. Si el empleador necesita un empleado cualificado por el que pueden pujar varias empresas, el salario puede ser muy superior al SMI y muy superior desde luego al que querría pagar el empresario.

X

Donde el salario mínimo es más bajo, se vive mejor

Otra curiosa paradoja del pensamiento favorable al salario mínimo es que, como en todas las autonomías el SMI es el mismo, pero no en todas las autonomías existen los mismos salarios ni el mismo nivel de vida, en la práctica sucede que el SMI, comparativamente, es mucho menor en Madrid o la CAV que en Extremadura. Sin embargo, pese a ser comparativamente menor el SMI, en la CAV o Madrid hay salarios mucho mayores que en Extremadura y menos paro. Casi podría decirse que a menor salario mínimo más prosperidad se acaba generando.

X

Salario individual frente a salario mínimo

La idea de que el salario mínimo es bueno resulta cuestionable, de hecho no todos los países tienen salario mínimo. En esta lista podríamos incluir a Dinamarca, Noruega, Suecia, Islandia, Finlandia, Austria y, prácticamente, Alemania. No son países en los que los salarios estén por los suelos por culpa de la inexistencia de un salario mínimo. Lo que es una mala idea no es tanto que el salario mínimo sea 900 euros, ó 700 euros, ó 3.400 euros, sino que se determine arbitrariamente una cifra concreta como salario mínimo. En realidad, como antes se explicaba, el salario que un empleador puede pagar lo determinan, básicamente, la productividad del trabajador, los beneficios de la empresa, la fiscalidad o la oferta y demanda del mercado laboral. Como esto cambia con cada persona y cada empresa, lo más eficaz quizá sería que cada persona tuviera un salario distinto, con un contrato distinto, particularmente acordado con el empleador, libremente, en función de las peculiares características del empleador y el empleado. El ejemplo puede resultar un tanto extemporáneo pero, por ejemplo, así funcionan los fichajes de futbolistas. Sirva en todo caso lo anterior para ilustrar la afirmación de que esto de marcar los salarios a golpe de coleta no tiene por qué ser una idea tan buena como parece y, de hecho, puede ser una idea nefasta.

x

Hachazo a los autónomos

Hablando de efectos nefastos, la subida a 900 euros del SMI puede tener un efecto muy negativo sobre los autónomos. El motivo es que al subir fuertemente el SMI, automáticamente suben todas las bases mínimas de los diferentes grupos de cotización en el Régimen General, al que van ligadas. Puesto que el 85% de los autónomos cotizan por la base mínima, la subida del SMI que se ha planteado les supondrá pagar 420 euros más al año en cotizaciones sociales a más de 1,7 millones de autónomos.

X

Pelotazo para los políticos de Podemos

A quien no hay duda de que les beneficia totalmente la subida del SMI es a toda la casta de políticos podemitas, atrapada en un código ético autoimpuesto en virtud del cual los cargos electos sólo pueden cobrar tres veces el SMI y el resto del sueldo lo donan al partido. Según los cálculos de sueldospublicos.com, el incremento del SMI podría supner una subida de sueldo del 53% para los cargos electos de Podemos. Que a lo mejor no es por lo que proponen esta medida, pero ya de paso…

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Cuenco says:

    Regulación, normativa, imposición, planificación … A esta gentuza lo que de verdad les produce erisipela es la libertad de los demás.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 19 Thumb down 2

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Tierra de los hombres, de Antoine Saint-Exupéry1

En Ribadesella, Asturias, en la Playa de la Vega, termino de leer Tierra de los hombres, de Antoine Saint-Exupéry. Ha sido un día intenso, de soledad. x Qué inconfundible sensación de espacio abierto, de perspectiva luminosa, de pureza en la respiración leer a Saint-Exupéry. Más en estos momentos de aridez…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Cree usted que la imagen de Navarra se ha deteriorado con el gobierno del cambio?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de julio de 2013