La carta de amor de Couso a Aznárez para que nos enteremos de cómo está Podemos

Redacción 5 marzo 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de La carta de amor de Couso a Aznárez para que nos enteremos de cómo está Podemos

Si desde Navarra Confidencial intentáramos explicar lo mal que está Podemos no lo haríamos tan bien como Carlos Couso, su propio portavoz parlamentario, el cual ha publicado una carta descriptivamente titulada “Para quienes no se están enterando de casi nada”. Pues eso, vayamos leyendo para enterarnos.

x

“El tipo no estaba muy bien de la cabeza. Había llegado al poder acomodando los mecanismos democráticos del partido a su conveniencia y cuando alcanzó su objetivo de estar en lo más alto, modificó todas las normas internas para asegurarse que nadie más pudiera hacer lo que él había hecho. Ahora el partido era él, la democracia era él, y su poder absoluto. Para asegurárselo, se rodeó de una enorme pléyade de burócratas, a los que encomendó revisar con lupa los documentos y las actas de reunión de todos los órganos representativos y ejecutivos de la década anterior. Cada persona que había manifestado o emitido un voto contrario a los intereses de su persona, por muy pequeño que fuera el detalle, era purgada sin piedad”.

x

Los argumentos de la acusación purgadora eran tan estúpidos la mayor parte de las veces que era necesario reforzarlos con mentiras y falsas acusaciones, desarrollando así una estrategia dirigida a la destrucción personal y vital de l@s acusad@s, como alternativa a no poder ganarles un debate político e ideológico. No se les purgaba porque una vez llegó tarde u otra expresó su criterio no coincidente con el del jefe supremo. Públicamente se les purgaba por ser agentes de Berlín, de Roma, de los aliados, y en todo caso contrarrevolucionarios que se habían situado fuera del partido, que era el jefe. Por eso había que eliminarnos sin piedad, porque en el fondo de lo que se trataba era de eliminar la competencia que pudiera tener el jefe para seguir siendo el jefe.

x

Vimos esto en el estalinismo de la década de los años 30 del siglo pasado, y luego lo hemos vuelto a ver mil veces durante las décadas posteriores y hasta hoy en día en muchísimas organizaciones políticas y sindicales en todas las partes del mundo, aunque con adaptación a las formas de cada momento, y salvando las distancias con los gulags y las balas. Por eso estamos como estamos… Cada vez que surge un movimiento político alternativo a todo lo existente y de izquierda que se organiza para intentar tomar democráticamente el poder, aparece un jefe rodeado de burócratas a los que nadie vio en las trincheras de los tiempos duros, se las apañan para llegar hasta arriba, y una vez allí maniobran para convertir su poder en absoluto, modificando de inmediato todas las normas internas a su conveniencia, desnaturalizando la organización, y purgando a tod@s aquell@s que se rebelen. Nada importa que la organización se parta en dos, o en mil pedazos. El jefe solo tiene un objetivo, que es él mismo.

x

No hay nada más repugnante que ver una y otra vez cómo en las organizaciones de izquierdas se purga a las gentes que están más a la izquierda, y que para ello no se duda en mentir y lanzar falsas acusaciones para tratar de destruir sus personas a falta de poder ganarles un debate político. Se da a entender claramente que no se tiene ninguna intención de desarrollar un programa político de izquierda.

x

Pues en esas estamos ahora mismo en Podemos Ahal Dugu. Tras ganar por 28 votos unas elecciones internas, el nuevo secretario general, Eduardo Santos, en vez de reconocer que la situación es prácticamente un empate, y que eso requiere la integración de todas las partes para hacer el partido más grande y democrático, hace justo todo lo contrario, como si hubiera obtenido la mayoría absoluta y por goleada”.

x

Es posible que sea una impresión nuestra, pero Couso está sugiriendo en esta carta que Aznárez, o Santos, tanto montan Isabel y Fernando, están mal de la cabeza.

x

Que están organizando una purga estalinista para liquidar a sus opositores internos en Podemos con argumentos estúpidos y mentiras.

x

Que es un mal endémico de las organizaciones de izquierda purgar a los que están más a la izquierda de la organización.

x

Y que ganar una elecciones por un poco no es ganar, es empate y hay que repartir el poder.

x

Pero atención, porque Couso no ha hecho más que empezar.

x

A renglón seguido acusa a la candidatura ganadora de las primarias de “cargarse a l@s trabajador@s del partido que se habían significado con la otra candidatura, y l@s despide ni más ni menos que aplicándoles la legalidad resultante tras la reforma laboral de Mariano Rajoy, que nuestro partido viene diciendo que quiere derogar”.

