Segunda Comisión parlamentaria sobre la CAN

Rafael Berro 19 enero 2017 Opinión

x

Ha reaparecido recientemente en la prensa la segunda Comisión parlamentaria sobre Caja Navarra, que por lo visto lleva ocho meses funcionando. Lo que sigue intenta mostrar que esaa Comisión carece de credibilidad y de sentido político, y es una máquina de propaganda contra UPN. Una Comisión parlamentaria viene a ser un juicio político en el que las conclusiones son la sentencia. En este caso es un juicio político a UPN, pues los hechos investigados son de la legislatura anterior en la que UPN gobernó. Lo primero que hay que exigir en un juicio para que la sentencia sea creíble es que el juez sea imparcial. En este caso de la CAN, los jueces imparciales (jueces, Banco de España y expertos policiales) han estudiado el caso y no han encontrado irregularidades. Al cuatripartito esto le resulta irrelevante, y para determinar responsabilidades políticas  no ha acudido a un juez imparcial y competente (¿la Cámara de Comptos?). Él mismo se ha erigido en juez (en la Comisión parlamentaria tiene mayoría para decidir las “conclusiones”). Obviamente no es un juez imparcial. Es juez y parte -juez parcial-  y con animadversión política manifiesta contra UPN. Las sentencias que pueda dictar un juez así, las conclusiones de esta segunda Comisión en este caso, no merecen  credibilidad. De semejante juez cabe esperar que busque  el desprestigio político de UPN para derrotarlo en las urnas. No la verdad. Según esto, la segunda Comisión parlamentaria sobre la CAN carece de credibilidad, está desacreditada.

x

Pero hay algo más que es relevante. Antes de constituirse esta segunda Comisión ya había tenido lugar un juicio político imparcial sobre la actuación política de UPN en la legislatura anterior: las pasadas elecciones forales. Efectivamente las elecciones fueron un juicio político con un veredicto sobre UPN dado por el único juez político soberano y válido en una democracia (y además imparcial), el electorado. Ése  sí fue juicio válido de responsabilidades políticas. De aquí resulta que esta segunda Comisión parlamentaria es un sinsentido político:  es un  juicio político con un juez parcial que pretende llevarse a cabo cuando  el encausado ya ha sido juzgado políticamente por el auténtico juez que encima es imparcial, los electores. La primera Comisión parlamentaria sobre la CAN pudo tener  sentido, pues se puso en marcha al final de la legislatura pasada, cuando aún no había habido elecciones y los electores aún no habían juzgado y dictado sentencia política sobre UPN con su voto. Pero ahora, una vez que el juez soberano e imparcial (el electorado) por sí mismo ya ha juzgado y dictado sentencia, que venga una parte no imparcial de los representantes del  juez soberano   pretendiendo  juzgar y dictar sentencia, es un disparate político enorme, propio de la incompetencia y del juego sucio del cuatripartito.

x

Siendo el cuatripartito un juez parcial y políticamente contrario a UPN es esperable –hemos dicho- que no busque ni diga la verdad. Para ratificarse en esa idea basta con recordar por ejemplo a Bildu asegurando (Romeo) que había grabaciones de gritos de “Asirón al paredón”; o (Korres) que UPN tenía que pedir perdón por el PAI; o (Asirón) que retiraba del Ayuntamiento los cuadros de los Reyes de España por su baja calidad estética; o a Barkos ocultando la ikurriña en campaña electoral; o presentando el contrato regalado a su hermano como ética y estéticamente irreprochable; o  los tuits de la Portavoz  sobre los tartazos a Barcina como una condena de la violencia con ironía, sacada de contexto por la oposición; o viendo “lamentable” que la oposición  pida respuestas por  la no condena de Bildu de la paliza de Alsasua etc.. Todo apunta a que las conclusiones de la Comisión sobre la CAN serán una muestra de lo que pasa con la verdad cuando un asunto entra en el contexto del cuatripartito. En una entrevista en la prensa de 9 de Octubre de 2.016, el abogado Ruiz de Erenchun decía a propósito de esta segunda Comisión parlamentaria: “Tengo la absoluta convicción de que va a ser igual que la Comisión de Lourdes Goicoechea y que tendrán preparadas las conclusiones y lo que van a decir”. Todo lo anterior indica que las “conclusiones” están decididas  de antemano, que no serán verdaderas conclusiones sino un intento de manipular al electorado en contra de UPN.

x

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que el coronavirus es una grave amenaza para el mundo?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 27 de abril de 2017