Decir que los hombres tienen pene, ¿es odio?

Redacción 1 marzo 2017 Noticias
Imagen de Decir que los hombres tienen pene, ¿es odio?

x

“Hay niñas con pene y niños con vulva”, decía provocadoramente la campaña de Chrysalllis hace unas semanas. Y añadía: “Hablemos de ello”.

x

Pues no. No se puede hablar de ello. Cuando lo que se debatía era la campaña de Chrysallis, hasta el Parlamento de Navarra aprobó una declaración apoyándola. Ahora que otra organización propone una campaña con el punto de vista opuesto, quienes antes apoyaban la campaña y la libertad de expresión de unos, piden que se prohíba la campaña y la expresión de las ideas de los otros. Para decir que los niños tienen pene, se acabó la libertad de expresión.

x

¿Debate? ¿Qué debate?

Para que haya un debate tiene que haber libertad para expresar puntos de vista distintos. En este momento, por el contrario, da la impresión de que al menos la campaña de que los niños tienen pene sirve para evidenciar que no hay libertad para debatir si los niños tienen vulva. Los niños pueden tener vulva y punto. Tener pene no significa nada. Prohibido decir lo contrario. Decir lo contrario es odio. ¿Cuántas veces hemos oído decir que las ideas no delinquen? ¿Qué pasó con aquella máxima atribuida a Voltaire (seguro que falsamente, pero da igual) diciendo que no estoy de acuerdo con lo que dice, pero defenderé con mi vida su derecho a decirlo? Hay libertad para sustraer formas consagradas, hacer exposiciones ofensivas y lucrarse con ellas. O para disfrazarse de Virgen María y luego convertirse en dragqueen durante una performance. Se reclama libertad para raperos que ofenden a las víctimas del terrorismo o hablan de matar a todo aquel que esté a la derecha de Podemos. Hay libertad para decir que tener pene o vulva no nos convierte en hombres y mujeres… Pero no hay libertad para decir que los hombres tienen pene.

x

x

¿Y cómo llamamos a los que tienen pene?

Pues si no les llamamos hombres, vaya usted a saber. No son niños, no son hombres…. ¿qué son? ¿Aviones? ¿Qué palabra usamos para distinguir a los humanos que tienen vulva de los que tienen pene o a los hombres con pene de los hombres sin pene? Es todo tan absurdo que decir que los hombres tienen pene y las niñas tienen vulva es odio. Ahora bien, si un niño dice que se siente una niña, entonces para ser niña hay que operarle y quitarle el pene. ¿En qué quedamos? Hasta a la hora de hacer listas paritarias, para ser políticamente correctos hay que contar las vulvas y los penes, aunque distinguir penes y vulvas es odio.

x

Decir que los mancos son mancos, ¿es odio a los mancos?

Si alguien es estéril, impotente, calvo o miope, no es odiarle decir que existe la esterilidad, la impotencia, la calvicie o la miopía. Decir que un manco no es manco no resuelve el problema del manco. Decir que es normal que haya niñas con pene tampoco lo hace. Negar los problemas no resuelve los problemas ni nos hace más tolerantes. Tener problemas no hace a nadie menos estimable. No tener problemas es casi inhumano. Nadie dice que haya que negar el cariño a un niño o una niña que tienen importantes problemas; al contrario, hay que multiplicarlo. La ideología de género tiene palabras para descalificar a todos quienes se oponen a ella: homófobos, transfobos… son ellos los intolerantes y los que, salta a la vista, están extendiendo el odio y la intolerancia a quien no piensa como ellos (el autobús no lo han quemado, aún, es un fotomontaje muy inspirador que ya está circulando).

x

x

La tabla rasa

Hay un libro de Steven Pinker, titulado “La tabla rasa, la negación moderna de la naturaleza humana”. La obra de Pinker sostiene que, pese a que en teoría ya nadie discute que en el comportamiento humano influyen tanto la educación como la genética, en la práctica hemos vuelto a pensar que la naturaleza humana no existe, que sólo somos educación, que todo es aprendido, que esencialmente no somos nada, que no tenemos instintos, que la biología es irrelevante, que lo real es virtual, que no somos ni niños ni niñas, que nacemos siendo una hoja en blanco, una tabla rasa.

x

En el fondo, lo que nos intenta vender la ideología de género es justo esto. Que no existe la genética, que no existe la biología, que no existe la naturaleza humana, que no hay un patrón biológico, que no hay un soporte físico material al comportamiento humano, que somos todo subjetividad. Paradójicamente, en otro tiempo eran pensadores religiosos los que sostenían que la naturaleza humana era perfectamente dual (alma por un lado, cuerpo por otro). Resulta curioso ver cómo cuando el dualismo estricto ha quedado desfasado por los avances científicos, ahora llega la ideología de género para reponerlo. O ni eso, porque ahora somos todo ingeniería social, ni siquiera dualismo. Y está prohibido pensar lo contrario. De algún modo, La Isla del doctor Moreau encarnaría modernamente la ideología de género y el intento de convertir a los seres, separándolos de su naturaleza, en seres distintos diseñados en un laboratorio ideológico. Los métodos coactivos del doctor Moreau, quién lo iba a decir, ni siquiera parecen ya tan distintos de los de Cifuentes, empeñada en convertirse a toda costa en la musa de los que no le votan.

x

Quien cree en la tabla rasa, atribuye a la cultura todo el poder para rellenar el papel en blanco que sería nuestra naturaleza, supuestamente, cuando nacemos. No es casual por tanto que quien cree tal cosa intente controlar ferreamente todos aquellos instrumentos que entiende que le pueden servir para dominar a los seres humanos, escribiendo en la mente en blanco de los demás su propio pensamiento. Por eso…

x

Decir que los hombres tienen pene es odio.

Decir que sólo las mujeres se quedan embarazadas es odio.

Decir que dos hombres no pueden tener un hijo es odio.

Decir que dos mujeres no pueden tener un hijo es odio.

x

Bienvenidos a 1984.

x.

x

Relacionado:

Los transexuales arrepentidos

El 41% de los transexuales se intentan suicidar

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (6)
  1. Patricia says:

    Y el PP, en otra de sus mil traiciones,regaló muchos votos de contrarios a la ideología de género a los partidarios de esta.No en vano tiene a Maroto,Levy y Cifuentes entre sus capos y son los tres fanáticos de LGTB.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 34 Thumb down 5

  2. Las tonterías de lo políticamente correcto nos han llevado al lodo de la astracanada patrocinada por el NOM.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 31 Thumb down 4

  3. LIBERAL SEXUAL says:

    “A las mujeres no hay que entenderlas, hay que amarlas” Oscar Wilde, el mismo que dijo que la mejor lengua para hablar a una mujer era el francés (¡Qué facha!¿Eh? ¡Mira que no decir que era el euskera!)

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 17 Thumb down 5

  4. Ispan1 says:

    !Osú! A este paso , me planteo si puede estimarse como no políticamente correcto y ofensivo decir que voy al urólogo por lo de la próstata o debo de callarme . Claro está que espero que no me den cita para el ginecólogo..

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 17 Thumb down 1

  5. obabatarra says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 4

  6. obabatarra says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 3

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 27 de febrero de 2018