Las dietas de la CAN y las dietas de Uxue Barcos

Redacción 12 junio 2017 Noticias
Imagen de Las dietas de la CAN y las dietas de Uxue Barcos

x

Todas las comparaciones, dicen, son odiosas, pero hace muy poco tiempo aún del escándalo de las dietas de la CAN y todos tenemos el caso lo bastante fresco como para que resulte difícil no trazar algunos paralelismos.

x

x

Respecto al caso de las dietas de la CAN, eso sí, sabemos ya el resultado final, cosa que no sabemos aún del caso Barcos. El caso de las dietas de la CAN nos parecerá bien, nos parecerá mal, pero legalmente no hubo irregularidades. Nos pueden parecer pagos inmorales, exagerados, inapropiados e injustificados, pero no fueron ilegales. En el mejor de los casos, dentro de unas semanas Uxue Barcos podrá decir lo mismo de su asunto. Sólo en el mejor de los casos.

x

x

Uno de los aspectos más escandalosos del caso de las dietas de la CAN fue el cobro de dobles y triples dietas por unas reuniones aparentemente intrascendentes. Eso sí, por lo menos había un acta y sabemos que esas reuniones se celebraban. En el caso de las dietas de Barcos, la presidenta cobró por cientos de reuniones “fantasma” que ni sabemos si existieron.

x

A favor de los afectados por el escándalo de las dietas de la CAN, se puede decir que, antes de que los tribunales se pronunciaran, varios de ellos decidieron motu proprio devolver el dinero cobrado. Aunque la Justicia determinó que los cobros eran legales, ellos devolvieron el dinero incluso antes y al margen de lo que dijera la Justicia. Podrían haberse quedado el dinero y no les habría pasado nada. De algún modo asumieron que, como percibía la ciudadanía, que todo fuera legal no implicaba que no fuera feo. No todos devolvieron el dinero por lo que, en el caso de Uxue Barcos, en la comparativa ella se alinearía con ellos. Eso sí, podría suceder que el Tribunal de Cuentas le obligara a Barcos a devolver el dinero. En tal caso Barcos quedaría peor incluso que quienes cobraron las dietas de la CAN y no las devolvieron.

x

Políticamente, el caso de las dietas de la CAN supuso un auténtico tsunami en la política navarra. Aunque no fue condenada y devolvió el dinero, Yolanda Barcina vio truncada su carrera política por culpa de este caso, incluso sin sentencia condenatoria de por medio. Con condena o sin condena judicial, había un reproche social evidente y generalizado.

x

Por alguna extraña razón, parece que Uxue Barcos no experimenta antes de la resolución de su caso un reproche tan amplio, incluso de los suyos, como el que tuvo que soportar Barcina antes de la resolución favorable del suyo. De este modo, si las dos resultaran totalmente absueltas, Barcina habría tenido que padecer una merma de su fama mucho mayor que Barcos. Habrá quien lo considere injusto. Habrá quien considere que los casos no son comparables. Sin embargo, será difícil que Uxue Barcos salve los muebles si el Tribunal de Cuentas le condena a devolver el dinero. E incluso aunque el Tribunal de Cuentas no la condene, como con la CAN, una parte de la ciudadanía seguirá pensando que la suposición de que Barcos se pasaba los días festivos acumulando reuniones fantasma es un asunto feo. Como mínimo, feo.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (4)
  1. El famoso euskoembudo y la no menos famosa euskodoble cara de medir.
    Label vasco de karadurateak, oiga.
    Y así, TODO.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 29 Thumb down 3

  2. SantiagoCervera says:

    La noticia, al margen de los aspectos valorativos, contiene un error de base. La CAN sí pagaba incluso sin asistir a reuniones. En la instrucción que hizo la jueza Benito se comprobó, por ejemplo, que Roberto Jiménez devengó media dieta un día que estaba viendo un partido de fútbol en Valencia. A los miembros de la Junta de Entidades Fundadoras les pagaban incluso por no asistir a tal junta, y esto está acreditado.

    Además, puestos a hacer comparaciones, sería conveniente que los árboles no impideran la visión del bosque. Lo de las dietas de la CAN fue una manera de comprar voluntades políticas mientras algunos fantoches expoliaban la entidad y jugaban a ser banqueros de postín. Y lo que hizo Barkos fue lo mismo que hicieron decenas de concejales, precedentes y/o coetaneos, para los cuales se había ideado un sistema de dietas que era no otra cosa que una forma de asignarles unos emolumentos como representantes públicos. Si las reuniones se justificaron o no, no lo sé. Pero sí sé que así se hacía en el consistorio desde tiempo atrás.

    Apunte final: el Tribunal de Cuentas no es un tribunal de justicia, como dice la información, sino administrativo. Y nombrado por los partidos políticos, por cierto.

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 16 Thumb down 18

  3. ultzama says:

    alguien sabe algo de los de KONTUZ….. jajajaja, si tanto les preocupaba las dietas (que me parece muy bien), ahora con Barcos están ESCONDIDOS en las ALCANTARILLAS jajajajaja…., vamos que parece que MAMA Barcos en este tema ha dejado a los de KONTUZ escondidos en las alcantarillas jajajaja, vamos que visto lo visto hasta las RATAS DE ALCANTARILLA son mas NOBLES que los de KONTUZ, porque todos sabemos que las RATAS de ALCANTARILLA salen SI o SI todos las noches a la calle, cosa que los de KONTUZ solo salen a la calle cuando les dan ORDENES de EQUIPO jajaja…, y sobra decir quien da las ORDENES de EQUIPO.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 14 Thumb down 1

  4. Estricuel says:

    Pobre Doña Ujue… Está a dietá hasta los domingos, los festivos y las vacaciones. Qué fuerza de voluntad!

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 2

Encuestas

¿Quién cree usted que ganó ayer el debate?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de agosto de 2019