Los lauristas cuestionan que las elecciones internas en Podemos no estén manipuladas

Redacción 22 febrero 2018 Noticias
Imagen de Los lauristas cuestionan que las elecciones internas en Podemos no estén manipuladas

X

UPN va a pedir explicaciones en la Mesa y Junta de Portavoces del próximo lunes después de que Diario de Navarra haya publicado que la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, ha llevado a la reunión de seguimiento del cuatripartito el relevo de la actual letrada mayor de la Cámara foral.

X

En opinión de los regionalistas, “está situación sería aún más grave si el planteamiento de la presidenta del Parlamento viniese condicionado por los últimos informes elaborados por los servicios jurídicos de la Cámara, consecuencia de la crisis interna que padece el Grupo Parlamentario de Podemos”.

x

Para UPN, sería inadmisible que se pretenda jugar, personal o partidistamente, con un cargo de responsabilidad y asesoramiento jurídico de una institución como es el Parlamento de Navarra, en la que están presentes todos los representantes del pueblo navarro elegidos democráticamente, y que “debe actuar con total y absoluta independencia, imparcialidad, objetividad y rigor”.

x

UPN ha recordado que es la Mesa de la Cámara quien realiza el nombramiento del letrado mayor , aunque sea a propuesta de la presidenta, y esto no se puede confundir con una designación de la presidencia de la Cámara que esté al albur de los intereses personales o políticos de un partido o partidos concretos.

X

La actual letrada mayor, Idoia Tajadura, fue nombrada al comienzo de la legislatura a propuesta de Ainhoa Aznárez. Por tanto no parece que Aznárez tuviera que tener un problema con la idoneidad de la actual letrada. Más aún, sería indiferente que lo tuviera, pues como recuerda UPN el presidente, o en este caso la presidenta del Parlamento, se limita a proponer a la letrada mayor, pero es la Mesa del Parlamento quien tiene que aprobar el nombramiento. Ni la presidenta aprueba el nombramiento, ni tiene sentido que habiéndose nombrado ya una letrada mayor la presidenta intente quitar y poner letradas a capricho.

X

Naturalmente no se puede ignorar que este movimiento de Aznárez llega entre dos circunstancias muy precisas. Efectivamente, el movimiento de Aznárez justo en este momento no parece casual.

X

En primer lugar hay que recordar que hace apenas dos semanas los servicios jurídicos del Parlamento de Navarra ratificaron la capacidad de los grupos parlamentarios para organizarse autónomamente. De este modo, puesto que entre los 7 miembros del grupo parlamentario de Podemos hay mayoría de lauristas (4 a 3), los lauristas tenían mayoría y autonomía para organizar el grupo y, por ejemplo, cambiar las portavocías, o expulsar a alguien del propio grupo.

X

A la presidenta del Parlamento le puede gustar o le puede no gustar esta realidad, pero no puede cesar a la letrada mayor porque no le gustan los dictámenes de los letrados del Parlamento. Si la función de los letrados consistiera meramente en dar la razón sistemáticamente a al gobierno o a la presidencia del Parlamento, sobrarían directamente los letrados. Resultaría inadmisible que Aznárez pretendiera relevar a la letrada mayor por un informe que no le gustó a la presidenta.

X

Pero es que además, en segundo lugar, hay otro hecho para explicar el movimiento de Aznárez que quizá resulto incluso más significativo para pedir el relevo de la letrada mayor. Una de las consecuencias de suscribir la autonomía del grupo parlamentario de Podemos para organizarse a sí mismo, como adelantamos ya hace dos semanas, es que la mayoría de lauristas podría incluso expulsar a Aznárez del grupo parlamentario, y resulta que el artículo 39.3 del Parlamento de Navarra determina que el presidente del Parlamento cesará en su condición de tal si deja de pertenecer a su grupo parlamentario. Dicho de otro modo: Laura Pérez podría expulsar a Ainhoa Aznárez de la presidencia en cualquier momento.

X

Una de las razones de Aznárez para echar a la letrada mayor, por consiguiente, podría ser intentar nombrar a otra letrada mayor que cambiara o limitara la autonomía del grupo parlamentario de Podemos a fin de que no la pudieran expulsar y con ella sacarla de la presidencia. Si resultaba inadmisible que la presidenta del Parlamento relevara a la letrada mayor por suscribir informes contrarios a sus designios, igual de inadmisible o más sería que lo hiciera para atornillarse a su sillón de presidenta.

