Nadie que se sienta español vote a Podemos

x

Tras el esperpento vivido ayer en el Parlamento de Cataluña, en el transcurso del cual el PSC, Ciudadanos y el PPC abandonaron la cámara como gesto de protesta, se vivió una escena particularmente vergonzosa cuando una diputada de las que se quedaron en el escaño para continuar con la farsa, no contenta con ello, se levantó a retirar las banderas españolas que los diputados del PP habían dejado en sus escaños al abandonarlos. He aquí el momento en que Angels Martínez, diputada de Catalunya Sí que es Pot a propuesta de Podem, retira las banderas de España.

x

x

El gesto de Angels Martínez diffícilmente puede pasar desapercibido ni dejar de provocar indignación por la falta de respeto y el antiespañolismo que supone. No es ya que la diputada Martínez, a la vista está de su apellido que sin ninguna raíz ni conexión con el resto de españoles y la nación española, retire la bandera de España como algo sucio, ajeno y contaminante. Es que retira las banderas españolas y deja las de Cataluña, en un claro gesto de hispanofobia. Es decir, no es que le parezca mal sacar unas banderas en el Parlament, sino la española en concreto. Pero es que además, en nombre de la libertad de expresión, su formación se caracteriza por presentarse continuamente en las cámaras con todo tipo de letreros, camisetas y pancartas, o bien por defender su uso por parte de otros, ya se ve que con la llamativa excepción de la bandera española. Es difícil digerir por añadidura que si una diputada en el Parlamento de Cataluña se levanta para arrancar unas banderas españolas ni siquiera sea una diputada de ERC o de la CUP, sino de Podemos y apellidada Martínez. Seguro que ella cree actuar así en nombre de sus orígenes, su historia, sus antepasados, su lengua, su cultura… Que por cierto, no son incompatibles con lo catalán más que en su cabeza y la de quienes piensan como ella.

x

Podemos: nada con los que se sienten españoles, todo con los enemigos de España

Interesa subrayar que esta diputada, más allá de las ficciones estratégicas, es una diputada de Podemos. Un partido que odia a España no puede pretender gobernar España. Estamos todos locos si ponemos en la presidencia o en el gobierno de España a un antiespañol. A gente que dice que su patria no es España sino la Sanidad, pero que después se envuelve sin problemas en la ikurriña, en la bandera catalana, en la bandera venezolana, en la de la URSS... en todas menos en la de España. Es posible que en los últimos tiempos haya bajado mucho el listón con los requisitos para ser presidente del Gobierno de España, pero un requisito imprescindible debería ser al menos el sentirse español, porque  va a tener que trabajar mucho y esforzarse mucho por España, enfrentándose a menudo a otros hombres que defienden los intereses de otros estados, a menudo contrapuestos a los nuestros. Todos esos hombres serán hombres que amen a Francia, en el caso del presidente de Francia, o a Alemania, en el caso del presidente alemán. No se puede jugar un partido con un equipo al que le da igual el escudo o si gana el otro equipo. Es más, alguien que seguramente prefiere al otro equipo y estima más a Cuba o a Letonia antes que a España. No se puede tampoco poner al frente de Coca-Cola al mayor accionista de Pepsi.

X

Si Podemos odia a España pues qué le vamos a hacer, pero que no aspire entonces a presidirla, ni a vivir de lo que cobra de los españoles. Y en todo caso, nadie que se sienta español vote jamás a Podemos. Porque Podemos está SIEMPRE con los enemigos de España y a Podemos le molesta y le sobra España. Puede que no sea así para muchos de sus votantes, pero así es para sus dirigentes.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (6)
  1. Indarra says:

    Martinez, tan catalana como vasco el mayorg Ramiretz q fue ayer a ver el golpe de estado a Barcelona. Tantas horas en los baños de los bares es lo que tiene

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 3

  2. De Navarra says:

    Qué cantidad tan grande de odio a España tendrá esa individua que, aún estando visiblemente limitada para andar sin ayuda, ha subido todos los escalones para hacer realidad su fechoría.
    ¿Qué serían los nacionalismos sin tontos útiles como Marínez o Ramírez? ¿Qué serían esos Martínez y Ramírez sin el nacionalismo?.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 1

  3. Ispan1 says:

    Desde luego en Cataluña están con los secesionistas asi que no busquen justificaciones . Han logrado quitar las banderas españolas, los retratos del Rey, todo lo que huela a español , y como anécdota hasta si es necesario prohibir con pantallas ver los partidos de la Selección. Y la Angels se permite poner sus manos en la bandera de España, mientras la Anna Gabriel l( vean la foto) sonrie y en fin se ve con la mano asi….. . Todas estas marxistas-leninistas trufadas con Bakunin , catalanas 100 por 100 desde al menos Vifredo el Velloso., es decir Ana con ancestros andaluces y ya ven Martinez , apellido catalán desde los Barcas cartagineses
    Sigue el golpe de estado , al final no solo como he dicho se inscribiran los nombres de parlamentarios y del gobierno regional como Don Opas o Don Julián, si no que tambien hacen méritos para soltar aquella sombra errante de Cain que se refirió A.Machado y que habiamos logrado encadenar .
    Los secesionistas traidores nos llevan al desastre .

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

  4. euphorbia says:

    Esta Martínez cree ser de izquierdas pero es una FASCISTA con todas las letras. Cuántos hay de estos entre la izquierda hispanófoba.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  5. obabatarra says:

    Resulta bochornoso ver a esta señora arrancar las banderas españolas de los escaños ajenos. Más bochornoso ha sido escucharla hoy: apenas es capaz de articular palabra. Parece que chochee.

    Es cierto que cualquiera que se sienta español no debe votar a Podemos. El problema es que esto da igual a mucha gente. Durante décadas la izquierda española ha coqueteado con los nacionalismos periféricos porque el españolismo le sonaba a franquismo. Esto no ocurre en Francia, por ejemplo. Sin embargo, a medida que nos alejamos del franquismo este rechazo a la españolidad o a la idea de España no desaparece, sino que se acentúa. El nacionalismo crece donde antes no tenía sitio, como Baleares o Valencia, donde se alía con una izquierda que rechaza la idea de España. La españolidad, la hispanidad, se ha convertido en un casus belli para la izquierda española. Pablo Iglesias es amigo de los abertzales que aplauden lo que está sucediendo en Cataluña. Por favor, ¡Bildu está gobernando Navarra y Pamplona!

    La situación es extrema.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 1

  6. De Navarra says:

    Euphorbia, tenga Vd. en cuenta que el fascismo y el nazismo comparten la misma raíz: el comunismo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0