x

Además, se queja e que se filtre a la prensa “un informe elaborado también por la ejecutiva en la que se descalifica totalmente al grupo parlamentario, al que -por ejemplo- se acusa entre otras cosas de que sus integrantes no cumplen con los horarios, como si nuestro trabajo fuera estar encerrados dentro del Parlamento a jornada completa. Como si estar en la calle, en las fábricas, y en todo tipo de reuniones con asociaciones profesionales, con personas a título particular, con multitud de colectivos sociales, sindicatos, etc no fuera parte del trabajo que hemos de hacer”. Eso de estar encerrado en el Parlamento desconectado de la gente es algo que se puede reclamar a gente como Iñigo Alli, no a los parlamentarios de Podemos.

x

A continuación, Couso nos cuenta que “las denuncias contra Laura y otras personas del partido las presenta un burócrata de la UGT de VW, que jamás ha presentado una sola denuncia contra la multinacional en 30 años”, que las denuncias las tramita la ejecutiva de Santos donde “entre otras perlas”, dice Couso, “también está Aznárez, que vino de donde vino y por lo visto sigue estando donde estaba diez minutos antes de venir”, para que las juzgue finalmente una comisión “que preside otra señora que dice venir de trabajar profesionalmente con Juan José Lizarbe y Roberto Jiménez. Mucho antiguo régimen entre l@s amig@s de Santos, ¿no?”, se pregunta Couso. Pues sí, pero eso ya lo sabía Couso en 2015. ¿O era distinta la información que tiene ahora Couso de la que tenía cuando se formó la lista electoral o cuando mandaba Laura Pérez? Si Laura Pérez hubiera tenido 28 votos más en vez de 28 votos menos, ¿estaríamos hablando ahora de la pureza de los orígenes de cada uno?

x

Frente a estos antecedentes, Couso continúa explicando que “l@s cuatro parlamentari@s que no tragamos con toda esta porquería en el partido, vistas las cosas, nos rebelamos y decidimos que para evitar males mayores teníamos que hacernos con la portavocía del grupo parlamentario, más que nada porque con la firma del portavoz se puede expulsar del grupo a quien se quiera, y si se dan expulsiones medio partido no va a admitir que se entreguen las actas para que el grupo parlamentario esté al 100% en manos de la otra mitad”.

x

Seguidamente, Santos relata cómo el otro bando de la formación morada intentar bloquear la sustitución en la portavocía del grupo parlamentario, las maniobras de Santos tratando de implicar a todo el cuatripartito, el intento de Aznárez de echar a la letrada mayor…

x

¿Creen ustedes de la crónica de Couso se detiene ahí? Ni mucho menos, porque añade en su artículo que la presidenta del Parlamento es responsable nada menos que de “haberse saltado la Ley de Contratación Pública para adjudicar a dedo los servicios audiovisuales del Parlamento que se tenían que haber adjudicado a través de un proceso de concurrencia competitiva, asunto denunciado judicialmente por las empresas del sector con sentencia favorable a los demandantes”. Y además, recuerda Couso, hay “otras cosas como haber usado el coche oficial para irse de vacaciones, por lo que remata Couso que “no podemos entregar las actas y el partido a este tipo de gente”. Pero sí dejar que presida el Parlamento de Navarra, sin embargo.

x

O sea, que vamos llegando al nudo del asunto.

x

Que de entregar las actas nada de nada: “A los sesudos analistas políticos, tertulianos, columnistas y demás expertos que nos dicen que hemos de entregar nuestras actas y el partido a toda esta gente, les tenemos que decir que nosotr@s también pensaríamos así desde fuera y sin mucho conocimiento de las cosas, pero que cuando lo sufres directamente y en tu propia casa ya es otro cantar”. Efectivamente, es muy distinto exigir a los tránsfugas que entreguen las actas cuando son otra persona y de otro partido. En general siempre es mucho más fácil pedir a los demás que hagan lo correcto que hacerlo uno mismo.

x

Naturalmente Couso y el resto de lauristas consideran que “Arreglar todo este zipostio es una responsabilidad que creemos tener ante las 46.000 personas que votaron en mayo de 2015 un programa político y un partido muy distinto de éste”, que “esta vez la burocracia reformista no se va a cargar esta organización de izquierdas para vivir del cuento” y que, tranquilos todos, al menos por su parte queda asegurada la continuidad del cambio en Navarra “hasta el final de legislatura”. Vamos, que no les confundamos con unos vulgares jetas cuando son unos héroes épicos.

x

Como ha quedado puesto de manifiesto el relato de Couso sobre Podemos Navarra resulta demoledor, al punto que acusan a Santos de pedir a los socios del cuatripartito en la Mesa del Parlamento “ni más ni menos que prevaricaran en su favor”, negándose a aceptar el cambio de portavoz de Podemos, a Aznárez de conceder a dedo contratos que tienen que ganarse por concurso o usar privadamente el coche oficial, y al conjunto de la facción ganadora de las primarias de ser unos antidemócratas, unos mentirosos, de llevar a cabo purgas estalinistas y, lo peor de todo con diferencia, de venir muchos de ellos del PSN.

