El Palacio de los okupas, una bomba de relojería en materia de seguridad

Redacción 24 agosto 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de El Palacio de los okupas, una bomba de relojería en materia de seguridad

Más allá de que unos sujetos se apropien un edificio público para su disfrute privado, que con la connivencia del cuatripartito se salten todas las normativas laborales, fiscales, urbanísticas y sanitarias, o que lo llenen de simbología abertzale, el Palacio de Rozalejos es una bomba de relojería en materia de seguridad con la que se debería tener mucho cuidado.

X

El Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, en este sentido, según ha publicado Diario de Navarra ha advertido mediante una providencia al Gobierno de Navarra de los riesgos de “índole estructural, sanitarios y sobre todo de incendios derivados de la instalación eléctrica” que presenta el edificio. El juzgado señala además que el ejecutivo foral será el responsable de lo que pueda ocurrir en el Palacio de Rozalejo.

X

Abundando en estos riesgos, continúa la información del Diario, un informe de la Policía Foral advierte asimismo de que los okupas llevan a cabo obras con evidentes “riesgos de caída de personas al vacío o de objetos a la vía pública al tenerse constancia de que durante las obras en el tejado han quedado tejas sueltas y se ha roto alguna de ellas”, a lo que habría que añadir “riesgos estructurales por la realización de obras sin ningún tipo de supervisión técnica en un inmueble antiguo en deficiente estado de conservación”.

X

En lo que se refiere específicamente a los incendios, el poco sospechoso informe de la Policía Foral (en este punto cabe recordar que la consejera de Interior fue propuesta por Bildu) previene de “la carencia de sistema alguno de detección temprana de sobrecargas eléctricas y de humos”, e incluso de la utilización de soldaduras eléctricas y otras herramientas por parte de los okupas “sin las debidas condiciones de seguridad”.

X

Google, incendios y okupas

Una búsqueda en Google con los términos “incendio” y “okupas” inmediatamente arroja multitud de resultados preocupantes. Efectivamente, las casas okupas muestran una sospechosa proclividad a sufrir incendios, de los que las víctimas son a veces los propios okupas, a veces también los vecinos y siempre la generalidad de los ciudadanos, cuando el inmueble que arde es un edifico de titularidad pública. Esta es una captura sólo de los primeros resultados de los muchos que nos aparecen en Google.

x

x

X

Esperemos que no suceda tal cosa pero, si mañana se declara un incendio en el Palacio de Rozalejos, o le cae una teja en la cabeza a un viandante, ¿en qué se sustanciará la responsabilidad del Gobierno de Navarra? ¿Tendría que responder penalmente Uxue Barcos? Improbable. ¿Tendría que afrontar el Gobierno de Navarra una serie de eventuales costes e indemnizaciones? Lo más seguro. Pero, ¿quién pagaría todo eso? ¿Uxue Barcos de su bolsillo o el contribuyente como siempre con sus impuestos?

X

Lo que en cualquier caso se puede concluir respecto a todo este delirio del gobierno del cambio con los okupas es que, al margen de ahora haya una legalidad para los demás y otra para los okupas, o que no haya muchas más palabras que corrupción para definir la entrega irregular de un palacio a un colectivo ideológicamente afín al cuatripartito, ahora además tenemos entre manos un problema de seguridad evidente. Que no diga nadie después, si sucede algo, que cómo iba yo a saber o que jamás habría imaginado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Urko Jon says:

    Esperemos que un posible derrumbe o incendio no afecte a los edificios colindantes

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 1

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 21 de octubre de 2016