Avueltas con la hora

Javier Iruretagoyena Del Valle 25 septiembre 2018 Opinión
Imagen de Avueltas con la hora

A vueltas con la hora Estos días se está hablando mucho sobre la consulta realizada por la Comisión Europea acerca de la llamada hora de verano, vigente en Europa desde la crisis del petróleo de 1973 y no es más que el añadir una hora más a nuestro reloj durante los meses de más horas de luz con el objetivo de aprovechar la luz solar por la tarde.

Pero retrocedamos un poco en la historia. Hasta el siglo XIX cada país y cada ciudad del mundo se basaba en su luz solar local de cada sitio, es decir, cuando el sol pasaba por su meridiano ese era su mediodía. Por ejemplo, cuando en Madrid eran las 12:00, en Barcelona eran las 12:23.

Esto no fue mayormente un problema hasta la llegada de los medios de transporte, particularmente del ferrocarril. Para hacer frente al problema, en 1840 la compañía ferroviaria británica creó el llamado “Railway Time” tomando como referencia la hora de Greenwich, un barrio de Londres. Fue el origen del llamado GMT (Greenwich Mean Time).

Más adelante, en 1884, en la conferencia del Meridiano celebrada en Washington D.C. se estableció que sería el meridiano de Greenwich el que se emplearía como referencia dando origen a su famoso meridiano y que atraviesa España por Aragón y la Comunidad Valenciana. Básicamente esto nos indica que cuando en Londres es mediodía, también lo es en Aragón y en la Comunidad Valenciana.

También se dividió los 360 grados de la circunferencia terrestre en 24 divisiones, separadas 15 grados una de otras, así pues, en la zona del meridiano 15º E sería una hora más que en Greenwich, es decir, el huso horario GMT+1, en el meridiano 30º E sería GMT+2, etc… Hacia el Oeste sería igual, pero restando horas.

En dicha conferencia, la España peninsular, al estar su territorio entre los 9º O y 3º E es atravesado por el meridiano de Greenwich, por lo tanto, le correspondió el horario GMT, es decir, sería la misma hora que en Londres. En el caso de Canarias, el archipiélago es atravesado por el meridiano 15º O, así que el huso horario que le corresponde es GMT-1, es decir, una hora menos que Greenwich, por lo tanto, es correcto que Canarias tenga una hora menos que la península.

Esto se mantuvo así, hasta la llegada de la 2ª Guerra Mundial. Durante la contienda, todos los países de Europa occidental adoptaron el huso horario GMT+1, incluido Reino Unido. España lo hizo el 16 de Marzo de 1940. Acabada la guerra, Reino Unido, Irlanda y Portugal volvieron al huso horario que le correspondía. España no lo hizo y desde entonces nos encontramos con que nuestros relojes marcan una hora más de lo que realmente deberían marcar.

Esta decisión, obviamente, ha afectado nuestro modo de vida que lo ha seguido marcando el sol, esto hace que nos levantemos más tarde, comamos más tarde, cenemos más tarde y nos acostemos más tarde. Es decir, lo hacemos a la vez que los británicos, pero con los relojes de Berlín.

En 1973 llegó la crisis del petróleo, y con ella el horario de verano. España, como los países de su entorno, también adelantó su hora durante los meses de verano pasando a ser GMT+2, es decir, en invierno estamos una hora por delante del horario que nos corresponde por nuestra posición geográfica y en verano estamos dos horas por delante.

Ahora la comisión europea estudia suprimir el cambio de horario que hacemos y dice que quiere dejar permanente la hora de verano. Está claro que quien lo ha sugerido lo ha dicho pensando desde Alemania o desde Bélgica, países ávidos de luz solar en invierno.

En nuestro caso quedarnos dos horas por delante de lo que nos corresponde sería un grave error, sobre todo en invierno. En primer lugar, en invierno amanecería sobre las 9:30, es decir, iríamos a trabajar completamente de noche. Es cierto que a mucha gente ya le ocurre, no olvidemos que llevamos arrastrando un error de una hora desde hace muchos años, pero la mayoría de la gente llegamos a la oficina cuando ya ha amanecido con la carga de energía que la luz solar nos aporta, aunque luego estemos debajo del flexo. Otro grave problema serían los niños, ¿tendríamos que llevarles de noche al colegio? ¿Cuánto les costaría levantarse al ver que todavía es de noche? ¿Iniciamos las clases a las 10? Los seres humanos estamos “programados” para iniciar nuestra actividad con la luz solar.

Vale, tendríamos una hora más de luz por la tarde y eso en verano está muy bien, apetece dar un paseo por el parque o sentarnos en una terracita a disfrutar unas tapas. Pero estamos hablando de Diciembre, Enero, Febrero. En esos meses hace frío y no apetece pasar tanto tiempo al aire libre, no tiene sentido.

Un problema semejante tendríamos si nos quedáramos con el horario GMT, el que nos corresponde, todo el año. En invierno estaríamos muy bien porque podríamos ser muy productivos por la mañana, pero es verdad que en verano anochecería a las 20h. y en verano apetece salir y hacer actividades al aire libre.

Creo que lo óptimo para España sería mantener los cambios de horario en primavera y en otoño, pero con el huso horario de Londres, es decir, el GMT en invierno, para ser totalmente productivos por las mañanas y el GMT+1 en verano, para poder aprovechar la luz solar en verano y si se quiere suprimir el horario de verano, creo que lo conveniente para España sería quedarnos con el horario GMT+1 ya que el error sería menor.

Adjunto una pequeña tabla para hacernos una idea de los amaneceres y atardeceres en verano e invierno en Madrid:

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 10 de octubre de 2017