¿Ha sido un fracaso la manifestación de apoyo a las víctimas de Alsasua?

Redacción 18 abril 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de ¿Ha sido un fracaso la manifestación de apoyo a las víctimas de Alsasua?

Si le hubieran preguntado a usted antes de la manifestación cuanta gente iba a ir, la mayoría no hubiera dicho más de 2.000. Por consiguiente, que ayer hubiera unas 3.000 personas apoyando a las víctimas de la agresión de Alsasua no es un mal resultado, relativamente. El siguiente mapa muestra la medición de la superficie ocupada por los manifestantes. Era imposible atravesar la concentración salvo por el extremo opuesto a los Capuchinos, pegados a la pared, tocando a los concentrados y con mucha dificultad. No resulta exagerado por tanto considerar una densidad de 1,5 manifestantes por metro cuadrado.

x

x

Ni autoflagelación, ni autocomplacencia

Obviamente hubiera sido deseable y las víctimas lo merecían un número mucho mayor, aunque era difícil de esperar. Tal vez porque hay 160.352 navarros que votan al cuatripartito y 161.141 que votan en contra, pero los 161.141 que votan en contra son una masa mucho menos radicalizada y marcializada. Es decir, ambas masas son masas semejantes en tamaño pero con una capacidad de movilización callejera muy distinta. Seguramente también porque unos vienen de estar 30 años en la oposición y otros de estar 30 años en el poder. O lo que es lo mismo, unos vienen de estar 30 años en el gimnasio y los otros de estar 30 años en la poltrona, dejando que se encargaran de hacer las cosas Sanz o Barcina. ¿Y ahora qué? Pues ahora Son Barcos y Araiz los encargados. Ahora toca despertar, volver al gimnasio, bajar la tripa. Ahora hay que dar la vuelta a la tortilla. Ahora hay que recuperar la educación, la calle y los medios. Si alguien cree que va a recuperar el gobierno antes que la calle, la educacion y los medios tal vez confunde las causas con las consecuencias de los resultados políticos. Ahora son tiempos duros y estamos en baja forma, pero también estamos en cuatridieta severa. Como elemento positivo, además, el bloque de enfrente no es diez veces el nuestro. De hecho es ligeramente más pequeño que el nuestro en votos.

x

x

Hace unos años, cuando ETA asesinaba a una persona, se manifestaban 50, con la batasunada enfrente insultando, amenazando y lanzando objetos. Vencer al bloque de enfrente no es en absoluto un reto insuperable aunque, eso sí, haciendo nada para ganar cualquier reto es insuperable. Si uno se pregunta cómo es que tanta gente va a la manifestación de los agresores y tan poca a la de las victimas, pero resulta que cuando se lo pregunta está sentado en su casa frente al portátil, ahí tiene ya la respuesta.

x

Gracias al gobierno por no venir

Porque es un papelón para todo el mundo. Ayer en la defensa del agresor y hoy con el agredido no puede ser, y pidiendo además al agredido que sonría. Los representantes del gobierno del cambio tampoco están igual de cómodos (o igual de incómodos) cuando se manifiestan por las tesis de los agresores que cuando se manifiestan con las víctimas. No hay equidistancia alguna. En el discurso de los agresores están mucho más cómodos o eso parece deducirse de sus actos y de sus caras. En conclusión es perfectamente natural que ya directamente sólo se manifiesten en defensa de los agresores. Mucho mejor. Fuera caretas. Todo está más claro y todos estamos más cómodos. Navarra tiene un gobierno en manos de ultranacionalistas y radicales, que gobierna sólo para los suyos y contra algo más de la otra mitad de la población.

x

Qué salvajes y cobardes los jokines, oihanes y adures, y qué valientes las novias de los guardias civiles agredidos

El testimonio de ayer ante el tribunal de los agredidos revivió en toda su crudeza el linchamiento al que fueron sometidos los dos guardias civiles y sus parejas. Una orgía de violencia desatada en la que nadie medió, nadie intercedió, nadie ayudó y nadie siquiera llamó a la policía. Eso sí, dicen que son muy amables si te quedas tirado con el coche en la nieve. La actuación de las dos chicas resulta particularmente destacable, habiendo un momento en que una de ellas se echa sobre el cuerpo tendido de su novio para hacer de escudo humano, tratando de evitar que lo mataran a base de darle patadas en la cabeza. Las cuatro víctimas declararon con razón haber temido por su vida, una vida que todavía no han recuperado del todo.

x

Claro que es terrorismo, otra cosa es que a lo mejor merezcan 50 años de cárcel

Al margen de pasiones y prejuicios, ¿es terrorismo lo sucedido en Alsasua? Probablemente sí. Desde luego no fue una “trifulca”, ni un acto espontáneo ni aislado. Claramente los hechos tienen un contexto, unos antecedentes y un propósito de establecer un dominio sobre la calle y un estado de terror sobre todo aquel que no piense como la izquierda abertzale. Desde la quema de muñecos de guardias civiles a la propia escenificación previa de la agresión en una vídeo-guía, es evidente que esto es algo mucho más profundo y más significativo que una mera pelea de madrugada en un bar. Como resultado no hay plena libertad en Alsasua. Ni en Alsasua ni en muchos otros lugares. En Navarra no tenemos un Bronx o un Molenbeek, pero tenemos Alsasua y alguna otra localidad pendiente de desnazificar. Quienes planifican esa falta de libertad basada en el terror y quienes se rasgan ahora las vestiduras por la calificación de terrorismo son exactamente los mismos. Los ohianes, jokines y adures son sus meros peones. Meros peones, pero no menos miserables. Ser más tontos que quienes les incitan no les hace mejores, son más tontos y sólo eso. Por lo demás no muestran un ápice de compasión ni arrepentimiento. Ni siquiera reconocen los hechos. Aquí nadie sabe nada. Aquí nadie ha visto nada. Y dicen que no hay terror. Y dicen que no es terrorismo.

x

Claro que lo sucedido en Alsasua está más cerca de un acto de terrorismo que de una mera trifulca, si esos son los dos extremos de la discusión. La cuestión, por tanto, podría estar más bien en si 50 años son una pena excesiva aunque consideremos terrorismo lo sucedido en Alsasua. Desde luego todos sabemos que no les van a caer 50 años de pena aunque se califique lo sucedido como terrorismo. Eso es algo que simplemente están utilizando para victimizarlos. En una situación ideal la calificación sería terrorismo y dentro de la calificación de terrorismo habría un margen para que la pena no fuera ni 50 años ni tampoco la que correspondería a una “trifulca”. Pero uno no es juzgado en virtud de las leyes de un mundo ideal sino en virtud de la legislación vigente. En un mundo ideal los ikeres, adures y oihanes también hubieran sido más listos y habrían decidido pues que venga a repartir las patadas y puñetazos los recogenueces en persona y nosotros miramos y si eso después nos manifestamos o dentro de 5 años les bailamos aurreskus.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de diciembre de 2006