x

Lo cierto es que poco se puede objetar a todo lo que los lauristas dicen de los aznarezcistas, el problema es que tampoco se puede objetar mucho a lo que los aznarecistas dicen de los lauristas.

x

Porque efectivamente hubo unas primarias y las primarias las ganaron los aznarecistas. Vale que las ganaron por unos pocos votos, pero es que así es la democracia. ¿Acaso pide Pablo Iglesias una mayoría reforzada para decidir por ejemplo la independencia de Cataluña? ¿Vamos a pedir mayoría reforzada para destituir a Laura Pérez y va a valer con un sólo voto de diferencia la independencia de Cataluña? Véase también lo que sucede en la propia Navarra. El cuatripartito tiene 26 diputados frente a 24. En voto popular, las fuerzas del cuatripartito tienen menos votos que las fuerzas que se les oponen. ¿En qué momento de los casi 3 años que llevamos de cuatripartito han dicho Couso y los suyos que hay que consensuar las políticas con la otra media Navarra que no votó el cambio?

X

Gracias a una diputada que no se apropió del acta, los lauristas son ahora mayoría

Habría que recordar también que Laura Pérez, la contratada ilegal en el concejo que presiden y vicepresiden sus padres, cuando era ella la secretaria general gobernó con mano de hierro. ¿O acaso no recuerda Couso todas las denuncias públicas y privadas a la forma autoritaria de ejercer el poder de Laura Pérez? ¿No recuerda a Fátima Andreo? Esta diputada, eso sí, tuvo la elegancia de dimitir y entregar su acta, a diferencia de lo que están haciendo los lauristas. En realidad gracias a la elegancia de Andreo tienen mayoría los lauristas, ya que a Andreo la sucedió Fanny Carrillo. Los lauristas no tienen que entregar las actas porque los otros sean muy buenos, sino porque sacaron 28 votos mas en las primarias. Y porque cuando un diputado se apropia de su acta, aunque técnicamente es suya, puesto que no se le votó a él sino a la sigla se le llama tránsfuga.

x

x

Para terminar, da la impresión de que Couso piensa que las purgas estalinistas son una cosa que la izquierda moderada le hace a la izquierda radical. De eso nada. Sólo faltaba que se nos intente vender a la izquierda radical como la víctima histórica de las purgas cuando es la izquierda radical la que ha protagonizado las purgas estalinistas. Que Stalin no era un moderado. Que no eran cítaras y ramas de laurel lo que a lo largo de la historia han llevado en las manos los izquierdistas más radicales. Que hay que ser muy fenómeno para meterse en un partido leninista-estalinista, cuyo líder se hace fotos con la bandera de la URSS, o publica tuits exaltando a Lenin, Castro y Chávez, para quejarse después de las purgas estalinistas.

x

Para terminar, la pregunta es cómo va a pedir Couso a los navarros que voten a Santos y Aznárez. O cómo van a pedir Santos y Aznárez a los navarros que voten a Pérez y Couso. Con todo lo que se están diciendo unos a otros. Y teniendo ambos razón.

x

x

x

http://www.noticiasdenavarra.com/2018/03/02/politica/navarra/para-quienes-no-se-estan-enterando-de-casi-nada

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (3)
  1. Cuenco says:

    Menuda colección de zascas.

    Couso, si a la izquierda, resumiendo, “siempre le pasa lo mismo” es que la izquierda no es muy diferente a las demás ideologías y, además, es tonta.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 0

  2. Ignatius says:

    Sr. Couso.
    Se agradece que denuncie las irregularidades de la señora Aznarez, (¿donde está la prensa? y sobre todo ¿para qué?) pero pareciera que si no hubieran surgido los intentos de purga no estaría usted denunciandolas.

    Asi todo, en el régimen de partidos sólo nos enteramos de las mierdas cuando se rasga la alfombra del consenso que todo lo cubre.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  3. De Navarra says:

    Pero bueno, ¿creía el “arrobado” Sr. Couso que estaba formando parte de un grupo de boy-scouts?. ¿No conocía los métodos de los partidos bolcheviques desde que Lenin los hizo debutar en 1917?. ¿No sabe que actualmente la mayor cantera bolchevique está en la Universidad Complutense, de la que proceden sus jefes (con sucursales en otras muchas Universidades)?.
    Que venga por aquí un bolchevique a explicarnos algo sobre la validez y la interpretación de las votaciones es, cuando menos, patético. Tal vez nos pueda explicar el resultado de las elecciones de febrero de 1936, cuando el nefasto Frente Popular tomó el poder en España y nos llevó a una guerra civil.
    Y luego viene lo más enternecedor cuando dice: “nadie los vio (a sus jefes) en las trincheras de los tiempos duros”. ¿En que trincheras luchó el Sr. Couso o sus jefes? ¿En qué tiempos duros le ha tocado vivir? ¿Entiende como tiempos duros aquellos en que, tal vez, ha tenido que madrugar para ir, (también tal vez), a trabajar?.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de marzo de 2018