Paradójicamente, el acoso sexual a la tudelana está siendo silenciado

Redacción 2 agosto 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de Paradójicamente, el acoso sexual a la tudelana está siendo silenciado

Todos recordamos que las vísperas del pasado Puente de Mayo comenzaron con masivas protestas callejeras de reacción contra la sentencia de La Manada, llegando incluso a dar lugar a que nuestra clase política, tan inteligente, haya ideado medidas alejadas de ese requisito de mantener la carga de la prueba en quien acusa y supuestamente es víctima.

Dejando aparte la medida en la que esas feministas repudiasen la independencia del poder judicial, no podemos obviar la degeneración moral sesentaiochista-libertina que se puede comprobar tanto en los San Fermines como en todas las fiestas populares y multitudinarias que hay por toda la geografía española donde el alcohol y las drogas van que vuelan, y que en tantas ocasiones hemos denunciado.

El pasado 29 de julio, la Policía Municipal de Tudela arrestó a un grupo de jóvenes por un presunto abuso sexual contra una menor en un establecimiento de la localidad, en plenas fiestas patronales de Santa Ana. Se trataba de un bar en cuya cola de acceso al interior tres jóvenes le hicieron tocamientos a una chica menor de edad.

Dos de los tres detenidos por la comisión de esas  acciones quedaron en libertad, mientras que los progenitores de la menor fueron informados sobre la situación, y estuvieron en disposición de emprender las correspondientes actuaciones judiciales y policiales contra estos autores de un acoso sexual.

Eso sí, nadie ha organizado aún ninguna clase de protesta, ni extendido la convocatoria al resto de localidades navarras y españolas. ¿Por qué podrá ser? Estamos seguros de que una de las razones es que no se trataba de unos acosadores heterosexuales blancos cristianos -que podría ser, por ejemplo, belga-, sino de tres marroquíes (sí, africanos, musulmanes, …).

Dicho esto, no serían necesarias muchas explicaciones por la sencilla razón de que la dictadura de la “corrección política”, tan auspiciada por los “progres” de todos los bandos, prohíbe terminantemente cualquier actitud de denuncia de ciertos delitos cometidos por aquellos que protagonizan su “idílica sociedad multicultural”.

Sabido es también que quien advierta sobre esto será automática e inmediatamente intimidado con calificativos tales como “racista” o “xenófobo”. Pero claro, no se trata de ningún católico de profundas convicciones de algún territorio centroeuropeo. Como son musulmanes, ni se presentarán como acusadores los del Gobierno del Kambio.

En cualquier caso, con este suceso, se pretende denunciar, como en otros casos que se han producido en la Comunidad Valenciana, que el aumento tanto de acosos como de violaciones sexuales será una norma con el auge de la población islámica. Esto se daba ya en Alemania, Suecia y Reino Unido, donde se conocen y en la medida de lo posible se ocultan estos trágicos sucesos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 10 de agosto de 2010