A vueltas con la Transitoria Cuarta

Redacción 1 octubre 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de A vueltas con la Transitoria Cuarta

Por una u otra razón se vuelve a hablar de la Transitoria Cuarta. Uxue Barcos ha reaparecido para decir que mientras ella sea presidenta no sucederá que Navarra “no sea sujeto político de sus propias decisiones” y que, de todos modos, aunque “no puedo hablar lógicamente por el conjunto de los miembros del Parlamento”, que se active la T4 para una posible anexión a Euskadi “en un horizonte cercano no lo veo”.

x

También ha hablado de la T4 este fin de semana Albert Rivera, para pedir su derogación, durante un acto en Sevilla en el que Ciudadanos presentó una especia de decálogo programático cuyo punto cuarto es, precisamente, la reforma constitucional para la derogación de la T4, claro que el segundo punto, por extensión a Navarra, representa más bien una amenaza a los Fueros.

x

¿Maldición o privilegio?

En relación a la T4 existen dos posturas absolutamente contrapuestas en virtud de las cuales esta disposición es vista o como una garantía de la identidad y el autogobierno de Navarra o, precisamente, como la principal amenaza a esa libertad y ese autogobierno. Con escasas excepciones, quienes defienden que la T4 es una garantía para evitar la anexión a Euskadi son precisamente quienes pretende esa anexión, empezando por la presidenta, lo que nos lleva a lo contradictorio de su declaración.

x

La zorra cuidando del gallinero

Uxue Barcos tiene una forma peculiar de ponerse estupenda cada vez que dice algo quesignifica exactamente lo contrario de lo que en el fondo pretende decir, como cuando afirma que mientras ella sea presidenta no sucederá que Navarra no sea sujeto político de sus propias decisiones. Porque igual de estupendamente que dice eso, dice la presidenta (en tercera persona, como suele hablar de sí misma) que “en el caso del ejercicio de la Transitoria Cuarta Uxue Barcos votaría que sí”. Nótese que Barcos no dijo que votaría que sí según la oferta que hiciera la CAV, o que depende, o que sólo si todos los navarros tuvieran garantizado un apartamento en primera línea en Zaráuz, como sugiere ahora Garaicoechea que sería la idílica anexión. Barcos dijo que votaría sí a lo que prevé la T4, que es la incorporación al régimen vasco vigente, en el cual Navarra sería una mera diputación, no existe otra T4 a fecha de hoy. La contradicción es evidente con su afirmación de que mientras ella sea presidenta Navarra no dejará de ser sujeto político, puesto que votar sí en caso de que se activara la T4 significaría que Navarra dejaría de ser el sujeto político que es y de tener el autogobierno que tiene, para que el sujeto pasar a ser el sujeto político una Euskadi de cuatro diputaciones, de la que Navarra sería una más con las escasas competencias que tiene en la CAV una diputación. Barcos dice además que no ve en un horizonte cercano la activación de la Transitoria Cuarta lo que una vez más contradice el propio carácter “transitorio” de la disposición. De hecho lo transitorio mientras exista la T4 no es la dichosa disposición sino, por su naturaleza, la propia identidad de Navarra y su autogobierno, algo que no tiene sentido y ninguna otra comunidad española, incluso las más pintorescas y con menos sustrato histórico, tienen que tolerar.

x

x

Con la Transitoria Cuarta pasa una cosa muy rara y es que se nos vende casi hasta como si fuera un derecho, un derecho que no tienen los demás, como un privilegio. Es como si fuéramos a un hotel en el que nos dieran una habitación con una cabina de suicidio, pero sólo hubiera cabinas de suicidio en las habitaciones de los clientes negros, judíos u homosexuales. Vaya privilegio más raro. Añadan para completar el símil un vecino en la habitación de al lado con música de chistu a tope 24 horas la cual no está dispuesto a quitar más que si nos metemos en la cabina de suicidio. Todo esto por no volver a mencionar que la T4 es una trampa con camino sólo de ida, lo que nos lleva a la siguiente pregunta.

x

Si tan bueno le parece al PNV y Bildu, ¿Por qué no lo piden para Alava, Guipúzcoa o Vizcaya?

No deja de resultar llamativo que en 40 años la Transitoria Cuarta haya sido un “privilegio” que no ha despertado ninguna envidia. ¿Por qué nadie pide una reforma constitucional para que Murcia se pueda unir a la Comunidad Valenciana o La Rioja a Castilla León o Castilla León a Castilla La Mancha y a Madrid? Es más, si tan buena es, ¿ por qué quienes la defienden para Navarra no han concedido a Alava, Guipúzcoa o Vizcaya el derecho a unirse a Cantabria o a formar ellas solas una comunidad diferenciada? ¿Por qué la inestabilidad es buena para los navarros y mala para los demás? ¿Por qué poder decidir sobre la anexión a la CAV es una buena opción sólo hasta ser anexionados y después ya no? ¿Por qué ser el único sujeto de derecho cuestionado de todas las comunidades españolas es un privilegio y no una maldición? ¿De qué se supone que nos defiende exactamente la T4? ¿De que un día el Gobierno de España mande a La Legión a obligarnos a ser euskadianos para siempre? Si la T4 es la alternativa, puede que el riesgo merezca la pena.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 6 de mayo de 2009