X

Los letrados del Parlamento de Navarra, además, no están sino avalando una autonomía de los grupos parlamentarios generalmente reconocida, al punto de que en el Parlamento de Baleares ocurrió algo muy similar, cuando (aunque por una causa muy distinta) el grupo parlamentario de Podemos expulsó a Xelo Huertas con lo que la susodicha perdió la presidencia de la cámara balear. Es Ainhoa Aznárez la que estaría intentando hacer algo excepcional para mantener su puesto y no a la inversa.

X

¿Cómo alguien que fue contratada ilegalmente en el concejo que preside su madre puede hacernos algo así?

Da la impresión de que los líderes podemistas, como sus referentes bolivarianos, tienen serios problemas con la democracia cuando la mayoría no les da la razón. Pero es que es muy fácil ser demócrata mientras se gana. Cuando uno demuestra que es verdaderamente demócrata es cuando pierde. Con eso y con todo, que no nos diga tampoco la facción aznarezista que echan a Laura Pérez por lo ejemplar y severo que es su código ético, que nos da la risa, puesto que ese mismo código ético permitió nombrar secretaria general a una persona que había sido ilegalmente contratada en el concejo presidido por su madre y vicepresidido por su padre, con todas las sospechas inherentes a semejante suceso. O meter a una desahuciadora en el Parlamento. Y no sólo eso.

X

Hace justo un año Laura Pérez (por simplificar) suspendía de militancia a Margarita Agudo, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos en Navarra (el equivalente a las ejecutivas tradicionales), tras realizar una serie de críticas al liderazgo laurista y su deriva política. No le parecía mal el puño de hierro a Laura Pérez cuando era su mano la del puño de hierro. Pero es que además Margarita Agudo señaló un hecho sumamente grave que ponía en duda hasta la legitimidad del cuatripartito, ya que el apoyo de Podemos al Acuerdo Programático que sustenta al gobierno foral, según los estatutos de Podemos, exigía ser refrendado por la Asamblea del partido y con una participación mínima del 10% de los inscritos. Durante todo el verano del 2015, denunciaba Margaria Agudo, “se nos dijo que, por problemas informáticos, no se facilitaba el porcentaje de participación en esta consulta. Hasta que nos enteramos que realmente no se había llegado a ese 10%”.

x

Ahora la situación es distinta. Son los lauristas los que han perdido el poder y los que sufren el reverso de la política de hierro que ellos mismos practicaban, y en este contexto están realizando algunas declaraciones llamativas. En las últimas horas, por ejemplo, Carlos Couso ha puesto en duda tanto las elecciones telemáticas de Podemos que se organizan en Madrid como la limpieza de las primarias en Navarra.

X

x

Todo lo anterior hace cuestionarse la aptitud para gobernar de los miembros de un partido que es incapaz de gobernarse a sí mismo. O lo que es peor. Todo lo anterior viene a confirmar los temores de quienes dudan de las convicciones democráticas de Podemos, temor alimentado tanto al ver lo que hacen sus referentes ideológicos (como los Castro o Maduro) como al observarse la mano de hierro implacable que se aplican unos a otros por turnos, así como al observar su escaso respeto a las normas y los procedimientos a la hora de conseguir sus propósitos, o como al escuchar las acusaciones que se cruzan internamente unos y otros de manipular los resultados de las votaciones y efectuar pucherazos. Que ya no es que lo diga alguien desde fuera, que es que lo dicen todos los de dentro, aunque sea por turnos.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (3)
  1. Cuenco says:

    Rememorando a Groucho: estos son los criterios de los Servicios Jurídicos del Parlamento, pero como no nos gustan, imponemos otros.

    Palomitas a mansalva.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

  2. txiki80 says:

    Problemas técnicos. Lasai, Echenique está trabajando en ello.

    ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 0

  3. Ignatius says:

    En el parlamento hay exactamente CERO representantes del pueblo navarro.
    Consecuentemente es normal que los cargos se pongan y depongan con criterios tan inmorales como lealtades y favores exclusivamente personales.
    UPN lo sabe, como es obvio, pero tienen que hacerse los decentes. Es parte de la comedia.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que aunque Chivite sea la presidenta se encuentra sometida a la tutela de Uxue Barcos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 6 de marzo de 2007