La Unión Europea, empeñadísima en reconocer lo que no es matrimonio

Redacción 25 julio 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de La Unión Europea, empeñadísima en reconocer lo que no es matrimonio

¿Debería de reconocer el Estado el matrimonio?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Sabido es que el proyecto de consolidación de esa unión política que conocemos como Unión Europea ha dado lugar a varias armonizaciones legislativas y normativas, y se habla ya de un presupuesto económico.

Es más, sabemos que también les interesan ciertas “cuestiones sociales”, en base al marxismo cultural. Polacos y húngaros, con gobiernos que no se han doblegado a esta ideología gramsciana pueden explicárnoslo perfectamente.

Pero hay nuevas evidencias de esto, demostradas en los recientes movimientos de la justicia europea, casualmente, en relación a otro país de Europa Oriental, aunque en este caso, se trata de Bulgaria.

El caso es que a pocas semanas de comenzar el verano, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) dictó una sentencia según la cual, la libertad de residencia no debería de verse obstaculizada por el no reconocimiento de dichos enlaces.

La pareja sentimental formada por Adrian Coman (Târgoviste, Rumanía) y Clai Hamilton (San Antonio, Estados Unidos) emprendió cierta batalla legal al no reconocerse en Rumanía el permiso de residencia correspondido por tener un cónyuge de la UE.

Con esto pues podemos afirmar, independientemente de si se es progresista o conservador, que uno de tantos objetivos de la actual agenda eurocrática es la imposición del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sí, de garantizarle un reconocimiento jurídico privilegiado a las parejas homosexuales, que no goza de ninguna clase de coherencia semántica, no tanto por cuestiones eclesiásticas y religiosas.

Por matrimonio se entiende la unión de un hombre y de una mujer, etimológicamente hablando, como cierta matriz para la formación de una futura familia, de la que descienden quienes formarán parte de la futura sociedad.

Que dos individuos de sexo no opuesto quieran cohabitar juntos, amarse mutua y pasionalmente, y establecer cuestiones relacionadas con las herencias, no supone inconveniente alguno.

Lo que no se puede hacer es tergiversar un concepto y base semántica, contribuyendo así a la desestructuración de una institución natural que es la base para una sociedad fértil y floreciente.

De hecho, si se confía en el Estado para reconocer la institución del matrimonio, en absoluto ha sido nunca para adoptar una actitud relativista que abra la puerta a la poligamia (reivindicación islamista, por cierto) y la pedofilia.

Recordemos que la ideología de género es una corriente doctrinal totalitaria de corte marxista, que pretende destruir la familia, unidad de resistencia frente a burócratas liberticidas, aparte de cercenar libertades como la de conciencia y la de expresión.

Una vez dicho todo esto, que conste que con todo esto, la UE, aparte de practicar acciones reconocidas en la teoría gramsciana, está imponiendo el reconocimiento de una incoherencia semántica para privilegiar a ciertos lobbies.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Ignatius says:

    En mi opinión, a menudo se abusa del término Marxismo. Marxismo cultural se le suele llamar a una corriente hegemonica que se traduce en la implantación de un estatalismo absoluto. Es confuso el empleo de Marxismo para una cuestión que nada tiene que ver con las tesis de Marx. Ya se, lo de la escuela de Frankfurt etc… pero creo que el término no aclara del todo el concepto.

    Yo prefiero llamarle Estatalismo Cultural, o Estatalismo a secas. Ya que aclara mucho más su objetivo, la razón de su existencia y de que se promueva tanto desde todas las instituciones cercanas o pertenecientes al Estado.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 8 de septiembre de 2011